Evangelio de hoy San Lucas 7, 11-17

El Evangelio de Hoy
Santo Evangelio según san Lucas 7, 11-17
Al Encuentro con Jesus

En aquel tiempo iba Jesús de camino a una ciudad llamada Naím, e iban con él sus discípulos y una gran muchedumbre. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda, a la que acompañaba mucha gente de la ciudad. Al verla el Señor, tuvo compasión de ella, y le dijo: No llores. Y, acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon, y él dijo: Joven, a ti te digo: Levántate. El muerto se incorporó y se puso a hablar, y él se lo dio a su madre. El temor se apoderó de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros, y Dios ha visitado a su pueblo. Y lo que se decía de Él, se propagó por toda Judea y por toda la región circunvecina. 

Oración
Dios mío, Tan grande es tu amor que no dejas de compadecerte de mí, a pesar de mis debilidades, porque digo y no hago, ofrezco y no cumplo. ¡Ven a iluminar mi oración! Dame la gracia que me hará crecer en amor y en fidelidad.

Petición
Señor, quiero ser todo para Ti, concédeme olvidarme de mis preocupaciones para poder escucharte.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Al Encuentro con Jesus
Hacer memoria de lo que Dios ha hecho por nosotros.

«Su primera reacción es de temor […] No tenían ni siquiera el valor para mirar. Pero al escuchar el anuncio de la Resurrección, la reciben con gran fe. Y los dos hombres con vestidos resplandecientes introducen un verbo fundamental: Recordad. “Recordad cómo os habló estando todavía en Galilea… Y recordaron sus palabras”. Esto es la invitación a hacer memoria del encuentro con Jesús, de sus palabras, sus gestos, su vida; este recordar con amor la experiencia con el Maestro, es lo que hace que las mujeres superen todo temor y que lleven la proclamación de la Resurrección a los Apóstoles y a todos los otros. Hacer memoria de lo que Dios ha hecho por mí, por nosotros, hacer memoria del camino recorrido; y esto abre el corazón de par en par a la esperanza para el futuro. Aprendamos a hacer memoria de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas» (S.S. Francisco, 30 de marzo de 2013).

Propósito
Antes de ofrecer mis opiniones y deseos en la interacción con mi familia y con otras personas, voy a guardar silencio para escuchar a los demás.

«Todos ustedes conocen las dudas, las incertidumbres, las angustias, las debilidades, incluso la ignorada sed de Dios de tantos hombres que pretenden edificar en este mundo su morada definitiva. Ustedes no pueden permanecer indiferentes ante todo esto»

El Evangelio de Hoy
Santo Evangelio según san Lucas 7, 11-17
Al Encuentro con Jesus

Reply