SALMO 26, He procedido con rectitud

SALMO 26 (25)
He procedido con rectitud
Júzgame, Señor,
porque he procedido con integridad.
Yo he confiado en el Señor,
sin desviarme jamás.

Es muy probable que muchos de los leen estas lineas este siendo en la actualidad blanco de acusaciones falsas por parte de alguien. Eso puede ser una cruz angustiosa de soportar. Dado que este es un tema recurrente para muchos, es util señalar algunas pautas a seguir, basadas en la forma de como debemos manejar a nuestro acusador.

1. Escuchar lo que se esta diciendo, considerando el caracter de la critica. Mantengamos la calma! Seremos tentados a saltar y reaccionar precipitadamente, diciendo cosas que lamentaremos mas tarde. Hagamos nuestro mayor esfuerzo por escuchar lo que se esta diciendo. Al hacerlo, mantendremos en mente el caracter de la persona que nos esta acusando. Debemos tomarlo con calma y prepararnos asi para nuestra respuesta en el futuro.

2. Conociendo la naturaleza de nuestro acusador, respondamos con hechos reales en informacion exacta. Digamos la verdad! La otra persona puede ser un familiar. Podria ser su ex jefe o su jefe actual, un empleado, un vecino, o un amigo, no importa quien sea. Si estamos siendo acusados, debemos enfocarnos unicamente en los hechos.

3. No reaccionemos o busquemos la forma de vengarnos. Si cedemos ante la tentacion, sonaremos como el acusador. Dios honra la integridad. Quizas no de inmediato, pero al final seremos reinvindicando. La verdad prevalecera entra las personas que tratan con eso y hacen sus decisiones basados en eso. “La verdad generalmente es la mejor reivindicación contra la calumnia.” Abraham Lincoln

Permanezcamos en la verdad. No la exageremos, no la neguemos, y no dudemos en decirla.

Reply