Usted que hace?

Usted, que reclama lo que no recibe, ¿ya pensó en lo que no da?
Usted, que se lamenta porque sufre, ¿ya pensó en cuánto hace sufrir?
Usted, que acusa a la ignorancia, ¿ya evaluó sus conocimientos?
Usted, que condena el error, ¿ya percibió cuánto erró?

Usted, que se dice amigo sincero, ¿ya se analizó con sinceridad?
Usted, que se queja de penurias, ¿ya vio cuánto posee más que los otros?
Usted, que critica el mundo, ¿ya hizo algo para mejorarlo?
Usted, que sueña con el cielo, ¿cuánto ha hecho para extinguir el infierno?
Usted, que se dice modesto, ¿se sentiría orgulloso de parecer humilde?
Usted, que condena el mal, ¿ha procurado difundir el bien?

Usted, que deplora la indiferencia, ¿ha sembrado el amor?
Usted, que se aflige con la pobreza, ¿ha usado bien sus riquezas?
Usted, a quien le duelen las espinas, ¿ha cultivado rosas?
Usted, que tanto lamenta las tinieblas, ¿ha esparcido luz?
Usted, que se ocupa de sí mismo, ¿se ha preocupado de los demás?
Usted, que se siente tan pequeñito, ¿ha procurado crecer?

Usted, que se queja de soledad, ¿ha brindado su compañía a un amigo?
Usted, que se asusta ante la enfermedad, ¿qué ha hecho por su salud?
Usted, que anhela la concordia, ¿ha combatido la discordia?

Dejando el pasado

SEÑOR, ORAMOS PARA QUE NOS AYUDES A DEJAR EL PASADO POR COMPLETO.
Líbranos Señor de cualquier cosa que nos esté sujetando.

Ayúdanos a quitar el viejo comportamiento y la manera en que acostumbramos a pensar y renueva nuestra mente (Efesios 4,22-23). Danos un entendimiento mayor para saber que tú haces todas las cosas nuevas. (Apocalipsis 2,15)

Muéstranos una manera fresca e inspirada por el Espíritu Santo de relacionarnos con las cosas negativas que han sucedido. Danos la mente de Cristo para que podamos discernir con claridad entre tu voz y las voces del pasado. Cuando escuchemos aquellas voces viejas, ayúdanos a levantarnos en tu nombre y a pagarlas con la verdad de tu Palabra. Donde con anterioridad hemos experimentado rechazo o dolor, oramos para que no influya en lo que ahora vemos y escuchamos.
Derrama perdón dentro de nuestro corazón para que la amargura, el resentimiento, la venganza y la falta de perdón no tengan lugar ahí. Que podamos ver el pasado solo como una lección de historia y no como una guía para nuestro diario vivir.

Dondequiera que el pasado se ha convertido en un recuerdo desagradable, oramos para que tú lo restaures y saques vida de ahí.

CUBRE CON VENDAS NUESTRAS HERIDAS (Salmo 147,3)
Y RESTAURA NUESTRA ALMA (Salmo 23:,3)
Ayúdanos a soltar el pasado para que no vivamos en él sino que aprenda de él, que rompamos con él y entremos en el futuro que tú tienes para nosotros.
Amén y Amén

Camina sobre las aguas

Camina sobre las aguas

Cuando ya no puedas mas
solo ora con este Salmo y encontraras
paz y consuelo


SALMO 91
Camina sobre las aguas

Tu que habitas al amparo del altísimo
Y resides a la sombra del Omnipotente
Dile al señor: mi amparo, mi refugio,
Mi dios, en quien yo pongo mi confianza”.

Él te librara del lazo del cazador y del azote
De la desgracia; te cubrirá con sus plumas
Y hallaras bajo sus alas un refugio.

No temerás los miedos de la noche
Ni la flecha disparada de día, ni la peste
Que avanza en las tinieblas, ni la plaga que
Azota a pleno sol.

Aunque caigan mil hombres a tu lado
Y diez mil, a tu derecha, tú estarás fuera
De peligro:

Su lealtad será tu escudo y armadura.
Basta que mires con tus ojos y veras como
Se le paga al impío. Pero tu dices: mi amparo es el
Señor”, tu has hecho del altísimo tu asilo.

La desgracia no te alcanzará ni la plaga se acercara
A tu tienda: pues a los ángeles les a ordenado que
Te escolten en todos tus caminos.

En sus manos te habrán de sostener para que no
Tropiece tu pie en alguna piedra; andarás sobre
Víboras y leones y pisarás cachorros y dragones.

Pues a mí se acogió lo libraré, lo protegeré, pues
Mi nombre conoció. Si me invoca, yo le responderé,
Lo salvaré, le rendiré honores. Alargare sus días
Como lo desea y haré que pueda ver mi salvación”.

Camina sobre las aguas

Dios te dice este día: ANIMO

En momentos de angustia…Animo!!

