No temas si Dios esta contigo

 

No temas si Dios esta contigo.
El Evangelio de Hoy
Sabado 29 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 2, 22-35

Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, Ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: *Todo primogénito varón será consagrado al Señor,* y también para ofrecer, como dice la ley, *un par de tórtolas o dos pichones.*

Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: «Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos, luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel».

El padre y la Madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la Madre de Jesús, le anunció: «Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma». Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, me acerco a esta oración deseoso de tener los mismos sentimientos que Simeón y la profetisa Ana tenían. Como ellos, quiero saber esperar y saber descubrirte en cada uno de los acontecimientos de mi vida para poder vivir unido a Ti, y salir de esta oración fortalecido en la decisión de vivir para darte a conocer a los demás.

Petición
Señor, que sepa descubrirte para glorificarte y servirte en los demás.

Meditación de El Evangelio de Hoy
No temas si Dios esta contigo.

«La segunda palabra que quisiera meditar la pronuncia también el ángel: “No temas, María”, le dice. En realidad, había motivo para temer, porque llevar ahora el peso del mundo sobre sí, ser la madre del Rey universal, ser la madre del Hijo de Dios, constituía un gran peso, un peso muy superior a las fuerzas de un ser humano. Pero el ángel le dice: “No temas. Sí, tú llevas a Dios, pero Dios te lleva a ti. No temas”. Esta palabra, “No temas”, seguramente penetró a fondo en el corazón de María. Nosotros podemos imaginar que en diversas situaciones la Virgen recordaría esta palabra, la volvería a escuchar. En el momento en que Simeón le dice: “Este hijo tuyo será un signo de contradicción y una espada te traspasará el corazón”, en ese momento en que podía invadirla el temor, María recuerda la palabra del ángel, vuelve a escuchar su eco en su interior: “No temas, Dios te lleva”» (Benedicto XVI, 18 de diciembre de 2005).

Reflexión apostólica
«El recogimiento es necesario para descubrir y cultivar la presencia de Dios en cada momento de la vida y renovar el sentido profundo de las actividades y de los acontecimientos»

Propósito
Hacer cinco minutos más de oración para crecer más en mi confianza y fe en Cristo.

Diálogo con Cristo
Gracias, Jesús, por este año que está por terminar, gracias por los innumerables beneficios que me has concedido, por el don de la vida, de la fe, de los sacramentos; gracias por mi familia, mis estudios, por los proyectos que he podido llevar a buen término con tu ayuda. Gracias por todo tu amor y tu perdón. Quiero corresponderte con un esfuerzo renovado de apostolado y de lucha por tu Reino.

«El que vive en el amor y en la vigilancia tratando de imitar a Cristo, tiene que descubrir enseguida a María, la gran maestra»

No temas si Dios esta contigo.
El Evangelio de Hoy
Sabado 29 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 2, 22-35

Reply