Porque y como esperar en Dios?

 

“Porque los malvados  arderan como hierba seca, mas los que esperan  en el SEÑOR poseerán la tierra.” 
Salmo 37,20

Como seres humanos muchas veces somos impacientes y nos angustiamos, nos decepcionamos, nos enojamos y hasta nos deprimimos porque las circunstancias se presentan adversas a nuestros planes o aspiraciones y estos se retrasan o fracasan completamente y renegamos porque pensamos que Dios no nos escucha o que nos quiere ver mal y llegamos al punto de preguntarnos: existe Dios? *mal hecho*

Dios responde todas las oraciones, aunque no siempre de la manera
esperada. Nosotros pensamos en el presente; Dios nos prepara para la eternidad.
Preparó por miles de años la venida de su Hijo. Te hará esperar lo necesario para alcanzar los mejores resultados. Contempla como Dios actúa lentamente en la creación. No se puede apurar a Dios. La espera es para nuestro bien. Aun lo bueno puede hacer daño si se alcanza prematuramente.

A veces Dios demora la respuesta a una oración , él espera que hayamos aprendido algo que quiera enseñarnos, o fortalecer mas nuestra fe. Como el caso del aquel ciego de nacimiento Tuvo que ser ciego toda la vida para que todos los vieran y supieras su condición y asi al llegar un dia Jesús y sanarlo milagrosamente, Dios fue glorificado y todos  creyeron, pero tuvo que esperar por años.

Dios tiene maravillosas promesas y bendiciones para nosotros sus hijos y el Espíritu Santo nos guía y nos ayuda a través de la Palabra y la oración para que aprendamos a conocer la voluntad de Dios en nuestras vidas, pedir de acuerdo a ella y a saber esperar el tiempo perfecto del Señor para su cumplimiento.  Y es durante esta espera que nuestro carácter va siendo transformado, nuestra voluntad fortalecida y nuestro amor incrementado.

“Y no sólo esto,  sino que también nos gloriamos en las tribulaciones,  sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia,  prueba;  y la prueba,  esperanza; y la esperanza no avergüenza;  porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”Romanos 5, 3-5

Esperar en Dios no significa tener una actitud pasiva o conformista sino todo lo contrario.  Esta espera debe estar siempre impregnada de oarción, fe, comunión con Dios, leyendo  la biblia o un libro que hable de Dios, tener amistades que nos lleven a Dios y confesando la voluntad de nuestro Padre para nuestras vidas, tambien podemos hacer un ayuno pero siempre esperando en su tiempo y no en el nuestro.

Si estas pasando por una prueba fuerte llámese: enfermedad, falta de trabajo, un matrimonio destruido, un hijo rebelde , deudas etc. suelta el problema a los pies de Jesús, fija tu mirada en el Señor y dile: espero en ti señor. A partir de este momento ya no te afanes, deja que el obre en tu vida, recibe su paz y su amor, deja la aflicción y descansa en El. Aprende a depender de la voluntad de Dios a no traer a tu cuerpo enfermedades nerviosas todo por no entregar en definitivo el problema a Dios.

 “Porque os es necesaria la paciencia,  para que habiendo hecho la voluntad de Dios,  obtengáis la promesa” Hebreos 10,36

VER VIDEO

Pidamos al Señor nos aumente nuestra fe para poder esperar en El, nadie en el mundo tiene el poder de Dios, deja de confiar en el hombre y recuerda que en esta vida todo pasa pero Dios no. Cree, espera y confía en el Señor porque El es el que nunca de fallará, no te dejes agitar por amistades que quieran poner en duda tu confianza en el Señor, cree en Dios. Lo material se acaba, Dios medirá tu fe.

Hermanos, compartimos con ustedes esta alabanza que es inspirada del  salmo 42 en el que se nos invita a confiar y esperar en Dios, no te desanimes. Bendiciones.

2 Comments

  1. maria m guerrero Responder
    • Editor Responder

Reply