CONSECUENCIAS DE OLVIDARSE DE DIOS EN EL MATRIMONIO

Error que se da en muchos matrimonios. Esto implica la ruina matrimonial. Cuando en la casa no se ora, cuando no hay una relación profunda con Dios, cuando no hay un amor auténtico a Dios, cuando la familia no se congrega, cuando no se comparte la palabra, cuando no hay bendición de los alimentos, cuando no hay nada, cuando Dios no aparece en la casa, el matrimonio va a la ruina.

 

¿Por qué? Porque humanamente no se puede amar con amor de permanencia; porque humanamente no se puede ser fiel, humanamente no se puede perdonar, humanamente no se puede comprender o ceder. Solamente con el amor de Dios se puede llevar la fidelidad adelante, la comprensión y el perdón. Solamente con Dios usted puede hacer feliz a su cónyuge; sólo con el amor de Dios dentro de usted, dentro de su hogar.

 

Donde hay una familia auténticamente cristiana, donde se respira el amor, hay como un núcleo, como un rayo de luz que ilumina el ambiente; porque esa familia es como levadura en la masa que va ayudando y enriqueciendo a la comunidad.

 

Cada uno de nosotros debe, entonces, comprender que la vida familiar es una vida muy importante y hay que cultivarla al máximo. Por eso, aprenda a valorar a su cónyuge y a sus hijos. Aprenda a valorar la familia donde está. Cultive al máximo el amor de Dios. ¡Valore lo que tiene, no sea que lo pierda! ¡Es su familia, es su casa, es su esposo, es su esposa, un tesoro que Dios le dio! Dele gracias a Dios por ese tesoro. Cultive lo que tiene, no lo destruya. ¡Vamos, defienda su hogar! Su hogar es sagrado, es como un santuario.

 

Revísese usted y pregúntese: ¿Cómo está su hogar? ¿Cómo es su actuación en casa? ¿Cómo está contribuyendo al amor en su familia o, más bien, es usted un elemento que está destruyendo la vida familiar? Comprenda que su misión es muy importante.

Haga un esfuerzo para cambiar. ¡Sí, salve su familia, salve su hogar! Necesitamos que su familia sea maravillosa y no se olvide que con Dios se puede. ¡CON DIOS, LA FAMILIA ES INVENCIBLE!

Reply