Solemnidad de Corpus Christi – Evangelio de Hoy

El Evangelio de Hoy
Domingo 02 de Junio de 2013
Santo Evangelio segun Lucas 9, 11b-17
Festividad del Cuerpo de Cristo (Corpus Christi)
Solemnidad de Corpus Christi

“Comieron todos y se saciaron”
En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban.
Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle: “Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.”
Él les contestó: “Dadles vosotros de comer.”
Ellos replicaron: “No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío.”
Porque eran unos cinco mil hombres.
Jesús dijo a sus discípulos: “Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.”
Lo hicieron así, y todos se echaron.
Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

Palabra de Dios

Oración
Dios mío, dame un corazón que escucha para que esta oración provoque en mí un deseo profundo de mejorar mis actitudes y mi conducta, iniciando por abandonar todo tipo de pecado, especialmente el de omisión. ¡Ayúdame a amarte más!

Petición
Señor, que nunca sea indiferente a las necesidades materiales y espirituales de los demás.

Meditacion del Dia
Festividad del Cuerpo de Cristo (Corpus Christi)
Solemnidad de Corpus Christi

La Iglesia celebra este domingo la gran solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Jesús. Es obvio que la expresión “cuerpo y sangre” es un modo típicamente semítico de indicar una totalidad, toda la persona; en este caso, la Persona de Cristo. Este mismo modo de expresión lo usó Jesús también en otra ocasión, cuando aseguró a Pedro que ningún hombre le había revelado su identidad: “Esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (Mt 16,17). Si “carne y sangre” no significara aquí el hombre (Pedro mismo o cualquier otro ser humano), entonces la afirmación de Jesús carecería de sentido. Lo que Jesús quiere decir es esto: “No el hombre, sino Dios”. Diciendo “carne y sangre” se refiere al hombre en lo que tiene de más humano.

¿De dónde nace ese modo de referirse a la Persona de Cristo? Nace del mismo Jesús. En efecto, fue él quien en la última cena, tomó un pan y dijo: “Esto es mi Cuerpo”, y luego tomó una copa de vino y dijo: “Esta copa es mi Sangre”. La palabra de Cristo no puede dejar de hacer lo que dice, no puede dejar de efectuar lo que significa. Si Jesús dice: “Esto es mi cuerpo”, eso no puede ser más que su Cuerpo; y si dice: “Esto es mi Sangre”, eso no puede ser más que su Sangre. Su palabra, siendo Palabra de Dios, es viva y eficaz y “no vuelve a Dios vacía, sin que haya realizado los que a Dios plugo, ni haya cumplido aquello a que Dios la envió” (cf. Is 55,11).

El Evangelio de Hoy
Domingo 02 de Junio de 2013
Santo Evangelio segun Lucas 9, 11b-17
Festividad del Cuerpo de Cristo (Corpus Christi)
Solemnidad de Corpus Christi

Reply