Reconocer a Cristo en la oracion

Reconocer a Cristo en la oracion.
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según (san Mateo 17, 10-13)
Saber reconocer la verdad, la bondad y la belleza de Dios.

En aquel tiempo, los discípulos le preguntaron a Jesús: «¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?».

Él les respondió: “Ciertamente Elías ha de venir y lo pondrá todo en orden. Es más, Yo les aseguro a ustedes que Elías ha venido ya, pero no lo reconocieron e hicieron con él cuanto les vino en gana. Del mismo modo, el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos».

Entonces entendieron los discípulos que les hablaba de Juan el Bautista. Palabra del Señor.

Oración
Señor, te pido que esta oración me prepare interiormente para tu venida la próxima Navidad. Concédeme dejar de lado todos los pendientes, las distracciones que me hacen sordo a tu voz. Abre mi corazón y dame un espíritu dócil y generoso para hacer vida el Evangelio de este día en mis pensamientos, palabras y acciones.

Petición
Padre bueno, dame la sabiduría para saber reconocerte en mis hermanos más necesitamos.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Reconocer a Cristo en la oracion.
Saber reconocer la verdad, la bondad y la belleza de Dios.

«Con inteligencia humilde y abierta “buscad y encontrad a Dios en todas las cosas”, como escribía san Ignacio. Dios actúa en la vida de cada hombre y en la cultura: el Espíritu sopla donde quiere. Buscad descubrir lo que Dios ha obrado y cómo proseguirá su obra. […]

Y para buscar a Dios en todas las cosas, en todos los campos del saber, del arte, de la ciencia, de la vida política, social y económica se necesita estudio, sensibilidad, experiencia. Algunas de las materias que tratáis pueden incluso no tener relación explícita con una perspectiva cristiana, pero son importantes para captar el modo en el que las personas se comprenden a sí mismas y el mundo que las rodea.

Que vuestra observación informativa sea amplia, objetiva y oportuna. Es necesario también tener una atención particular respecto a la verdad, la bondad y la belleza de Dios, que deben considerarse siempre juntas, y son preciosos aliados en el compromiso en defensa de la dignidad del hombre, en la construcción de una convivencia pacífica y en custodiar con premura la creación» (S.S. Francisco, 14 de junio de 2013).

Reflexión apostólica
«Dentro del plan de salvación de los hombres trazado por Dios desde toda la eternidad, hay una criatura que ocupa un lugar del todo especial: la Santísima Virgen María. Por su particular unión con Cristo, su Hijo, y por su colaboración en la regeneración espiritual de la humanidad en Cristo, ella es Madre de todos los hombres en el orden de la gracia»

Propósito
Rezar, preferentemente en familia, un rosario para encomendar a María a todas las comunidades de vida contemplativa.

Como bautizado soy como un nuevo Elías o Juan el Bautista, un instrumento para preparar y abrir los corazones de los demás para la venida de su Hijo. María, en este sábado, dedicado a tu memoria, enséñame a reconocer a tu Hijo Jesucristo por medio de la oración. Intercede ante tu Hijo para que aumente mi fe y tenga la confianza que tú siempre tuviste y, sobre todo, la humildad que caracterizó tu vida, para cumplir así con mi misión.

«Reconocer a Cristo en la oracion. La santidad no está hecha de estridencias. Grábate la imagen de María como la has visto en la contemplación de los misterios de la Navidad»
(Cristo al centro, n. 2013).

Reconocer a Cristo en la oracion.
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según (san Mateo 17, 10-13)
Saber reconocer la verdad, la bondad y la belleza de Dios.

Reply