Esfuérzate y sé valiente

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. (Josue 1,9)
En los versículos anteriores a este, encontramos la tarea especial que Dios le encomendó a Josué, después de la muerte de Moisés siervo de Dios. Josué debía llevar al pueblo de Israel a la tierra prometida. Para lograrlo debía:
1. Esforzarse y ser valiente.

2. No temer ni desmayar.

3. Por su obediencia a esto, Dios estaría con él.

-Esfuerzo: Dedicación o Lucha. Empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades.
-Valiente: Esforzado, animoso y de valor. La valentía es una virtud que Dios desea que esté presente en sus hijos. Josué debía esforzarse y ser valiente en estudiar y permanecer en la palabra de Dios.
Evangelizar amerita esfuerzo. (Mar.16,15) “id por todo el mundo. Cuanto nos cuesta llevar su Palabra! Que tanta valentía poseemos?
Seguramente a Josué le llegaron algunos pensamientos de duda o temor, pero la fe de Josué no fallo.
Es a través de nuestra fe que Dios puede actuar en nuestras vidas. Dios no le dijo a Josué que no tendrían batallas, Dios le dijo: “Esfuérzate y sé valiente.”
Hoy día nosotros somos el pueblo de Dios, y tenemos que esforzarnos y ser valientes. No podemos dejarnos intimidar por las aflicciones. Todos nos enfrentamos a diferentes batallas en nuestras vidas, pero no podemos huir de ellas, no nos podemos esconder, tenemos que ser valientes! tenemos que ser fuertes! (1Juan.4,4) No Temas ni Desmayes dijo Dios.
El temor: Hace huir o rehusar aquello que se considera dañino, arriesgado o peligroso. Tener miedo. En nuestra vida encontraremos muchas experiencias que van a influir en nuestro estado de ánimo y actitud para enfrentar los diversos problemas o responsabilidades que se nos puedan aparecer durante nuestra vida en esta tierra.
Desmayar: Perder el valor, desfallecer de ánimo, debilitarse, acobardarse.
-Es indispensable estar siempre firmes, mantenerse, velad porque siempre nuestra mirada y nuestra confianza y nuestros ojos estén puestos en el Señor.
(Isaías.41,10) No temas, pues yo estoy contigo; no mires con desconfianza, pues yo soy tu Dios; yo te he dado fuerzas, he sido tu auxilio, y con mi diestra victoriosa te he sostenido.
(Sal.46,2-4) Dios es para nosotros refugio y fortaleza, un socorro en la angustia siempre a punto. Por eso no tememos si se altera la tierra, si los montes se conmueven en el fondo de los mares, aunque sus aguas bramen y borboten, y los montes retiemblen a su ímpetu.
El Señor Jesús nos dice algo sobre el miedo.
(Lucas 12,32 ) «No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino.
(1Pedro 5,8-9) A quien amáis sin haberle visto; en quien creéis, aunque de momento no le veáis, rebosando de alegría inefable y gloriosa; y alcanzáis la meta de vuestra fe, la salvación de las almas. Necesitamos la armadura de Dios para poder estar firmes y no desmayar.
(Efes.6,11) Nuestras confianza siempre debe estar en el Señor. Dios estará con nosotros. El Cristiano tiene un gran privilegio. (Mat.28,20) La compañía de Jesús. “y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” Animo!!!

Tags:

Reply