Padre Nuestro – Evangelio de Hoy

El Evangelio de Hoy
Jueves 20 de Junio de 2013
Padre Nuestro enséñame a orar
santo Evangelio según san Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando ustedes hagan oración, no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes pues, oren así:

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.

Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas».

Oración
Señor y Padre mío, creo en Ti. Creo que me amas y que estás en mí, dispuesto a caminar conmigo a lo largo de este día. Confío en Ti, más de lo que confío en mí mismo, porque eres infinitamente bueno y todopoderoso. Te quiero agradecer tanto amor perdonando cualquier ofensa que reciba en este día.

Petición
¡Señor, enséñame a orar! Que mi oración sea como la tuya: humilde, confiada y llena de entrega.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Padre Nuestro enséñame a orar

«A menudo, en nuestra oración, nos encontramos ante el silencio de Dios, experimentamos una especie de abandono, nos parece que Dios no escucha y no responde. Pero este silencio de Dios, como le sucedió también a Jesús, no indica su ausencia. El cristiano sabe bien que el Señor está presente y escucha, incluso en la oscuridad del dolor, del rechazo y de la soledad. Jesús asegura a los discípulos y a cada uno de nosotros que Dios conoce bien nuestras necesidades en cualquier momento de nuestra vida. Él enseña a los discípulos: “Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis”: un corazón atento, silencioso, abierto es más importante que muchas palabras. Dios nos conoce en la intimidad, más que nosotros mismos, y nos ama: y saber esto debe ser suficiente» (Benedicto XVI, 7 de marzo de 2012).

Reflexión
Padre Nuestro «La oración es el oxígeno del alma»

Propósito
Responderé con prontitud y confianza a las inspiraciones que reciba hoy del Espíritu Santo.

Diálogo
Gracias, Señor, por enseñarme a orar. Gracias por la confianza y la fe que tu oración inspiran. Ayúdame para que las palabras del padrenuestro estén siempre en mis labios y en mi corazón, así, tendré las fuerzas necesarias para serte fiel y renovar mi amor por Ti en los demás.

«Puedes rezar el Padre Nuestro pensando en el árbol… o puedes rezarlo en la presencia de Dios, hablando con Dios. Puedes bendecir la mesa haciendo un gesto, o puedes bendecir la mesa pensando en el misterio del amor de Dios que creó todo aquello para alimentarte. Ésas son las vivencias que tú vas creando según tu fe»

El Evangelio de Hoy
Jueves 20 de Junio de 2013
Padre Nuestro enséñame a orar
santo Evangelio según san Mateo 6, 7-15

Reply