El Evangelio de Hoy san Mateo 21, 23-27

El Evangelio de Hoy san Mateo 21, 23-27
Coherencia de la fe.
Del santo Evangelio según san Mateo 21, 23-27

En aquellos días, mientras Jesús enseñaba en el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo y le preguntaron: «¿Con qué derecho haces todas estas cosas? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?».

Jesús les respondió: «Yo también les voy a hacer una pregunta, y si me la responden, les diré con qué autoridad hago lo que hago: ¿De dónde venía el bautismo de Juan, del cielo o de la tierra?».

Ellos pensaron para sus adentros: «Si decimos que del cielo, Él nos va a decir: “Entonces, ¿por qué no le creyeron?”. Si decimos que de los hombres, se nos va a echar encima el pueblo, porque todos tienen a Juan por un profeta». Entonces respondieron: «No lo sabemos».

Jesús les replicó: «Pues tampoco yo les digo con qué autoridad hago lo que hago».

Palabra del Señor

Oración
Señor, creo, confío y te amo. Inicio mi oración desprendiéndome de mis pendientes y de mis preocupaciones; dejo a un lado mis deseos para poder abrir mi corazón y darte gloria, alabarte como mi único Señor y escuchar lo que hoy me quieres decir.

Petición
Jesús, ayúdame a ser ese instrumento que Tú necesitas para que muchas personas puedan encontrarse contigo.

Meditación El Evangelio de Hoy san Mateo 21, 23-27
Coherencia de la fe.

«¿Con qué autoridad hacéis estas cosas? Quieren tender “una trampa” al Señor, tratando de llevarlo contra la pared, hacerle equivocarse. Pero ¿cuál es el problema que esta gente tenía con Jesús? ¿Son quizás los milagros que hacía? No, no es esto. En realidad el problema que escandalizaba a esta gente era el de que los demonios gritaban a Jesús: “¡Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Santo!”. Este “es el centro”, esto escandaliza de Jesús: “Él es Dios que se ha encarnado”.

También a nosotros nos tienden trampas en la vida, pero lo que escandaliza de la Iglesia es el misterio de la Encarnación del Verbo. Y esto no se tolera, esto el demonio no lo tolera. Cuántas veces se oye decir: ´Pero, vosotros cristianos, sed un poco más normales, como las otras personas, ¡razonables!´. Este es un discurso de encantadores de serpientes: ´Pero, sed así ¿no?, un poco más normales, no seáis tan rígidos…´ Pero detrás de esto está: ´Pero, no vengáis con historias ¡que Dios se ha hecho hombre!

La Encarnación del Verbo, ¡ese es el escándalo que está detrás! Podemos hacer todas las obras sociales que queramos, y dirán: ´Pero qué buena la Iglesia, qué buena la obra social que hace la Iglesia´ Pero si decimos que hacemos esto porque aquellas personas son la carne de Cristo, viene el escándalo. Y esa es la verdad, esa es la revelación de Jesús: esa presencia de Jesús encarnado» (cf S.S. Francisco, 1 de junio de 2013).

Diálogo
«La fe se fortalece al transmitirla»

Propósito
Al platicar con los demás, haré referencia a la presencia de Cristo en mi vida, al menos dos veces durante este día.

El Evangelio de Hoy san Mateo 21, 23-27
Coherencia de la fe.
Del santo Evangelio según san Mateo 21, 23-27

Reply