Levántate y ponte ahí en medio – Evangelio de Hoy


El Evangelio de Hoy
Levántate y ponte ahí en medio
santo Evangelio según san Lucas 6, 6-11

Un sábado, Jesús entró en la sinagoga y se puso a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. Los escribas y fariseos estaban acechando a Jesús para ver si curaba en sábado y tener así de qué acusarlo.

Pero Jesús, conociendo sus intenciones, le dijo al hombre de la mano paralizada: «Levántate y ponte ahí en medio». El hombre se levantó y se puso en medio. Entonces Jesús les dijo: «Les voy a hacer una pregunta: ¿Qué es lo que está permitido hacer en sábado: el bien o el mal, salvar una vida o acabar con ella?». Y después de recorrer con la vista a todos los presentes, le dijo al hombre: «Extiende la mano». Él la extendió y quedó curado.

Los escribas y fariseos se pusieron furiosos y discutían entre sí lo que le iban a hacer a Jesús.

Palabra del Señor.

Oración
Dios mío, dame la gracia de orar con fe para poder actuar con magnanimidad, con esa grandeza de corazón que busca ayudar siempre a los demás. Aunque me cueste críticas o incomprensiones de los demás. Porque creo, confío y te amo, quiero ofrecerte mi deseo sincero de corresponder siempre a las gracias con las que has colmando mi vida.

Petición
Señor, dame una fe que dé frutos de caridad.

 

Meditaciòn de El Evangelio de Hoy
Levántate y ponte ahí en medio (…). Extiende tu mano

El camino del Evangelio es sencillo.

«Es una falsificación del Evangelio. Y estos ideólogos –lo hemos visto en la historia de la Iglesia– terminan por ser, se convierten en intelectuales sin talento, sin bondad. Y no hablemos de belleza, porque no entienden nada. En cambio, el camino del amor, el camino del Evangelio, es sencillo: es el camino que han comprendido los santos: ¡Los santos son aquellos que llevan la Iglesia adelante! El camino de la conversión, el camino de la humildad, del amor, del corazón, el camino de la belleza… Oremos hoy al Señor por la Iglesia: que el Señor la libere de cualquier interpretación ideológica y abra el corazón de la Iglesia, de nuestra Madre Iglesia, al Evangelio sencillo, a ese Evangelio puro que nos habla de amor, que lleva al amor y ¡es tan bello! Y también nos hace bellos, a nosotros, con la belleza de la santidad. ¡Oremos hoy por la Iglesia!”» (S.S. Francisco, 19 de abril de 2013).

Propósito
En alguna actividad social de esta semana, comentaré sobre nuestra vocación a la santidad.

«Nunca permitas que tu mente o tu corazón se nublen con tanto pesimismo que no llegues a ver la gran verdad de tu vida: el amor que Dios te tiene»


El Evangelio de Hoy
Levántate y ponte ahí en medio
santo Evangelio según san Lucas 6, 6-11

2 Comments

  1. bernardo diaz Responder
    • admin Responder

Reply