Dichosos porque seran llamados hijos de Dios

El Evangelio de Hoy san Mateo 5, 1-12
Dichosos los que sufren porque seran llamados hijos de Dios
santo Evangelio según san Mateo 5, 1-12

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, hablándoles así:

“Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Dichosos los que lloran, porque serán consolados.

Dichosos los sufridos, porque heredarán la tierra.

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Dichosos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Dichosos serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía.

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos”.

Palabra del Señor.

Oración
Señor, permite que esta oración sea la luz que abra mi corazón y mi entendimiento para apreciar la vida eterna para la cual fui creado. Pido la intercesión de María y de todos los santos para sacar propósitos generosos que me lleven a crecer en el amor.

Petición
Jesús, dame la gracia de saber aceptar el sacrificio y así, alcanzar mi santidad.

Meditación de El Evangelio de Hoy San Mateo 5, 1-12
Llamados a ser santos.

La nueva ley que el Señor nos trae.

«Estas Bienaventuranzas sólo se entienden si uno tiene el corazón abierto, se entienden por la consolación del Espíritu Santo, no se pueden entender sólo con la inteligencia humana. Son los nuevos mandamientos. Pero si nosotros no tenemos el corazón abierto al Espíritu Santo, parecerán tonterías. Ser pobres, ser humildes, ser misericordiosos no parece algo que te lleve al éxito. Si no tenemos el corazón abierto y si no hemos saboreado aquella consolación del Espíritu Santo, que es la salvación, esto no se entiende. Ésta es la ley para aquellos que han sido salvados y que han abierto su corazón a la salvación. Ésta es la ley de los libres, con aquella libertad del Espíritu Santo. Una persona puede regular su vida, acomodarla en un elenco de mandamientos o procedimientos meramente humanos. Pero esto a la larga no nos lleva a la salvación, sólo el corazón abierto nos lleva a la salvación» (cf S.S. Francisco, 10 de junio de 2013)

.

Reflexión
«Por caminos y con medios muy variados, Dios llama a quienes Él quiere a servirse del Movimiento como un medio y un estilo de vida cristiana en la Iglesia para así contribuir a la santificación del mundo y realizar la vocación con la que nos ha elegido en Cristo desde antes de la creación del mundo para ser santos e inmaculados por el amor y a ser imitadores de Dios»

Propósito
En este mes, incluir diariamente en mi oración esta petición: Creo, Padre mío, que puedo ser santo, dame tu gracia para conformar mi vida a la de Cristo.

Diálogo
Señor, ayúdame a meditar sobre la vida eterna. Mi humanidad no se siente atraída por las bienaventuranzas. Lo que ofreces es maravilloso, pero los espejismos del mundo fácilmente atrapan mi empeño. Quiero vivir con el espíritu de las bienaventuranzas para transformarme y renovar a mi familia y a mi entorno social, haz que no tenga otra ilusión que la de ser santo.

«Sólo el amor es capaz de transformar la vida; sólo el amor es capaz de suscitar grandes entregas; sólo el amor engendra santos; sólo el amor impulsa la fidelidad; sólo el amor construye la perseverancia; sólo el amor es promesa de felicidad»
(Cristo al centro, n. 40).

El Evangelio de Hoy san Mateo 5, 1-12
Dichosos los que sufren porque seran llamados hijos de Dios
santo Evangelio según san Mateo 5, 1-12

One thought on “Dichosos porque seran llamados hijos de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>