SEÑOR, AYÚDAME A TENER CARIDAD CON EL PROJIMO

 

LA CARIDAD

Caridad es la virtud sobrenatural infusa por la que la persona puede amar a Dios sobre todas las cosas, por El mismo, y amar al prójimo por amor a Dios. Es una virtud basada en fe divina o en creer en la verdad de la revelación de Dios.

Un ejemplo vivo de estos tiempos en Madre Teresa de Calcuta, ella con su testimonio nos muestra que si podemos darnos nosotros mismos por amor a Cristo y velar por todo aquel que esta desamparado, aquel que tiene hambre, que sufre de marginación y que no tiene un vestido que ponerse.

Hay muchos que tenemos la bendición de tener un techo, alimento, vestido ; entonces? porque no compartir lo que Dios nos ha dado con nuestro prójimo? con aquel que necesita? o porque no damos desde nuestra pobreza tal y como lo hizo Madre Teresa ? siendo misericordiosos.

¿Qué es la misericordia?  

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia“. (Mt 5,7)

Jesús nos enseña qué es la misericordia, cuando nos fijamos en su actitud frente al dolor o la necesidad. Jesús vino a salvar lo que estaba perdido, a cargar con nuestras miserias para aliviarnos de ellas, a compadecerse de los que sufren y de los necesitados. No pasa de largo, se da cuenta enseguida del dolor, de detiene y salva.

El campo de la misericordia es tan grande como la miseria humana que se trata de remediar; pues eso es la misericordia: “compasión de la miseria ajena, que nos mueve a remediarla, si es posible” (San Agustín)

La iglesia nos motiva a cumplir con las obras de caridad o misericordia:

Obras de misericordia corporales

  1. Dar de comer al hambriento.

  2. Dar de beber al sediento.

  3. Vestir al desnudo

  4. Visitar a los enfermos

  5. Asistir al preso

  6. Dar posada al caminante

  7. Sepultar a los muertos.


Porque tuve hambre y ustedes me alimentaron; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Pasé como forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver” (Mt 25, 35-36)

Que Dios nos permita servirle con la virtud de la caridad.

(VER VIDEO)

 

 

One Response

  1. ulices Responder

Reply