CUANDO DIOS TE CIERRA UNA PUERTA

 

 

“Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” Apocalipsis 3,8

Esta es una gran promesa del Señor, muchas veces nos quejamos cuando las cosas no han salido segùn nosotros quisieramos o segùn las hemos planeado para nuestra vida; sucede cuando tambièn luchamos por mantener alguna puerta abierta y vemos que todo esta en contra, pero aùn asi estamos necios en mantenernos ahi sin darnos cuanta que Dios quiere cerrarla para abrir otra.

Hay muchos ejemplos en la vida, que a lo mejor puede estar pasandote a ti:

En un empleo, el cual no nos sentimos bien porque estamos siendo acosados laboralmente o algunas veces nos piden hacer cosas que no van con nuestros principios; pero puede ser que ganemos bien y eso nos  mantiene ahi, los obstàculos siguen pero seguimos empeñados en no entender que Dios quiere darte un empleo mejor.

Tambièn en relaciones de noviazgo, puede que estemos en el pecado de la fornicaciòn o que sabemos que nuestra pareja no actùa segùn la voluntad de Dios; sin embargo seguimos ahi por miedo o temor a la soledad, tambien ahì Dios quiere abrirte otra puerta.

Confiemos en DIos, veamos cada dia el sol al amanecer y la luna y las estrellas al anochecer y nos daremos cuenta que Dios nos ama tanto que necesita nada mas que le creamos , que cerremos ciclos en nuestra vida y esperemos a la providencia que El tiene preparada para ti.

Cuando una puerta se cierre anímate y seca tus lágrimas
Para que puedas ver, entrar y disfrutar de la que Dios ya abrio

One Response

  1. Maricela Campuzano Responder

Reply