Señor, no soy digno

SEÑOR, YO NO SOY DIGNO
No soy digno de que entres en mi casa
Ni que te acerques a mi corazón
Soy un pobre pecador a quien le ciega la razón
Tan necesitado de tu amor que todo abrasa
No soy digno de tu mirada limpia y pura
No soy digno de tu caricia llena de dulzura
No soy digno de tu palabra hecha ternura
No soy digno de volar hasta tu divina altura
PERO TAN SOLO SEÑOR….
Déjame levantar mi vista y contemplarte
Tomar las migajas de tu mesa sin tú enterarte
Seguirte en silencio, sin querer ya dejarte
Aprender a amarte en todo instante
JESÚS A MI ALMA
Digno fuiste y lo perdiste
Digno eres por mi encarnación
Digno eres por toda mi Pasión
Digno eres ya no estés triste
Autor: P. Guillermo Serra, L.C.

Reply