Señor si quieres puedes curarme – Evangelio de Hoy

El Evangelio de Hoy
Viernes 28 de Junio de 2013
Señor si quieres puedes curarme
El amor de Dios es más fuerte que cualquier mal
santo Evangelio según san Mateo 8, 1-4

En aquel tiempo, cuando Jesús bajó de la montaña, lo iba siguiendo una gran multitud. De pronto se le acercó un leproso, se postró ante Él y le dijo: «Señor, si quieres, puedes curarme». Jesús extendió la mano y lo tocó, diciéndole: «Sí quiero, queda curado».

Inmediatamente quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: «No le vayas a contar esto a nadie. Pero ve ahora a presentarte al sacerdote y lleva la ofrenda prescrita por Moisés para probar tu curación».

Oración
Señor, yo creo en ti y en tu amor. Si quieres puedes convertir este momento de oración en una experiencia de amor que transforme toda mi vida; sé que lo puedes hacer y humildemente te suplico que lo hagas.

Petición
Jesús, cúrame de todo eso que me aparta del camino del bien porque quiero vivir en todo, y sobre todo, tu caridad.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Señor si quieres puedes curarme
El amor de Dios es más fuerte que cualquier mal.

«El domingo pasado vimos que Jesús, en su vida pública sanó a muchos enfermos, revelando que Dios quiere para el hombre la vida y la vida en abundancia. El evangelio de este domingo nos muestra a Jesús en contacto con una forma de enfermedad considerada en ese momento como la más seria, tanto que volvía a la persona “impura” y la excluía de las relaciones sociales: hablamos de la lepra. Una ley especial reservaba a los sacerdotes la tarea de declarar a la persona leprosa, es decir impura; y también correspondía al sacerdote declarar la curación y readmitir al enfermo sanado a la vida normal. Mientras Jesús estaba predicando en las aldeas de Galilea, un leproso se le acercó y le dijo: “Si quieres, puedes limpiarme”. Jesús no evade el contacto con este hombre, sino, impulsado por una íntima participación de su condición, extiende su mano y le toca –superando la prohibición legal–, y le dice: “Quiero, queda limpio.”»

Reflexión
«Han de procurar trabajar generosamente para edificar un mundo mejor, fundado en la libertad, la dignidad y los derechos de cada persona. Ello les exigirá ser magnánimos, puros, respetuosos y sinceros, y huir de la seducción de las filosofías del egoísmo, del placer, de la desesperanza o del escepticismo»

Diálogo
Señor, yo creo en Ti, en la abundancia y gratuidad de tu amor. Dame la gracia de corresponderte con un corazón benigno y sincero, que cure la vida de los demás con mis palabras, mis acciones y mi testimonio. Ayúdame a vivir en tu luz para experimentar la alegría de sanación que viene con tu amistad.

Propósito
Orar con la ilusión y con la confianza de creer, y saber, que Dios me dará todo lo que necesito.

«Debemos luchar para levantar al caído, para ser misericordiosos con las almas que tienen la desgracia de apartarse alguna vez del buen camino, debemos luchar para saber siempre como el buen samaritano, curar las heridas que el dolor y el odio vayan haciendo en el corazón de nuestros hermanos»

El Evangelio de Hoy
Viernes 28 de Junio de 2013
Señor si quieres puedes curarme
El amor de Dios es más fuerte que cualquier mal
santo Evangelio según san Mateo 8, 1-4

Reply