Busca primero a Dios – Evangelio de Hoy

El Evangelio de Hoy
Sabado 22 de Junio de 2013
Busca primero a Dios . Es posible vivir sin preocupaciones.
santo Evangelio según san Mateo 6, 24-34

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro, o bien obedecerá al primero y no hará caso al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero.

Por eso les digo que no se preocupen por su vida, pensando qué comerán o con qué se vestirán. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Miren las aves del cielo, que ni siembran, ni cosechan, ni guardan en graneros y, sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿Acaso no valen ustedes más que ellas? ¿Quiénes de ustedes, a fuerza de preocuparse, puede prolongar su vida siquiera un momento?

¿Y por qué se preocupan del vestido? Miren cómo crecen los lirios del campo, que no trabajan ni hilan. Pues bien, yo les aseguro que ni Salomón, en todo el esplendor de su gloria, se vestía como uno de ellos. Y si Dios viste así a la hierba del campo, que hoy florece y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, hombres de poca fe?

No se inquieten, pues, pensando: ¿Qué comeremos o qué beberemos o con qué nos vestiremos? Los que no conocen a Dios se desviven por todas estas cosas; pero el Padre celestial ya sabe que ustedes tienen necesidad de ellas. Por consiguiente, busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas se les darán por añadidura. No se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá ya sus propias preocupaciones. A cada día le bastan sus propios problemas».

Oración
Señor, ¡venga tu Reino! Eres el deseo más profundo de mi corazón. En este momento de oración te quiero complacer y agradar. Te ofrezco todo lo que soy y todo lo que tengo. Concédeme abandonarme con espíritu filial en tu providencia que cuida de mis más pequeñas necesidades.

Petición
Dios mío, ayúdame a confiar siempre en que todo lo que suceda en mi vida, coopera al bien, si vivo en el amor a Ti y a los demás.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Busca primero a Dios – Evangelio de Hoy
Es posible vivir sin preocupaciones.

«Pero cada día hay tantas dificultades con las que nos encontramos en nuestro corazón, tenemos tantas preocupaciones por el futuro, que nos podemos preguntar si la alegría plena y duradera a la cual aspiramos no es quizá una ilusión y una huída de la realidad. Hay muchos jóvenes que se preguntan: ¿es verdaderamente posible hoy en día la alegría plena? Esta búsqueda sigue varios caminos, algunos de los cuales se manifiestan como erróneos, o por lo menos peligrosos. Pero, ¿cómo podemos distinguir las alegrías verdaderamente duraderas de los placeres inmediatos y engañosos? ¿Cómo podemos encontrar en la vida la verdadera alegría, aquella que dura y no nos abandona ni en los momentos más difíciles?

Dios es la fuente de la verdadera alegría
En realidad, todas las alegrías auténticas, ya sean las pequeñas del día a día o las grandes de la vida, tienen su origen en Dios, aunque no lo parezca a primera vista, porque Dios es comunión de amor eterno, es alegría infinita que no se encierra en sí misma, sino que se difunde en aquellos que Él ama y que le aman» (Benedicto XVI, Mensaje para la XXVII Jornada Mundial de la Juventud).

Reflexión
«Es preciso, por tanto, rechazar la excesiva confianza en lo pasajero o la desmedida preocupación por hacer acopio de recursos materiales, con la certeza de que no podrá faltarle al hombre el auxilio de Dios en sus verdaderas necesidades»

Diálogo
Señor, mis preocupaciones e inquietudes acerca de las necesidades materiales de la vida cotidiana me hacen perder de vista lo que es verdaderamente importante: aspirar a la santidad, para establecer el reino de Cristo en mi propia vida y en la vida de quienes me rodean. Por eso te pido que el fuego de tu amor me lleve a sentir la urgencia de mi misión, y que todos mis temores y ansiedades, se desvanezcan al vivir abandonado a tu Providencia, buscando por encima de todo tu Reino.

Propósito
Ante las dificultades de este día recitar el salmo 23 (22): El Señor es mi pastor, nada me falta.

«Quisiéramos ver con claridad y tener la certeza absoluta del camino que hemos de seguir. Pero Dios se vale de muchas circunstancias, pequeñas y providenciales, para irnos descubriendo su voluntad y su plan sobre nosotros»

El Evangelio de Hoy
Sabado 22 de Junio de 2013
Busca primero a Dios . Es posible vivir sin preocupaciones.
santo Evangelio según san Mateo 6, 24-34

Reply