Misioneros de la alegria

 

Misioneros de la alegria.
Lunes 31 de Diciembre de 2012
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Juan 1, 1-18

En el principio ya existía aquel que es la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios. Ya en el principio Él estaba con Dios. Todas las cosas vinieron a la existencia por Él y sin Él nada empezó de cuanto existe. Él era la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la recibieron.

Hubo un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Este vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. Él no era la luz, sino testigo de la luz.

Aquel que es la Palabra era la luz verdadera, que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba; el mundo había sido hecho por Él y, sin embargo, el mundo no lo conoció.

Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron; pero a todos los que lo recibieron les concedió poder llegar a ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre, los cuales no nacieron de la sangre, ni del deseo de la carne, ni por voluntad del hombre, sino que nacieron de Dios.

Y aquel que es la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros. Hemos visto su gloria, gloria que le corresponde como a Unigénito del Padre, lleno de gracía y de verdad.

Juan el Bautista dio testimonio de Él, clamando: «A éste me refería cuando dije: “El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo”».

De su plenitud hemos recibido todos gracia sobre gracia. Porque la ley fue dada por medio de Moisés, mientras que la gracia y la verdad vinieron por Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás. El Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, es quien lo ha revelado. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, en este último día del año quiero repetir las mismas palabras que pronunciaste en los últimos instantes de tu vida: «Todo está consumado». Quisiera poder decir que este año ha sido completamente para Ti, para tu gloria y tu servicio, pero bien conoces mi debilidad y mis muchas omisiones. Te pido perdón por las veces que no he sabido corresponderte y te ofrezco esta oración en acción de gracias por tantos dones que me has dado.

Petición
Jesús, en este día no quiero pedirte nada, más bien, quiero darte las gracias por tu amor. Todo lo que soy y todo lo que tengo es un don tuyo. Toma, Señor, mi oración como una muestra pequeña de agradecimiento por tu infinita bondad.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Misioneros de la alegria. Continue reading

El discipulo de Jesus obedece al Padre

 

El discipulo de Jesus obedece al Padre.
Domingo 30 de Diciembre de 2012
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Lucas 2, 41-52

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.

Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo: «Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando, llenos de angustia». Él les respondió: «¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?» Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas. Jesús iba creciendo en saber, en estatura y en el favor de Dios y de los hombres. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Dios mío, quiero ocuparme en tus cosas, que sepa revestirme de las actitudes de Cristo en mi corazón y en mis obras, abrazándome a la cruz y al sacrificio, si fuera necesario. Dame la gracia de conocer y de experimentar íntimamente a Cristo en el Evangelio y en el Sagrario.

Petición
Jesús Niño, hazme amarte con un amor real, personal, apasionado y fiel.

Meditacion de El Evangelio de Hoy
El discipulo de Jesus obedece al Padre. Continue reading

No temas si Dios esta contigo

 

No temas si Dios esta contigo.
El Evangelio de Hoy
Sabado 29 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 2, 22-35

Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, Ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: *Todo primogénito varón será consagrado al Señor,* y también para ofrecer, como dice la ley, *un par de tórtolas o dos pichones.*

Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: «Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos, luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel».

El padre y la Madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la Madre de Jesús, le anunció: «Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma». Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, me acerco a esta oración deseoso de tener los mismos sentimientos que Simeón y la profetisa Ana tenían. Como ellos, quiero saber esperar y saber descubrirte en cada uno de los acontecimientos de mi vida para poder vivir unido a Ti, y salir de esta oración fortalecido en la decisión de vivir para darte a conocer a los demás.

Petición
Señor, que sepa descubrirte para glorificarte y servirte en los demás.

Meditación de El Evangelio de Hoy
No temas si Dios esta contigo. Continue reading

Resurreccion la grandeza de tu amor

Resurreccion la grandeza de tu amor
Encontrar a Jesús.
Jueves 27 de Diciembre
santo Evangelio según san Juan 20, 2-8

El primer día después del sábado, María Magdalena vino corriendo a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán puesto».

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.

En eso llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos. Palabra del Señor.

Oración
Jesús, quiero en esta oración recostarme espiritualmente sobre tu pecho, como lo hizo el apóstol san Juan, hablar contigo durante estos momentos de corazón a corazón, contemplar el inmenso amor que me tienes. Creo en Ti, espero en Ti y te amo.

Petición
Jesús, ayúdame a experimentar y a trasmitir en Resurreccion la grandeza de tu amor, como lo hizo el apóstol san Juan.

