No te canses

NO TE CANSES

Una Madre como tú no se cansa:
De esperar al que se aleja
De abrazar al que llora
De acariciar al que está herido
De consolar al que es débil
De sonreír al triste
De fortalecer al que es tentado

No te canses Madre mía, no te canses
Que en mí hay un niño que te necesita

No te canses, Madre santa
Que en mí hay un peregrino que sigue tus pasos

No te canses, Madre Pura
Que en mí hay un corazón inquieto por amar

No te canses, Madre fiel
Que en mí hay un discípulo que quiere aprender

Una petición, una sola, no te canses:

María vela mis pasos con paciencia
Entre tantas espinas que encuentro en mi camino
Si te miro, brotan con tus lágrimas de Madre
Rosas bellas que adornan tu corazón

Gracias Madre por enseñarme que el dolor con amor
Es perfume que se eleva a Dios

Autor: P. Guillermo Serra, L.C.

Reply