Jesus sacramentado te amo

Señor Jesús, yo sé que siempre estás aquí presente en la Eucaristía,
demostrándome que tu amor por mí es infinito;
esperándome, dispuesto a recibirme, a escucharme a seguir dándote a mí.

Aunque sé que estás aquí, fácilmente me olvido de tí 
dejándome absorber por mis trabajos, ocupaciones, preocupaciones, actividades,
y compromisos sociales y familiares; 
casi siempre te dejo en mi último lugar.

Quiero Señor que este día sea diferente, y por eso, he venido a
visitarte, con el deseo de estar un tiempo contigo, para acompañarte
y sobre todo para agradecerte que a pesar de mi lejanía, mi poco
interior y mi falta de amor, Tú sigues aquí como el Padre de la
parábola del hijo pródigo, mirando al horizonte, esperando mi
llegada; siempre con los brazos abiertos para recibirme y para
decirme que hoy es un día de fiesta para Tí, porque he venido a tu
casa.

Hoy vengo a tí Jesús, para corresponder aunque sea un poco a tu amor,
para darte las gracias por estar aquí esperandome

Reply