El adulterio destruye la familia

Si una ‘matrimonio ‘ pudiera ver lo que acompaña a ellos durante el acto de adulterio, tendría esa reacción… O peor.
El principal plato que el diablo usa para destruir una familia es la traición conyugal, pero él no es bobo, antes él sonda la postura del esposo y la esposa de uno para con el otro, él estudia tranquilamente cuál es la carnada más certera para atraer sin Error a su presa.
Comienza generando peleas y el alejamiento íntimo de los cónyuges, después él crea situaciones en que la convivencia se hace difícil e insoportable, crea una nube de opresión y la intriga donde la esposa pierde la admiración por el marido y este se queda indiferente a sus responsabilidades.
Cuando este escenario está montado, el gran autor de las mentiras reenvía sus manjares en forma de atractivas mujeres y hombres atentos, en realidad estas piezas son ilusorias, lo que los hace interesante es la carencia por no tener en el matrimonio en el que el socio debe proporcionar , entonces se inicia el proceso de destrucción de la familia.
Todo es una gran ilusión, todos tenemos problemas, la vida de nadie es perfecta, lo más importante es saber que el enemigo usa las armas que él tiene en sus manos, y él invierte la pareja esperando quién va a caer primero.
Un matrimonio es una decisión muy seria, las personas no son desechables, pasa-tiempo no escapes de problemas. Sólo una pequeña brecha para que el diablo cause un agujero en su vida. Si usted siente el deseo de traicionar, la culpa no es del diablo, es tuya, sólo usó lo que usted le regaló a él y se metió con el deseo que usted ya guardaba dentro de ti.
Es un desvío de carácter, todos nosotros estamos antetodo de pasar por eso, la diferencia está en que cada uno va a hacer con la situación.
Un Espíritu débil no tiene fuerzas para luchar con la carne llena de voluntades y una mente encubierta con mentiras que satanás ha lanzado.
Todo lo que usted necesita para ser feliz, está en su casa, no se engañe.
SUJETESE A Dios y el diablo huirá de ti.

 
Por. Keylor Borge Alemán

Evangelio de hoy 14 Junio 2013

Evangelio según san Mateo 5, 27-32

«Habéis oído que se dijo: No cometerás adulterio. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna. Y si tu mano derecha te es ocasión de pecado, córtatela y arrójala de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna. «También se dijo: El que repudie a su mujer, que le dé acta de divorcio. Pues yo os digo: Todo el que repudia a su mujer, excepto el caso de fornicación, la hace ser adúltera; y el que se case con una repudiada, comete adulterio.

Oración introductoria

Jesucristo, no dejes que me escandalice por la radicalidad de tu Palabra, que es la verdad. En este momento de oración quiero arrancar todo que pueda ser ocasión de distracción. Sé que el tesoro de la oración no es fácil y que Tú sólo se lo entregas a quien se esfuerza. Ayúdame a perseverar en mi lucha y a dialogar contigo sinceramente, de corazón a Corazón.

Petición

Señor, quiero escuchar en mi corazón lo que Tú me quieras decir hoy.

Meditación del Papa

Es importante recordar que «el amor de los esposos exige, por su misma naturaleza, la unidad y la indisolubilidad de la comunidad de personas que abarca la vida entera de los esposos». De hecho, Jesús dijo claramente: «Lo que Dios unió, no lo separe el hombre» y añadió: «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquella; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio». Con toda la comprensión que la Iglesia puede sentir ante tales situaciones, no existen casados de segunda unión, como los hay de primera; esa es una situación irregular y peligrosa, que es necesario resolver con fidelidad a Cristo, encontrando con la ayuda de un sacerdote un camino posible para poner a salvo a cuantos están implicados en ella.
Para ayudar a las familias, os exhorto a proponerles con convicción las virtudes de la Sagrada Familia: la oración, piedra angular de todo hogar fiel a su identidad y a su misión; la laboriosidad, eje de todo matrimonio maduro y responsable; y el silencio, fundamento de toda actividad libre y eficaz. (Benedicto XVI, 25 de septiembre de 2009).

Reflexión

En la vida de San Antonio de Padua se cuenta un hecho que sucedió a raíz de este evangelio: un joven que le dio un puntapié a su madre oyendo hablar al santo sobre este pasaje evangélico se desesperó y se cortó el pie. La madre del muchacho acudió desesperada al predicador, éste vino y puso el pie en su lugar, y el joven milagrosamente fue curado.

