LA FIESTA PAGANA DE HALLOWEEN, Y PORQUE UN CATÓLICO NO DEBE CELEBRARLA.

Cada 31 de octubre se celebra por la noche la fiesta de Halloween, una celebración que aparentemente es cosa de niños, disfrazados que van tocando las puertas de las casas pidiendo dulces. Pero detrás de esta aparente inofensiva fiesta se esconde una celebración pagana y satánica que no puede, ni debe ser ignorada por los cristianos, en el sentido de caer en la ingenuidad de que no hay que preocuparse por algo que es cosa de niños.

Los niños disfrazados de espantos, van de casa en casa buscando regalos y dulces, mientras gritan: trick or treat, que significa: treta o trato, llevan unas calabazas convertidas en linternas, la famosa linternas de Jack, ya veremos el origen de estos símbolos propios de Halloween.
Detrás de esta fiesta, se esconde una fiesta de origen maléfico, que es un dia donde se le rinde culto al demonio, y que cuando un cristiano celebra esta fiesta, sin darse cuenta le da culto al demonio, y a la vez ponen sus almas en peligro de condenación.

Conozcamos con el origen de esta celebración pagana, todo comienza unos 300 años antes de Cristo, cuando una tribu llamada de los Celtas habitan las islas Británicas, Escandinavia y gran parte de la Europa Occidental, los Celtas eran dirigidos por sacerdotes paganos llamados los druidas.

Adoraban y servían a una deidad pagana al que llamaba Samhain, el dios de la muerte, y el 31 de octubre celebraban las vísperas de la gran fiesta del nuevo año, era un día en honor al dios Samhain.
Adorando al dios Samhain, el dios de la muerte, daban culto a los muertos, estas fiestas duraban hasta el 5 o 7 de noviembre, en plena mitad del equinoccio de verano y el solsticio de invierno.

Los sacerdotes o druidas practicaban la invocación a los muertos por mediums, creían que esa noche los muertos los espíritus de los muertos regresaban a sus casas para visitar a los vivos. Por lo que pedían a los familiares que preparan comidas a estos espíritus malignos, de no hacerlo podrían sufrir grandes calamidades. Si los espíritus malignos no reciben las ofrendas de comida, es decir una treta (treat), entonces los espíritus en venganza harán cosas o travesuras malas a los vivos (trick). Notemos que en su ingenuidad los niños, van repitiendo y amenazando a la gente con estas mismas palabras. Vean cómo se esconde la maldad detrás de la ingenuidad de los niños.

Cuenta la historia que en la noche del 31 de octubre, los sacerdotes, los llamados druidas, de los Celtas, iban de casa en casa exigiendo de la gente alimentos, a veces a niños y jóvenes vírgenes para ofrendar a su dios Samhain en el festival de la muerte, si la gente acepta entregar lo que les pedían, entonces se establecía un trato (treat) y se retiraban en paz.

Pero si algunos no daban lo que les pedían, entonces lanzaban una maldición sobre la casa y les amenazaban diciéndoles que alguien de la familia moriría ese año. Esa era la trampa (trick)
En el caso de la famosa linterna, en su origen los druidas llevaban un nabo grande, el cual perforaban en el interior, en el frente tallaban una cara, con la cual representaban el espíritu maligno del que recibían su poder y conocimiento, y este espíritu maligno ejecutaría la maldición y les alumbraba el camino. A este espíritu le llamaban: espíritu familiar. Dentro del nabo ponían una vela, de este modo era una linterna que llevaban los druidas por la noche. Ellos le llamaron Jock, al espíritu de la linterna.

Esta fiesta pagana, de Europa llegaría a América, especialmente a los Estados Unidos, en los siglos 18 y 19, los colonizadores de origen inglés, notaron que las calabazas eran más grandes que los nabos, y optaron por usarlas en lugar de los nabos, y desde ese momento la calabaza con la cara tallada, y una vela dentro la llamaron Jock, el que vive dentro de la linterna. Luego se llamaría Jack-O-Lantern o Linterna de Jack.

Una vez conocido el origen de esta fiesta pagana, conozcamos el sentido oculto detrás de esta fiesta pagana. Hoy en día, la fiesta de Halloween, es la fiesta antigua de los Celtas, el festival de Samhain, y es celebrado hoy, por los satanistas, los ocultistas, y adoradores del diablo, y le llaman la víspera del año nuevo de la brujería. Anton Lavey, el creador de la biblia satánica, y un alto sacerdote de la llamada iglesia de Satán, dice que el día más importante de los satánicos es el de Halloween, es su gran día de fiesta.

