USA TUS SENTIDOS

Usa tu vista
para ver la belleza de la vida y para ver el interior de las personas; no la uses para criticar maliciosamente cómo se ven o se visten los demás o para juzgar a las personas sólo por sus apariencias
Usa tus oídos
para escuchar a tu prójimo y poder ofrecerle una palabra de aliento, para escuchar los sonidos agradables que te ayudan a olvidar las dificultades y edifican tu interior; no lo uses como un arma o para escuchar cuando se habla mal de los demás


Usa tu olfato
para percibir el olor de las flores, del perfume y del amor; no lo impregnes con los malos olores como lo son el odio, el egoísmo y la traición
Usa tu gusto
para saborear el triunfo de tus metas alcanzadas, de los logros obtenidos con esfuerzo y dedicación; no lo uses para saborear las derrotas de otros


Usa tu tacto
para sentir y dar amor para tocar a las personas con tus deseos positivos con tu caridad; no lo uses para pedir injustificadamente

 


El sexto sentido,

el más importante, es el que nos da la sabiduría para distinguir la diferencia entre los otros sentidos; entre el bien y el mal, entre dar o recibir y entre construir o desmoronar. A veces miramos sin ver, oímos sin escuchar, olemos sin percibir, probamos sin saborear y tocamos superficialmente.

LAS DOS CAJAS

Tengo en mis manos dos cajas que Dios me dió a guardar. Me dijo: «Pon tus tristezas en la negra, y todas tus alegrías en la de oro». Seguí estas palabras y en
ambas cajas tristezas y alegrías guardé.

A pesar de que la dorada se hacía más pesada día con día, la negra era tan ligera como antes… Lleno de curiosidad, abrí la caja negra para ver lo que ocurría, y vi en el fondo de la caja un agujero por donde mis tristezas habían desaparecido. Se la mostré a Dios
y le dije: «¿dónde están mis tristezas?». Y con una tierna
sonrisa me respondió: «Hijo mío, todas ellas están aquí conmigo».

Le pregunté: «Dios mío, ¿por qué me diste las cajas? ¿Por qué la dorada, y la negra con agujero?»
Y él me respondió: «Hijo mío, la dorada es para que tomes en cuenta todas tus bendiciones, la negra es para que puedas olvidar

En el camino aprendí

En el camino aprendí, que llegar alto no es crecer,
que mirar no siempre es ver, ni que escuchar es oír.
ni lamentarse es sentir, ni acostumbrarse es querer…
En el camino aprendí, que andar solo no es soledad
que cobardía no es paz, ni ser feliz sonreír.


Y que peor que mentir, es silenciar la verdad.
En el camino aprendí, que puede un sueño de amor
abrirse como una flor, y como esa flor morir,
pero en su breve existir, ser todo aroma y color.


En el camino aprendí que la humildad no es sumisión
la humildad es ese Don que se suele confundir:
NO ES LO MISMO SER SERVIL,
QUE SER UN BUEN SERVIDOR.
Cuando vayan mal las cosas, como a veces suelen ir,
cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir,
cuando tengas poco haber pero mucho que pagar,
y precises sonreír,… aún teniendo que llorar.


Cuando el dolor te agobie y no puedas ya sufrir…
Descansar acaso debes, pero nunca desistir.
CUANDO TODO ESTÉ PEOR…
MÁS DEBEMOS INSISTIR.

 

Letra y musica a Rafael Amor

Mi esposa sorda

Cuál es el problema de su esposa? Dijo el médico.
– Sordera. No escucha casi nada.
– Entonces, señor va a hacer lo siguiente: antes de traerla, haga un test para facilitar el diagnóstico. A una cierta distancia, hable en tono normal, hasta que entienda la distancia en que ella puede escucharlo.

Y cuando venga – dice el médico – dirá a qué distancia estaba con ella cuando lo escuchó. Está bien?
– Sí, claro, entonces.
Por la noche, cuando la esposa preparaba la cena, el esposo decidió hacer el test.
Midió la distancia que estaba en relación a la mujer. Y pensó: » estoy a 15 metros de distancia. Va a ser ahora «.
– María, qué hay para cenar? – no oyó nada. Entonces se acercó a 10 metros.
– María, qué hay para cenar? – nada todavía. Entonces, se acercó más de 5 metros.
– María, qué hay para cenar? – silencio todavía.

Por último, se apoya a la espalda de la mujer y vuelve a preguntar:
– María! Lo que tenemos para cenar?
– Pollo, mi vida… Es la cuarta vez que te contesto!

Como saben, muchas veces pensamos que el problema ocurre con los demás, cuando en realidad el problema es nuestro, sólo nuestro… Creemos que Dios no escucha nuestras oraciones pero cuando nos acercamos a él nos dimos cuenta de que el error siempre estuvo en nosotros por no escuchar lo que dice.


Y usted a qué distancia está de Dios?

Sigue tu destino

Sigue tu destino adónde sea que te lleve
Hay un momento en la vida, en que comprendes que ha llegado el tiempo de cambiar, y si no lo haces, nada jamás podrá cambiar. Comprendes que si al fracasar, no tienes el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin ti. La dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida a veces se torna diferente de lo que nos imaginamos.
No siempre nuestros días brindan lo que esperamos. Sin comprender por qué, a veces toman rumbos tan imprevisibles que ni en tus sueños se hubieran asomado. Pero igual, si no te animas a escoger un camino, o a realizar un sueño, estás en gran peligro de vagar sin rumbo y perderte. Más bien que preguntarte con mil ansias por qué tu vida se ha tornado como es ahora, acepta el camino abierto que te espera.

