El Evangelio Dominical 28-ABR-2013

El signo del discípulo y misionero de Cristo: el amor.
santo Evangelio según san Juan 13, 31-33. 34-35
Domingo 28 de Abril de 2013
El Evangelio de Hoy – El Evangelio Dominical

Cuando Judas salió del cenáculo, Jesús dijo: «Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en Él. Si Dios ha sido glorificado en Él, también Dios lo glorificará en sí mismo y pronto lo glorificará.

Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que ustedes son mis discípulos».

Palabra del Señor.

Oración
Señor, soy privilegiado al poder tener este rato de oración contigo. Consciente de mis fallas, confío en tu misericordia y en tu amor. Te ofrezco mi mente abierta y dispuesta a escuchar lo que hoy me quieres decir, para que así se encienda en mí el fuego de tu amor divino y pueda amar a los demás como Tú me has amado.

Petición
Jesús, concédeme amarte con todo mi corazón, con toda mi alma y con todas mis fuerzas.

Me de El Evangelio Dominical minical
El signo del discípulo y misionero de Cristo: el amor.

«Meditad la Palabra de Dios. Descubrid el interés y la actualidad del Evangelio. Orad. La oración, los sacramentos, son los medios seguros y eficaces para ser cristianos y vivir “arraigados y edificados en Cristo, afianzados en la fe”. El Año de la fe será una ocasión para descubrir el tesoro de la fe recibida en el bautismo. Podéis profundizar en su contenido estudiando el Catecismo, para que vuestra fe sea viva y vivida. Entonces os haréis testigos del amor de Cristo para los demás. En él, todos los hombres son nuestros hermanos. La fraternidad universal inaugurada por él en la cruz reviste de una luz resplandeciente y exigente la revolución del amor. “Amaos unos a otros como yo os he amado”. En esto reside el testamento de Jesús y el signo del cristiano. Aquí está la verdadera revolución del amor. Por tanto, Cristo os invita a hacer como Él, a acoger sin reservas al otro, aunque pertenezca a otra cultura, religión o país. Hacerle sitio, respetarlo, ser bueno con él, nos hace siempre más ricos en humanidad y fuertes en la paz del Señor»

Reflexión
«Y el único modo auténtico de amar a Cristo es cumplir sus mandamientos; particularmente su mandamiento por excelencia: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros”. Vivir el amor es descubrir y servir a Cristo en los demás. Vivir el amor es donarse cristianamente a los demás»

Diálogo con Cristo
Jesús mío, tu vida es un continuo testimonio de amor. Perdonas a tus enemigos e incluso oras por ellos. Mi amor debe ser un reflejo de tu amor, pero me doy cuenta de que puedo amar mucho más de lo que he amado hasta ahora. Ayúdame hoy a aumentar mi amor a Ti y a los demás y dejar de lado mi egoísmo que me frena para amar en la medida de tu mismo amor.

Propósito
Manifestaré hoy mi fe en Jesús siendo delicado y respetuoso en mi trato cotidiano con los demás.

«El cristiano ama a Cristo en el prójimo, y ama al prójimo por amor a Cristo»

El signo del discípulo y misionero de Cristo: el amor.
santo Evangelio según san Juan 13, 31-33. 34-35
Domingo 28 de Abril de 2013
El Evangelio de Hoy – El Evangelio Dominical

One Response

  1. patricia Responder

Reply