MI TRABAJO: UNA BENDICION DE DIOS

 

El primero de Mayo celebramos el día del trabajo, muchos  nos quejamos del empleo que tenemos ya sea porque ganamos poco o porque no nos gusta el ambiente laboral, pero ante eso debemos verlo como una bendición de Dios porque tienes como llevar el sustento a casa honrradamente.

“Pónganse como obejtivo vivir una vida tranquila, ocúpense de sus propios asuntos y trabajen con sus manos.” Tesalonicenses 4,11-12

 

Tu actitud hacia el trabajo debe incluir el objetivo  de honrar a Dios  mediante tu forma de trabajar  siendo agradecido a diario con El

“La riqueza lograda de la noche a la mañana  pronto desaparece; pero la que es fruto del arduo trabajo, aumenta con el tiempo” Proverbios 13,11

El trabajo sea cual sea siempre y cuando sea honrado es mucho mejor que los planes para hacerte rico rápidamente, recuerda vivir conforme a lo que  necesitas. Tu objetivo es trabajar de tal manera que seas un buen representante de Jesús.

Recuerda también que tu manera  de enfocar el trabajo pone en evidencia tu relación con Cristo.

 

 

 

Reply