“No dirás falso testimonio ni mentirás”

 

Santo Tomàs dice que la verdad hay que respetarla y amarla. Decir la verdad muchas veces cuesta, Jesús dijo en una ocasión: “Sea vuestro modo de hablar: sí, sí, o no, no. Lo que excede de esto, viene del Maligno” (Mateo 5,37)

Muchas veces mentimos porque tenemos temor de decir la verdad ,nos da verguenza lo que hemos hecho; en ocasiones levantamos falsos testimonio a nuestro pròjimo ya sea por envidia o porque simplemente no nos cae bien. Eso debemos confesarlo porque es un gran pecado y estamos faltando a este mandamiento de la ley de DIos.

Levantar un falso testimonio es  cuando declaramos  en un juicio algo que no es verdad y perjudica al prójimo. Le dañamos su  imagen y eso no habla bien de un verdadero cristiano.

El  destruir la   buena fama de una persona peca gravemente, si el defecto que descubre o el daño que produce es grave. El que ha dañado la buena fama del prójimo está obligado a reparar, esto es, a decir públicamente que aquello que ha dicho no es verdad o que ha exagerado.

“La verdad os hará libres” (Juan 8,32). Debemos tratar a diario vivir bajo la verdad, amando y aceptando al pròjimo con sus defectos

Recuerda que a ti no te agrada ni quieres que te engañen ni que hablen mal de ti, pues tu tienes que amar al prójimo como a ti mismo, y por tanto no mientas ni hables mal de nadie, ni le quites la buena fama, porque esto lo prohibe Dios en este mandamiento.

 

2 Comments

  1. Alfredo Responder

Reply