Este evangelio no es para tomarlo al pie de la letra en lo que respecta a la integridad física, debemos tomarlo al pie de la letra en lo que atañe al bien espiritual.

Cristo es muy sabio al darnos estos consejos, porque no quiere el mal de nuestro cuerpo, quiere el bien del alma. Así como es doloroso cortarse un miembro sin anestesia, así más dolor causa al alma el perder un miembro por utilizarlo en el pecado.

Cuando hay verdadero amor de un hombre por una mujer, de una mujer por un hombre, de los enamorados entre sí, de los adolescentes a la vida,… de todos a Dios, no se puede mirar a una mujer deseándola.

Todos somos hijos del Padre Eterno, y como hijos de un mismo Padre debemos mirar no lo que llevamos encima, sino más bien lo que hay en el corazón del hombre: un pequeño reflejo del fuego del amor de Dios.

Diálogo con Cristo

Jesucristo, quiero configurar todo mi ser al programa de vida que propone tu Palabra. Te prometo no escatimar esfuerzos por conocer las implicaciones morales del Evangelio para conformar con ellas todo mi obrar, y desterrar de mi vida todo lo que pueda ser un obstáculo para crecer en mi amor a Ti y a los demás.

Propósito

Adoptar la bondad en mis pensamientos y deseos, y negar la entrada a cualquier pensamiento que me pueda apartar de Cristo.

Dí NO al Adulterio

«No cometerás adulterio», está incluído en los Diez Mandamientos (Éxodo 20,14).

Si usted es casado, y mientras lo está, usted tiene relaciones sexuales con otra persona, usted está cometiendo adulterio. Sin embargo, el Señor Jesucristo fue aún más lejos en la definición de lo que representa Adulterio. «Ustedes han oído que se dijo: ‘No cometas adulterio.’ Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.»( Mateo 5,27)

En otras palabras, el adulterio no sólo incluye la comisión carnal del acto sexual con una persona diferente a su esposo o esposa;sino que usted lo comete hasta con mirar y desear a otra mujer o a otro hombre

Si estas casado y miras a una mujer la primera vez,estás usando el sentido de  la vista si miras por segunda vez estas permitiendo ser tentado. Si miras una tercera vez,haz abierto tu corazón al pecado.

Si usted quiere agradar a Dios, usted tiene que reprender la tentación. Dios pide exclusividad. Porque Él te sacó de Egipto, te sacó de casa de servidumbre y Él quiere que le sirvas en santidad, Él quiere que usted le honre, Él quiere que usted le dé la Gloria y dar la Gloria es que usted lo honre en Santidad, es que usted viva para Él, es que su cuerpo sea templo del Espíritu Santo, es que usted le diga, Señor si la Biblia dice que yo no debo adulterar, yo no voy a adulterar, yo prefiero agradarte a ti, bendecirte a ti, amarte a ti y serte fiel en todo.

Consejos:

*Déle mantenimiento a su matrimonio.

Porque si no se deteriora y hay algunos y algunas que están esperando como lobos, para meterse con su esposo o esposa, con sus hijos o sus hijas.

Salgan con su esposa o esposo por lo menos una vez a la semana, cuídense, díganse que se aman, que se quieren, que son importantes el uno para el otro. Seamos románticos, porque si usted no es romántico con su esposa, aparecerá un impío que sí va ser romántico con ella y se le va a ir arriba. ¿hace cuánto no le lleva flores a su esposa? ¿hace cuánto no le dice a su esposa que es importante…? No espere que alguien más se lo diga.

*Pacto de Santidad

¿A cuáles lugares está usted asistiendo? No se trata de vida social, lo correcto siempre será correcto, no se permita asistir a lugares contaminados, porque fácilmente alguien le puede proponer cosas indecorosa

*Pacto con mis Ojos

 Cuide lo que usted ve, no cometa pecado con su mirada. Usted nada tiene que estar mirando fuera de su casa, si dentro, está un esposo o una esposa que le espera todos los días para cuidarle, amarle y apoyarle. Si usted comete pecado, con sólo mirar o desear lo que no es suyo y que está en la calle, usted abre la puerta para que la serpiente del adulterio  lo pueda picar y que eso le traiga todas las consecuencias de desgracia que ya he mencionado. Santifique sus ojos y guárdese para Dios

*Renueve cada vez que pueda sus votos matrimoniales

Recuérdense cada vez el compromiso que ambos adquirieron con Dios, las promesas que se hicieron el uno al otro, recuerden lo que los llevó a estar juntos y tomar la decisión de casarse.