Alaba al Señor, alma mía

(Salmos 145,2) Alaba, alma mía, al Señor, no olvides ninguno de sus beneficios. (3b) sana todas tus dolencias; (4b) y te cubre de amor y compasión; (5) Él colma de bienes tu vida.

Las pequeñas cosas, aunque sencillas en su manifestacion, pueden ser grandes en su significado sobre nuestras vidas. Una cosecha de gozo puede ser recibida de la siembra de pequeñas cosas que fluyen espontaneamente de un corazon generoso, y vienen a nosotros gratuitamente de un Dios misericordioso.

Te invitamos a escuchar esta bonita alabanza…

Alaba al Señor alma mía – Sal 145 by Natalia Cáceres

“Demos la bienvenida y hagamos nuestro cualquier bien que el presente nos traiga, aunque sea pequeño—Saludos amistosos, la luz sol, el canto de las aves y las flores—deleitandonos con la pureza de un niño por las pequeñas cosas.– R.C. Trench

En nuestras vidas, en muchas formas simples, familiares y acogedoras, Dios infunde este elemento de la alegría de las sorpresas de la vida, que inesperadamente iluminan nuestros días, y nos llenan los ojos de luz. El vierte la dulzura en la copa de sus hijos, y hace que esta desborde.— S. Longfellow

One Response

  1. ANA VICTORIA Responder

Reply