Meditación

Encontrar a Jesús.
Resurreccion la grandeza de tu amor. Continue reading

Fidelidad a la Palabra de Jesus


Fidelidad a la Palabra de Jesus
Domingo 23 de Diciembre de 2012
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Lucas 1, 39-45

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.
Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: «¡Bendita Tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la Madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa Tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor». Palabra del Señor.

Oración introductoria
María, nos encontramos muy cerca del nacimiento de tu Hijo. Tú supiste prepararte con un corazón humilde para recibirlo, estrecharlo en tus brazos y amarlo. Intercede por mí para que, por medio de esta oración, pueda también disponerme para su venida como lo hiciste tú: en silencio y con un corazón dispuesto a la entrega.

Petición
María, Madre mía, ayúdame a imitar tu espíritu de servicio desinteresado y generoso.

Meditación
Fidelidad a la Palabra de Jesus. Continue reading

Aprender a orar con Maria

 

Aprender a orar con Maria.
El Evangelio de Hoy
Sabado 22 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 1, 46-56

En aquel tiempo, dijo María: «Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo en Dios, mi Salvador, porque puso sus ojos en la humildad de su esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede.

Santo es su nombre,y su misericordia llega de generación en generación a los que lo temen.

Ha hecho sentir el poder de su brazo: dispersó a los de corazón altanero, destronó a los potentados y exaltó a los humildes. A los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los despidió sin nada.

Acordándose de su misericordia, vino en ayuda de Israel, su siervo, como lo había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia, para siempre».

María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, como María, mi alma te glorifica, mi espíritu se llena de gozo en Ti, gracias por toda tu misericordia para conmigo. En verdad que los demás me pueden llamar dichoso porque Tú también has hecho en mí grandes cosas. ¡Bendito seas Señor!

Petición
Dios mío, purifica mi alma de todo pecado para que pueda recibirte con un corazón digno.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Aprender a orar con Maria. Continue reading

Reconocer a Cristo en la oracion

Reconocer a Cristo en la oracion.
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según (san Mateo 17, 10-13)
Saber reconocer la verdad, la bondad y la belleza de Dios.

En aquel tiempo, los discípulos le preguntaron a Jesús: «¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?».

Él les respondió: “Ciertamente Elías ha de venir y lo pondrá todo en orden. Es más, Yo les aseguro a ustedes que Elías ha venido ya, pero no lo reconocieron e hicieron con él cuanto les vino en gana. Del mismo modo, el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos».

Entonces entendieron los discípulos que les hablaba de Juan el Bautista. Palabra del Señor.

Oración
Señor, te pido que esta oración me prepare interiormente para tu venida la próxima Navidad. Concédeme dejar de lado todos los pendientes, las distracciones que me hacen sordo a tu voz. Abre mi corazón y dame un espíritu dócil y generoso para hacer vida el Evangelio de este día en mis pensamientos, palabras y acciones.

Petición
Padre bueno, dame la sabiduría para saber reconocerte en mis hermanos más necesitamos.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Reconocer a Cristo en la oracion.
Saber reconocer la verdad, la bondad y la belleza de Dios. Continue reading

Preparen el camino del Señor

Preparen el camino del Señor
El Evangelio de Hoy
Domingo 09 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 3, 1-6

En el año décimo quinto del reinado del César Tiberio, siendo Poncio Pilato procurador de Judea; Herodes, tetrarca de Galilea; su hermano Filipo, tetrarca de las regiones de Iturea y Traconítide; y Lisanias, tetrarca de Abilene; bajo el pontificado de los sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios en el desierto sobre Juan, hijo de Zacarías.

Entonces comenzó a recorrer toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro de las predicciones del profeta Isaías:
*Ha resonado una voz en el desierto: Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina, rebajada, lo tortuoso se hará derecho, los caminos ásperos serán allanados y todos los hombres verán la salvación de Dios*. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, Tú sabes que mi deseo de pasar este tiempo contigo en la oración es auténtico. Creo que estás aquí, a mi lado, porque nunca me abandonas. Eres mi Dios, mi Señor, mi Padre, mi Creador. Yo no soy nada. Tú lo eres todo, mas aún, Tú eres mi todo. Gracias por tu amor, tu perdón y tu gracia.

Petición
Jesús, ayúdame a responder generosamente a mi vocación como lo hizo san Juan el Bautista.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Fin del Antiguo Testamento, inicio del Nuevo.
Preparen el camino del Señor Continue reading