Mujer virtuosa, quien la hallará?

  1. Mujer virtuosa  ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas”Proverbios 31

    Ella tiene valores diferentes a las de las mujeres incrédulas.Su“Fuerza y honor son su vestidura” . Su honor, piedad e integridad moral [su conducta] son su estima para su marido. Su belleza interior o espiritual es la que debe prevalecer no su belleza física. “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón…” 1 Pedro 3,3-4ª.Su manera de vivir hace contraste con la de la mujer común. 

    “He aquí que esto he hallado, , pesando las cosas una por una para hallar la razón; lo que aún busca mi alma, y no lo encuentra: un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé” Proverbios 7,27-28. Una mujer virtuosa es difícil de encontrar, pero no es imposible:

    “El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia del Señor” Proverbios 18,22.

  1. Confiable“El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida.”  Su marido tiene confianza en ella y por eso el le deja manejar las cosas de la casa. Su alegría esta en su lealtad. La mujer virtuosa tiene por prioridad los deberes se su hogar. Ella siempre trata de hacer lo bueno a su marido. Por contrate, la mujer común e incrédula trae desconfianza, sufrimiento a su marido. “La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos” Proverbios 12,4. La mujer incrédula no tiene como prioridad su hogar sino que es “Alborotadora y rencillosa, Sus pies no pueden estar en casa” Proverbios 7,11

Su conducta diaria

  1. Trabaja con voluntad – “Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas. Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos. Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca”Proverbios 31,10-31

Ella trabaja mucho, con alegría y voluntad. Ella se preocupa de usar bien su tiempo para que no sea malgastado. Ella se levanta temprano (si necesita servir a su familia o empleados). (Parece que es bíblico de tener empleadas. Pero la mujer de la casa tiene la responsabilidad de servirles a ellos también; aunque ellos le ayudan a ella y su familia). Ella se desempeña en su propio “trabajo” disfrutándolo (trae la comida desde lejos). Su lámpara no se apaga de noche” A toda hora esta alerta y disponible para las necesidades de los de su casa: tanto para las necesidades del esposo como la de sus hijos. Ella hace sus deberes con todo su poder y no pierde su tiempo. Es piadosa y ayuda a los que están necesitados.

  1. Administra bien su casa – Esta implícito de que la mujer virtuosa maneja con sabiduría su casa asegurándose así misma de que todos cumplan sus responsabilidades para el Señor. “Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará” Proverbios 24,3

    1. Cuida de su saludCiñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos”  Ella mantiene su cuerpo y espíritu en buena salud. Ella lo hacia por que reconocía que su cuerpo era el templo del Espíritu Santo y porque reconocía que era importante para su marido..

     Y segundo, se debe procurar estar en forma físicamente hablando para así lograr con más eficiencia las demandas del ministerio del hogar. El hogar tiene demandas:

     Espirituales: para con Dios. “…O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” 1 Corintios 6,19.

    Sexuales: para con su esposo. “La mujer no tiene potestad [poder] sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer” 1 Cor. 7,4

    Domesticas: para con los quehaceres diarios. Ella tomaba cuidado de la comida v y del vestido de toda su familia  Su rol divino o labor era muy claro, atender su hogar [creando un ambiente propicio para su esposo y la crianza de sus hijos]. En contraste, haciendo hincapié en lo dicho con anterioridad, la mujer impía no le interesa atender su hogar pues: Sus pies no pueden estar en casa” Proverbios 7,11b.

     Pablo escribió a Tito que las mujeres casadas deben de aprenderamar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada” Tito 2,4-5. Observe que una manera de agradar a su marido puede ser arreglándose o vistiendo bien.Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido” 

    Es ingeniosa y emprendedora: Calcula y maneja bien sus inversiones. Es recursiva, eficiente en el manejo del dinero–“Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos” . Invierte teniendo siempre en mente el satisfacer las necesidades futuras de su hogar.

    Sabe distinguir muy bien la diferencia entre deseos y necesidades. Muchos hogares de hoy se destruyen ¿y por qué? Porque compran lo que no necesitan con el dinero que no tienen. Ella provee de buena manera para su casa y ahorra para el futuro. (Ella podía comprar tierra para plantar una viña). También hablando de su planeación estratégica se nos dice que: “…se ríe de lo porvenir ¿Y por qué se ríe de lo porvenir? Porque no le toma por sorpresa, siempre planea para afrontar el reto futuro. Ella como mujer prudente prepara su hogar para afrontar el futuro. Su vestimenta interior [sus obras de preparación]

    El fruto de su labor se veía: “Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. 

     Una cosa es decir que tengo un esposo otra es respetarlo. Como vimos en Efesios 5,33.

     Una cosa es tener hijos otra es criarlos.Nuestros hijos aprenden más por imitación que por palabras.

    He aquí, todo el que usa de refranes te aplicará a ti el refrán que dice: Cual la madre, tal la hija Ezequiel 16,44. Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” Proverbios 22,6

     Una cosa es tener una casa otra es construir un hogar. Toma creerle a Dios el construirlo.

    Ora para ser una mujer diferente al que mundo te pinta, busca agradar a Dios y no a los hombres. Ama y respeta a tu marido


Reply