Seamos prudentes

LA PRUDENCIA, es la que te hace distinguir en toda ocasión CUAL ES EL CAMINO CORRECTO, CUAL ES EL BIEN ; te dice que es lo que conviene hacer o dejar de hacer.
– La PRUDENCIA es la luz que dirige todos
nuestros actos para llegar a Dios.

– La PRUDENCIA ayuda al hombre a poner atención a la voz de su conciencia, en vez de poner atención a lo que siente.

NO CONFUNDAS :
– Es muy importante no confundir la verdadera prudencia , que es hacer lo que Dios nos dice que es correcto… porque mucha gente cree que ser prudente es ser hipócrita, disimular por miedo, ser cobarde o actuar por interés.
– Por ejemplo: si tu compadre quiere hacer un negocito sucio, engañar  a otros y tú
no le dices que no es correcto lo que quiere hacer, esto no es prudencia sino cobardía.
– Si cuando estás con tus amigos, uno de ellos habla mal de tu Iglesia o empieza con ideas raras y tú te quedas callado, eso no es prudencia sino hipocresía.

PRUDENCIA EN EL HABLAR :
– Vale la pena detenerse a pensar en la prudencia con que usas tu lengua. A veces, ¡ cómo como es difícil callar! ¿No es verdad que la mayor parte de las imprudencias las debes a tu lengua? ¿Cuántas veces te has arrepentido de decir lo que dijiste ? ¿ Cuántas, si hubieras podido recoger tus palabras, lo hubieras hecho con una gran alegría ?

– Aprende a callar, a medir lo que dices, a pensar antes de abrir la boca.
– Aprende a guardar silencio en las cosas que no debes estar predicando. Trata de ser discreto.
– Y aprende también, cuando sea necesario, a hablar a tiempo lo que tienes que decir

CUANDO ACTUAMOS CON PRUDENCIA :
– Si en tu vida actúas con prudencia , vivirás siempre con una GRAN PAZ… con una gran serenidad… te sentirás siempre cerca de Dios…
 La ÚNICA Y VERDADERA FELICIDAD en la vida , se logra solamente cuando estás seguro, estás tranquilo con tu conciencia porque estás haciendo la voluntad de Dios, estás haciendo lo que Dios quiere de ti.

¿ CÓMO LOGRAR LA PRUDENCIA ?

– Para lograr ser una persona prudente, se necesita que estés decidido, que le eches ganas. Para ello te aconsejamos :

1) Que te acerques a Dios por LA ORACIÓN —reza , platica con El un momentito todas las mañanas y pídele su luz , su consejo, su opiniòn para escoger siempre el bien.

2) Que trates de FORMARTE — que estudies sobre tu religión para que sepas lo que está bien y lo que está mal, lo que le gusta a Dios y lo que no.

3) ANTES DE actuar, PIENSA primero.
4) Haz un esfuerzo siempre por GUIARTE POR LA RAZÓN, por lo que te dice tu cabeza y
no por lo que sientes en ese momento. Recuerda que la ira, el enojo, la tristeza, el rencor, son malos consejeros.
5) Aprovecha los CONSEJOS de personas con experiencia y con formación. No dudes en
pedirle al sacerdote que te dé unos consejitos cuando lo necesitas. Pero ten cuidado, no vayas a pedir consejos a tu comadre que no está formada para dártelos.
6) Sé CUIDADOSO y trata de no meterte en problemas. Es más fácil no meterse en él problema, que salir de él.
7) Nunca olvides que LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA, es amar y servir a Dios, hacer
su voluntad, aún a costa de sacrificar lo que a ti te gusta.


Tags:

One Response

  1. Alfredo Responder

Reply