Sanidad y liberación

Un hombre tenia un hijo que era atormentado por un demonio y el demonio lo sacudia violentamente haciendole dano, unas veces lo hacia caer en el fuego y muchas veces en el agua. Y se lo llevo a los discipulos de Jesus para que lo liberaran, pero los discipulos no pudieron.

El padre del joven, desesperado corrio a Jesus y poniendose de rodillas, le imploro que sanara a su hijo por que los discipulos de Jesus no pudieron. El Senor Jesus al oir esto, dijo: Oh generacion incredula y perversa! Hasta cuando he de estar con ustedes, Hasta cuando he de soportarlos?, Traiganmelo aqui!, entonces reprendio al espiritu maligno y le ordeno salir fuera de aquel joven, y al instante el muchacho quedo totalmente restaurado, libre del demonio ( Mat. 17: 14-18 ).

Entonces los discipulos le dijeron a Jesus:”Por que nosotros no pudimos liberarlo?”. Jesus les dijo: Por su incredulidad; por que en verdad les digo que si tuvieren fe como un grano de mostaza dirian a este monte: “Muevete de aqui”, y se moveria, y nada les seria dificil, pero este genero no sale sino con ayuno y oracion ( Mat. 17:20-21 ).

Muchos cristianos batallan con ellos mismos en la oracion y quieren forzar que sus oraciones sean contestadas por Dios, pero a la manera de ellos. Quieren respuestas rapidas, y conforme sus voluntades. Sin embargo en el Reino de Dios no es asi, sino que todo tiene un orden y ese orden esta basado en la voluntad de Dios.Y la voluntad de Dios es que vivamos en esta tierra en fe, en ayuno y oracion por que vivimos en un mundo caido donde tenemos que enfrentar demonios que atormentan y atan a la gente con sus iniquidades.

Cuando oramos por un enfermo o hechamos fuera un demonio, primero debemos tener una vida constante de ayuno y oracion; esto quiere decir que debemos estar orando siempre, no solo cuando lo sentimos o cuando nos acordamos, sino siempre!, todos los dias, manana, tarde y noche y cuando el Espiritu nos dirija, sin importar el lugar o la hora. Ademas debemos tener una vida de ayuno al menos una vez en la semana o cuando el Espiritu Santo nos dirija, y debemos vivir en fe y la fe es la certeza, es la seguridad de lo que se espera como si ya fueran realidad, la conviccion de lo que no se ve, o sea de lo que no existe ( Heb. 11:1 ). La fe es traer la sanidad o liberacion de una persona desde el mundo espirutal donde opera Dios, al mundo material.

La sanidad y la liberacion ya son, ya existen lo que sucede es que por nuestra incredulidad y falta de consagracion en la oracion y el ayuno, no se puede materializar. Dios quiere sanar o liberar a la persona por que Dios es misericordioso, pero nosotros como discipulos de Jesus debemos vivir conforme el orden del Reino de Dios. Jesus quiere que nosotros vivamos como El vivio durante estuvo en esta tierra; siempre conectado a Dios, su Padre, en fe, ayuno y oracion.

Si aun no tienes una vida de fe, ayuno y oracion, el Senor Jesus quiere que empices hoy a consagrarte para usar tu humanidad y que venga el Reino de los cielos a tu vida, tu familia, tu nacion y a toda la tierra.

2 Comments

  1. Alma Responder
  2. Josefina Alvarez Responder

Reply