Llamada de Cristo – El Evangelio de Hoy

Meditación del día – Reflexión del día
Saber dar lo que se nos pida ante la llamada de Cristo
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Marcos 10, 28-31
Martes 28 de Mayo de 2013

En aquel tiempo, Pedro le dijo a Jesús: «Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte».
Jesús le respondió: «Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres e hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna. Y muchos que ahora son los primeros serán los últimos, y muchos que ahora son los últimos, serán los primeros».
Palabra del Señor.

Oración
Señor, permite que esta oración me ilumine, me dé la sabiduría para que nunca me limite a dar «cosas», sino que busque en todo el bien de los demás, por el gran amor que te tengo; porque el sacrificio por una razón egoísta, no vale nada ante Ti.

Petición
Señor, ayúdame a tener siempre una recta intención en mis actos de abnegación.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Saber dar lo que se nos pida ante la llamada de Cristo

«Esforzaos por estudiar con seriedad; cultivad vuestros talentos y ponedlos desde ahora al servicio del prójimo. Buscad el modo de contribuir, allí donde estéis, a que la sociedad sea más justa y humana. Que toda vuestra vida esté impulsada por el espíritu de servicio, y no por la búsqueda del poder, del éxito material y del dinero.

A propósito de generosidad, tengo que mencionar una alegría especial; es la que se siente cuando se responde a la vocación de entregar toda la vida al Señor. Queridos jóvenes, no tengáis miedo de la llamada de Cristo a la vida religiosa, monástica, misionera o al sacerdocio. Tened la certeza de que colma de alegría a los que, dedicándole la vida desde esta perspectiva, responden a su invitación a dejar todo para quedarse con Él y dedicarse con todo el corazón al servicio de los demás. Del mismo modo, es grande la alegría que Él regala al hombre y a la mujer que se donan totalmente el uno al otro en el matrimonio para formar una familia y convertirse en signo del amor de Cristo por su Iglesia» (Benedicto XVI, Mensaje para la XXVII Jornada Mundial de la Juventud, 2010).

Reflexión
«La abnegación es una virtud cristiana por la que la persona renuncia a su egoísmo y a todo aquello que constituye un obstáculo para amar mejor a Dios y a los demás»

Diálogo
Señor, Tú sabes el apego que tengo a mis bienes, a mis comodidades y a mí mismo. Ayúdame a renunciar a «eso» que me puede separar de cumplir tu voluntad. Ayúdame a no tener miedo de negarme a mí mismo para buscar el bien de los demás, porque cuando hay fe sincera y amor verdadero, surge necesariamente el deseo de hacer partícipes a los demás de tu amor, de esa felicidad que sólo Tú puedes dar.

Propósito
Leer el Decreto sobre el apostolado de los seglares del Concilio Vaticano II.

«El termómetro del amor sobrenatural y de la verdadera entrega es la propia abnegación»

Meditación del día – Reflexión del día
Saber dar lo que se nos pida ante la llamada de Cristo
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Marcos 10, 28-31
Martes 28 de Mayo de 2013

Reply