Dejar entrar a Jesus y seguirlo

Dejar entrar a Jesus y seguirlo
santo Evangelio según san Juan 21, 15-17
El Evangelio de Hoy
Miercoles 24 de Abril de 2013

En aquel tiempo, le preguntó Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Él le contestó: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis corderos».

Por segunda vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?» Él le respondió: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Pastorea mis ovejas».

Por tercera vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?» Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería, y le contestó: «Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas».

Palabra del Señor.

Oración introductoria
«Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero» y humildemente me acerco a Ti en esta oración. Permite que sepa acallar mis preocupaciones, mis peticiones, para poder escuchar lo que hoy me quieres decir.

Petición
Ven, Espíritu Santo, ilumina y guía mi oración.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Dejar entrar a Jesus y seguirlo

«A este entrar —o mejor dicho, ese dejarle entrar por la puerta— se refiere la pregunta repetida tres veces: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”. Ahí está lo más personal de la llamada: se dirige a Simón por su nombre propio, “Simón”, y se menciona su origen. Se le pregunta por el amor que le hace ser una sola cosa con Jesús. Así llega a las ovejas “a través de Jesús”; no las considera suyas —de Simón Pedro—, sino como el “rebaño” de Jesús.

Puesto que llega a ellas por la “puerta” que es Jesús, como llega unido a Jesús en el amor, las ovejas escuchan su voz, la voz de Jesús mismo; no siguen a Simón, sino a Jesús, por el cual y a través del cual llega a ellas, de forma que, en su guía, es Jesús mismo quien guía.

Toda esta escena acaba con las palabras de Jesús a Pedro: “Sígueme”. El episodio nos hace pensar en la escena que sigue a la primera confesión de Pedro, en la que éste había intentado apartar al Señor del camino de la cruz, a lo que el Señor respondió: “Detrás de mí”, exhortando después a todos a cargar con la cruz y a “seguirlo”. También el discípulo que ahora precede a los otros como pastor debe “seguir” a Jesús. Ello comporta —como el Señor anuncia a Pedro tras confiarle el oficio pastoral— la aceptación de la cruz, la disposición a dar la propia vida. Precisamente así se hacen concretas las palabras: “Yo soy la puerta”. De este modo Jesús mismo sigue siendo el pastor» Dejar entrar a Jesus y seguirlo

Diálogo con Cristo
«La oración es dejarse descubrir por Dios con las luces y sombras de la historia personal para que Él la sane». Aunque me cueste y no me guste reconocer mi debilidad y mis fallas en el amor, confío plenamente en que Ti, Señor y Dios mío, y te doy gracias porque sé que siempre caminas a mi lado.

Propósito
Ejercitar hoy mi confianza iniciando todas mis actividades invocando la ayuda del Espíritu Santo, y poniendo el fruto de mis obras en las manos de Dios.

«Aun de los baches se pueden sacar grandes cosas. A veces lo que para nosotros es un camino tortuoso, para Dios es un camino recto»

Dejar entrar a Jesus y seguirlo
santo Evangelio según san Juan 21, 15-17
El Evangelio de Hoy
Miercoles 24 de Abril de 2013

Reply