Conocerte mas para amarte

El Evangelio de Hoy
Sabado 26 de Enero de 2013
conocerte mas para amarte y saber hacer opciones fundamentales.
Del santo Evangelio según san Marcos 3, 20-21

En aquel tiempo, Jesús entró en una casa con sus discípulos y acudió tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse sus parientes, fueron a buscarlo, pues decían que se había vuelto loco. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Jesús, yo creo firmemente que Tú eres el Hijo de Dios que vino a este mundo para salvarnos. Ilumina mi oración para que sepa descubrir en ella tu voluntad y los medios para poder vivir de acuerdo a lo que Tú dispongas.

Petición
Señor, concédeme conocerte más para amarte y seguirte fielmente.

Meditación
conocerte mas para amarte y saber hacer opciones fundamentales.

«En el fondo, se trata de la decisión entre el egoísmo y el amor, entre la justicia y la injusticia; en definitiva, entre Dios y Satanás. Si amar a Cristo y a los hermanos no se considera algo accesorio y superficial, sino más bien la finalidad verdadera y última de toda nuestra vida, es necesario saber hacer opciones fundamentales, estar dispuestos a renuncias radicales, si es preciso hasta el martirio. Hoy, como ayer, la vida del cristiano exige valentía para ir contra corriente, para amar como Jesús, que llegó incluso al sacrificio de sí mismo en la cruz. Así pues, parafraseando una reflexión de san Agustín, podríamos decir que por medio de las riquezas terrenas debemos conseguir las verdaderas y eternas. En efecto, si existen personas dispuestas a todo tipo de injusticias con tal de obtener un bienestar material siempre aleatorio, ¡cuánto más nosotros, los cristianos, deberíamos preocuparnos de proveer a nuestra felicidad eterna con los bienes de esta tierra!» (Benedicto XVI, 23 de septiembre de 2007).

Propósito
Examinar qué tanto dejo que me influya el qué dirán de los demás en mis decisiones.

Diálogo con Cristo
Gracias, Señor, por estos momentos de oración que me has concedido. Te pido la gracia más importante: la de amarte con un amor real, personal, apasionado y fiel. Que seas Tú mi criterio, mi centro y el modelo de mi vida, porque el amor no puede permanecer estático, debe llevarme a la entrega desinteresada, sin importar la opinión ni el aplauso de los demás.

«También contra esto existe un remedio: Cristo. Cuando palpemos la ingratitud y la infidelidad, mirémosle y Él suplirá con creces…»
(Cristo al centro, n. 685).

El Evangelio de Hoy
Sabado 26 de Enero de 2013
conocerte mas para amarte y saber hacer opciones fundamentales.
Del santo Evangelio según san Marcos 3, 20-21

Reply