Dios te envía estas promesas en su palabra, la santa biblia. CREELE
Te tomé de los confines de la tierra, te llamé de los rincones más remotos, y te dije: “Tú eres mi siervo.”
Yo te escogí; no te rechacé. Así que no temas, porque yo estoy contigo;
no te angusties, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
»Todos los que se enardecen contra ti sin duda serán avergonzados y humillados; los que se te oponen serán como nada, como si no existieran. Isaias 41,9-11
«Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía, y antes que nacieses, te tenía consagrado… No les tengas miedo, que contigo estoy yo para salvarte» (Jer. 1,1)
«¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido. Míralo, en las palmas de mis manos te tengo tatuada, tus muros están ante mí perpetuamente». (Isaías 49,15)
«Hasta vuestra vejez, yo seré el mismo, hasta que se os vuelva el pelo blanco, yo os llevaré. Ya lo tengo hecho, yo me encargaré, yo me encargo de ello, yo os salvaré». (Isaías 46, 4)
Animo!!! Bástate de mi gracia porque Mi poder se perfecciona en tu debilidad. Por tanto gloríate en tu debilidad para que repose sobre ti el poder de Cristo.«Con amor eterno te he amado; por eso he reservado gracia para ti» (Jer. 31,3) Animo!!!

Devociones y Promesas, crecimiento espiritual

El Evangelio de Hoy
Sabado 08 de Junio de 2013
Devociones y Promesas, crecimiento espiritual
Evangelio según san Lucas 2, 41-51

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.

Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su Madre le dijo: «Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y Yo te hemos estado buscando llenos de angustia». Él les respondió: «¿Por qué me andaban buscando? ¿No saben que debo ocuparme de las cosas de mi Padre?». Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su Madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas.

Oración
Señor, ante la angustia por los hechos tristes que se suceden en el mundo, ante mi perplejidad por lo que permites que suceda y yo no acabo de entender, es un gran gozo que me concedas hoy la gracia de poder contar con este tiempo para mi oración. Sé que Tú me estás esperando para enternecer mi corazón, para darme luz y fuerza para continuar con fe, aunque no comprenda muchas cosas mi camino hacia la santidad.

Petición
María, intercede ante Dios por mí, para que aumente mi fe.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Devociones y Promesas, crecimiento espiritual
Continue reading

LA MUJER FIEL Y OBEDIENTE A DIOS

 
LA MUJER FIEL Y OBEDIENTE A DIOS
El libro de gènesis relata: Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y le dijo: Fructificad y multiplicaos. Asì creo Dios a la mujer, con el fin que se complementara con el hombre.

Las mujeres  que quiere ser obedientes a Dios  debemos disponer nuestra vida, alma y cuerpo para atender a lo que Dios quiere que yo sepa y haga.  Por esa razón es muy importante que a medida que voy conociendo al Señor mi ser debe ir cambiando y aceptando su voluntad. LA MUJER FIEL Y OBEDIENTE A DIOS

Hay muchas mujeres en la biblia que nos dan ejemplo de fe y obediencia a Dios, por ejemplo:  Ruth, Ana, Esther, la mujer samaritana, la virgen MAria y muchas màs , pasaron por momentos de pruebas  y dolor. Pero todas coinciden con lo mismo : cumplir con la voluntad de Dios, ellas permitieron que  Dios se glorificara en sus vidas.

Rut fue una mujer humilde, fiel y obediente.  Ana, una mujer de fe, oración y agradecida.  María, la madre de Jesús, es un ejemplo de humildad y sumisión, María Magdalena, ejemplo de amor, arrepentimiento y obediencia .

En estos tiempos modernos, talvez se nos haga dificil ser fieles y obedientes a Dios, pero seria buenos darnos cuenta que valioso es serlo, no hay mas grande en este mundo que sujertarnos a su voluntad, asi obtendremos la verdadera victoria.

Las mujeres podemos servir en diferentes maneras, según el don que Dios nos dio. Romanos 12,6-8. LA MUJER FIEL Y OBEDIENTE A DIOS

Servir a Dios es la mejor carrera. Invertir la vida para honrarlo a El, trae grandes dividendos. Aceptemos el valor que tenemos por nuestra Posición en Cristo, proclamemos quiénes somos en El y realizemos la tarea según los dones que él nos ha dado.

Recuerdad: que importante que es la mujer para Dios.
LA MUJER FIEL Y OBEDIENTE A DIOS
 

 

 

PROMESAS DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Promesas de Nuestra Señora, Reina del Rosario, tomadas de los escritos del Beato Alano:

1. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.
2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
3. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.
4. El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.
5. El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá.
6. El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido a la vida eterna.
7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.
8. Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.
9. Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas a mi Rosario.
10. Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.
11. Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.
12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.
13. He solicitado a mi Hijo la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la corte celestial.
14. Los que rezan Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.
15. La devoción al Santo rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.

 

l