Proclamemos el Evangelio de Jesus

El Evangelio de Hoy
Jueves 11 de Julio de 2013
Proclamemos el Evangelio de Jesus
santo Evangelio según san Mateo 10, 7-15

En aquel tiempo, envió Jesús a los Doce con estas instrucciones: «Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos. Curen a los leprosos y demás enfermos; resuciten a los muertos y echen fuera a los demonios. Gratuitamente han recibido este poder; ejérzanlo, pues, gratuitamente.

No lleven con ustedes, en su cinturón, monedas de oro, de plata o de cobre. No lleven morral para el camino ni dos túnicas ni sandalias ni bordón, porque el trabajador tiene derecho a su sustento.

Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, pregunten por alguien respetable y hospédense en su casa hasta que se vayan. Al entrar, saluden así: “Que haya paz en esta casa” y si aquella casa es digna, la paz de ustedes no les aprovechará y si no los reciben o no escuchan sus palabras, al salir de aquella casa o de aquella ciudad, sacudan el polvo de los pies. Yo les aseguro que el día del juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas con menos rigor que esa ciudad».

Oración
Señor, humildemente te suplico que esta oración me lleve a romper con la pereza espiritual y la indiferencia que me privan del gozo de participar en la extensión de tu Reino. Pido perdón por mis debilidades y te agradezco los innumerables dones que me das. Te ofrezco este corazón rebelde pero deseoso de hacer todo lo que sea tu voluntad.

Petición
Señor, por favor dame la gracia de ser hoy un apóstol mejor de lo que fui ayer.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Proclamemos el Evangelio de Jesus

«Por tanto, la verdadera libertad es un don gratuito de Dios, fruto de la conversión a su verdad, a la verdad que nos hace libres. Y dicha libertad en la verdad lleva consigo un modo nuevo y liberador de ver la realidad. Cuando nos identificamos con “la mente de Cristo”, se nos abren nuevos horizontes. A la luz de la fe, en la comunión de la Iglesia, encontramos también la inspiración y la fuerza para llegar a ser fermento del Evangelio en este mundo. Llegamos a ser luz del mundo, sal de la tierra, encargados del “apostolado” de conformar nuestras vidas y el mundo en que vivimos cada vez más plenamente con el plan salvador de Dios.[…] ¿Qué otra ofrenda estamos llamados a realizar, sino la de dirigir todo pensamiento, palabra o acción a la verdad del Evangelio, o a dedicar toda nuestra energía al servicio del Reino de Dios? Sólo así podemos construir con Dios, sobre el cimiento que es Cristo. Sólo así podemos edificar algo que sea realmente duradero. Sólo así nuestra vida encuentra el significado último y da frutos perdurables.»

Reflexión
«El primer grado es un modo de vivir las exigencias de la vida cristiana según el Evangelio, sirviéndose para ello de los medios de santificación y apostolado. Al primer grado pueden pertenecer los sacerdotes diocesanos y los laicos, casados o solteros, hombres o mujeres, que desean encontrar una ayuda para vivir su fe cristiana y están dispuestos a realizar un apostolado»

Diálogo
Gracias, Jesús, por enseñarme que es imposible amarte y no comunicarte a los demás, es imposible tenerte dentro y no ser apóstol. Ayúdame a lanzarme a mi misión venciendo el respeto humano, sin miedo a la entrega, porque el apostolado es la mejor forma de dar sentido a mi vida y no debo desperdiciar ni un minuto en la búsqueda de la comodidad y el egoísmo. Dame la gracia de desgastarme por tu Reino.

Propósito
Compartir un pensamiento o una exhortación del Evangelio con esa persona que hoy voy a tener oportunidad de platicar.

«Tenemos que ser hombres de profunda vida interior y de un gran espíritu de oración, especialmente a causa de nuestro desgaste apostólico en el contacto con el mundo y a causa de nuestra convicción de que si no estamos unidos a la vid, no podremos dar frutos»

El Evangelio de Hoy
Jueves 11 de Julio de 2013
Proclamemos el Evangelio de Jesus
santo Evangelio según san Mateo 10, 7-15

Reply