IMPONER EN UN MATRIMONIO. NO ES LA MEJOR VIA PARA UN CAMBIO

Mi espos@ es difícil…

¿Y usted, es fácil?

En realidad, la palabra correcta no es que su esposo o esposa sea “difícil”. El ser humano, en general, es una criatura compleja. Todos somos difíciles.

La palabra correcta es “diferente”. Su esposo es muy diferente a usted. Su esposa es tan diferente que a veces usted se pregunta si ella no es un extraterrestre, de un planeta que usted no imagina como es y dónde está…

Vea las consecuencias de estos dos puntos de vista:

-Si usted ve a la persona amada como “difícil”, usted estará siempre frustrada y haciendo de todo para cambiarla.

-Pero si usted ve a su otra mitad como “diferente”, su actitud será primero tratar de entender por qué él o ella es como es. Entender y no juzgar o criticar.

Las personas sólo cambian cuando reconocen por sí mismas la necesidad de cambiar. La crítica y la imposición, por lo general, sólo fortalecen la manera de ser de la persona. Es decir, lo hara con más razón. Busquemos apoyar y sugerir, más no agredir , mucho menos a nuestros esposos.

Oremo e impongamos la mano sobre él o ella y pidamos a Dios amar cmo Jesús ama, amar primero a Dios es la clave para amar a tu pareja sinceramente.

¿Es esto lo que usted quiere?

One Response

  1. Fernando San Roman Pozas Responder

Reply