Que dificil orar por el que te ha dañado

Lucas 6:28
“…bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan.”
¿Cómo respondes cuando alguien hiere tus sentimientos?
¿Te han robado la alegría últimamente?
¿Alguien se dedica a hacerte la vida imposible?
Lucas 6:27-28 nos dice lo que debemos hacer cuando la gente nos hiere: Debemos orar por ellos y bendecirlos. ¿Puedes creer eso? ¿Es eso algo lógico? ¿Por qué Dios me ha de pedir algo así?
Pues, lógico, no es. Liberador, sí. “Sin sentido” para nosotros pero eso nos ayuda a entender el inmenso amor de Dios: Nos hace actuar como Él actúa.
Decidirse a orar (SINCERAMENTE) por aquellos que nos hacen daño consciente o inconscientemente es una de las cosas más difíciles que Dios nos pide que hagamos, sobre todo si consideramos que todo aquel que nos haga daño es detestable y no merece ser perdonado. Pero Dios nos enseña a practicar el perdón. No la clase de perdón de labios para afuera, sino el que no se proclama en todos lados, el que se vive en el interior. Y cuando optamos por seguir el camino del perdón, vamos a experimentar la paz y el gozo que viene a través de la obediencia a la Palabra de Dios. Y es que la verdad es ésta: Cuando tú obedeces a Dios, Él llega en tu ayuda y TE VA A HACER superar el dolor y disfrutar más la vida. Dios no te pide algo sin tener la intención de bendecirte al obedecerle por amor.
Oración: Dios, sé que es difícil, pero te pido por aquellos que me han herido y me desean el mal. Bendícelos. Ayúdalos a conocerte verdaderamente, que se den cuenta del mal que hacen y que en sincera oración y arrepentimiento a tí, puedan alcanzar el perdón tuyo. En el nombre de Jesús te lo pido y te doy gracias porque quieres liberar mi corazón de cualquier resentimiento. ¡Bendito seas por siempre! Amén.

Reply