Olvídate de lo que fue, no te confundas. Eso ya pasó. Sólo el presente importa. El pasado es ya una ilusión, y el futuro todavía no existe. Pero vivimos hoy. Mide tus pasos uno a uno, sin perder la fe, guardando tu valor y confianza. Con tu frente alta, no temas soñar, ni mirar las estrellas.
Un poco más de paciencia, tu vigor volverá y encontrarás tu vía. Una senda más bella y serena de lo que has soñado te llevará adonde quieras que te lleve, cumpliendo todos tus deseos. No pierdas confianza en tus fuerzas, y toma esa nueva vía. Verás que está llena de alegría, de aventuras y deleite como en tus sueños no imaginaste. Cree en ti.

Todos tenemos adentro una brújula que nos conduce adonde anhelamos. No olvides confiar en tu brújula, consúltala a menudo, porque el conocer su presencia te dará fortaleza para lo que la vida te depare. No permitas que te desvíen. Pídele la verdad a tu corazón, y te dará la respuesta y el discernimiento para tomar las decisiones que son para ti. Ama a todos, y no esperes
agradecimientos. Haz lo mejor que puedas. Vive cada día en su plenitud. Nadie puede leer el futuro.
Recuerda: para todas tus preguntas, allí en tu fuero interno, a la vera del camino, habrá respuestas más claras, soluciones aceptables. Hace falta paciencia, y confianza, para alcanzar la meta, solucionar problemas, y realizar sueños.
Cree en ti

 

Seguir adelante

Tal vez todo lo que hoy nos preocupa y nos parece difícil e incierto con el tiempo se minimiza y nos damos cuenta que nos ayudó a crecer y a ser mejores cada día.
Momentos de prosperidad…otros de incertidumbre y preocupación…
De pronto cuando creemos tener todo en la vida alguien o algo derrumba nuestro castillo, nuestro imperio… y allí estamos nosotros…
A veces llenos de miedo, otras a la espera de que todo sea una pesadilla y tarde o temprano despertemos…
Pero nunca debemos perder la esperanza…


De pronto al mirar alrededor siempre tenemos algo que nos dice que podemos resurgir…
De todo debemos aprender… Aún cuando nos encontremos mirando con temor nuestro futuro, llenemos nuestro corazón y nuestra vida con un fuerte deseo de seguir…
Que nada ni nadie nos desaliente…


Somos nosotros los únicos que podemos elegir: Bajar los brazos ó seguir peleando.
La vida no es fácil a veces…
Pasamos por pruebas difíciles, pero siempre debe existir en cada uno de nosotros la fuerza necesaria que nos permita levantarnos y seguir caminando

LA VASIJA AGRIETADA

Un cargador de agua tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que él llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía una grieta, mientras que la otra era perfecta y entregaba el agua completa al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón.
Cuando llegaba, la vasija rota solo contenía la mitad del agua. Por dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, perfecta para los fines para la cual fue creada; pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía conseguir la mitad de lo que se suponía debía hacer.


Después de dos años le habló al aguador diciéndole: «Estoy avergonzada de mi misma y me quiero disculpar contigo»…¿Por qué? le preguntó el aguador.
«Porque debido a mis grietas, solo puedes entregar la mitad de mi carga. Debido a mis grietas, solo obtienes la mitad del valor de lo que deberías.»
El aguador se sintió muy apesadumbrado por la vasija y con gran compasión le dijo: «Cuando regresemos a la casa del patrón quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.
Así lo hizo y en efecto vio muchísimas flores hermosas a todo lo largo, pero de todos modos se sintió muy apenada porque al final solo llevaba la mitad de su carga. El aguador le dijo: «Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino?; siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja de ello, siembro semillas de flores a todo lo largo del camino por donde tu vas y todos los días tú las has regado. Por dos años yo he podido ver estas flores cuando voy a recoger agua y de camino a casa. Sin ser exactamente como eres, no hubiera tenido esa belleza acompañándome en mi recorrido.»


Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas……
«En la gran economía de la vida, nada se desperdicia». «Sólo aquel que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible». Si sabes cuáles son tus grietas, aprovéchalas, y no te avergüences de ellas

El verdadero servicio a Dios

Juan 12,26

Si alguno me sirve, que me siga; y donde yo estoy, allí también estará mi servidor; si alguno me sirve, el Padre lo honrará.

A veces pensamos que el servicio que Dios pide es pasar solo en la iglesia, en grupos de crecimiento , de oración etc. El Señor nos pide un servicio con exelencia , servir  en nuestro hogar a nuestro cónyugue , nuestros hijos , nuestros padres, vecinos, amigos etc. Como servirles?

Primero, estar prestos a sus necesidades espirituales, una ayuda que este siempre en nuestro alcance, a veces una palabra de ánimo es un servicio, de que nos sirve pasar en la iglesia areglando bancas, recibiendo a los feligreses si en casa no damos un buen servico, si nuestros hijos estan solos sin quien los guie, si nuestros padres estan abnadonados porque no tenemos tiempo de visitarlos por estar solo en la iglesia?

Que bonito seria que dividieramos nuestros tiempo y abrir nuestro corazón para servir en la iglesia sin olvidar que el servicios es siempre, en todo tiempo en todo lugar.

Oración:

 

Señor, quiero ofrecer todo de mi

quiero servirte con un corazón bondadoso,

quiero servir en todo momento, a todo aquel

que se me presente en el camino.

Señor, quiero ser testimonio de tu amor a

traves del serivicio.

Que yo no busque ser servido;sino servir.