Sabemos que desde el 5 de septiembre hasta el 9 de noviembre de cada año, los satanistas celebran juntamente con Halloween las siguientes fiestas: ayunan para saber qué es lo quiere el demonio de ellos, eligen a los sacerdotes confesores satánicos para escribir en el libro del macho cabrío, hacen los rituales para maldecir el Cuerpo de Cristo (la Eucaristía), celebran reuniones para preparar el dia de Samhain, el dios de la muerte, se someten a reflexiones, disciplinas, ayunos y mantras, hacen ritos propios en honor al demonio, confiesan los pecados contra Satanás, hacen ceremonias de bendición a los grupos de música y artistas satánicos, ordenan a los promotores del rock satánico, celebran el horrible rito del bautismo satánico, que consiste en maldecir cualquier acercamiento que han tenido con los cristianos, se bautizan en nombre del demonio con agua sucia de las alcantarillas, o como se les llama aguas negras, o con sangre de niños sacrificados al demonio o de adultos.

El dia 31 de octubre se inscribe en el libro del macho cabrío, comienza para ellos el nuevo año satánico, e invocan el poder de Belcebú, Nostradamus y otros demonios. El dia 1 de noviembre hacen una especie de sello, por medio del cual los espíritus de los muertos puedan ser sacados del purgatorio, es decir entregan ofrendas, hacen altares y recuerdos por los muertos, esta costumbre está bien encarnada en México, los famosos altares de muertos, que son adornados con flores, velas, las fotografías de los difuntos y comida, especialmente la que era de preferencia de los muertos, pero el sentido de estos altares para los satánicos, es que sean lugares de invocación a los demonios. Finalmente del 2 al 9 de noviembre celebran las llamadas bodas a Satanás.

Halloween es el dia en que da inicio todo lo frío, lo oscuro y muerto, no hay cosa peor que enviar a nuestros niños, vestidos de espantos, de demonios y que van por las calles con las calabazas, y amenazando con el trick or treat, ya que de esta manera nuestros niños, sin saberlo, están festejando todo lo frio, lo oscuro y muerto, por ello dando culto al diablo.
No debe de haber ninguna duda, las modernas celebraciones de Halloween, son hijas de las antiguas celebraciones druidas, y de los festivales de los romanos en honor a la Pomona, que era la diosa de la fruta, que llegaría a Gran Bretaña, por medio de las ocupaciones de los romanos.

Me interesa que sepamos cómo ha llegado a nuestras vidas esta celebración pagana de Halloween, y tenemos que remontarnos a los tiempos del Emperador romano Constantino, quien una vez que asumiera el poder, reconoció el cristianismo, promulgaría leyes de libertad religiosa, y uno de los cambios más radicales fue cuando se transformó el Pantheon de templo pagano, que era dedicado a todo los dioses, y se dedicó a la Virgen Maria y los mártires cristianos, esto sucedió en el año 609. Entonces en el siglo VIII, la Iglesia sustituyo la fiesta pagana de los Celtas, y estableció el Día de Todos los Santo, en inglés (All Saints Day), mientras que anteriormente se le denominaba: All Hallows Day, de allí se deriva la palabra Halloween, que proviene de All Hallows Eve que significa precisamente, Noche de Todos los Santos. Pero tenemos que decir que ahora se ha revivido a Halloween, sustituyendo la Víspera de Todos los Santos, por la fiesta pagana de Halloween, y se ha difundido a todo el mundo a través de los Estados Unidos, con el desarrollo tecnológico.

Otro dato es el que nos llega desde el siglo IV en Siria, donde se consagraba un dia para festejar a Todos los Mártires. La Iglesia en su historia, ha celebrado siempre el 31 de octubre, como Víspera de Todos los Santos, y el 1 de noviembre como la fiesta de Todos los Santos, con ello ha querido sustituir la antigua fiesta del dios de la muerte de los Celtas, que es el origen del Halloween de ahora, por tal razón, celebrar Halloween, es celebrar a un dios pagano, a la muerte, al mismo demonio.
Finalizamos esta reflexión, exponiendo algunas citas bíblicas, donde se condena todas estas prácticas paganas, como celebrar a los demonios, a la muerte, o consultar a los muertos.

No ha de haber en medio de ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique la adivinación, la astrología, la hechicería o la magia, ningún encantador, ni quien consulte espectros o adivinos, ni evocador de muertos. Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahvé tu Dios, y por causa de estas abominaciones desaloja Yahvé tu Dios a esas naciones a tu llegada. (Deut. 18, 10-12)
Ahora bien, las obras de la carne son bien conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, ambición, divisiones, disensiones, rivalidades, borracheras, comilonas y cosas semejantes. (Gal. 5, 19-21)

Cada vez más, se toma conciencia de que un católico no debe ni celebrar, ni participar en esta celebración pagana de Halloween, celebremos al Dios de la vida, de la luz, al Dios de vivos y no de muertos, al Dios que ha santificado a tantos y tantas hermanos nuestros, poderosos intercesores, tanto canonizados, como esos santos anónimos que viven en la presencia de Dios, y ocultados a la vista de los hombres.

Reply