Dios te creó

Eres el milagro más bello de Dios
Tú, que eres un ser humano, eres un milagro de Dios, eres fuerte, capaz, inteligente, dotado de dones y talentos. Entusiásmate con ellos. Reconócete. Encuéntrate. Acéptate. Anímate.
Eres único… eres única e irrepetible. Las cosas materiales no hacen la felicidad…

Te dio el poder de PENSAR.
Te dio el poder de IMAGINAR.
Te dio el poder de AMAR.
Te dio el poder de CREAR.
Te dio el poder de DETERMINAR.
Te dio el poder de PLANEAR.
Te dio el poder de REÍR.
Te dio el poder de HABLAR.
Te dio el poder de REZAR… de ORAR

Vive en ti desde siempre y siempre te espera para amarte. Trata de volverte niño, simple, inocente, generoso, dador, con capacidad de asombro y capacidad para convertirte ante la maravilla de sentirte un ser humano.
Porque puedes conocer Su amor, puedes sentir una lágrima, puedes comprender el dolor.
No te olvides que eres el milagro más bello de Dios… entonces usa tus dones y cambia tu medio ambiente, contagiando esperanza y optimismo sin temor. Ama la vida, defiende la vida…protege la vida. No te olvides nunca que…
Èl ESTA A TU LADO ES TU FUERZA HOY Y SIEMPRE! Animo!!!

No te aferres

Cuentan que un hombre estaba perdido en el desierto, a punto de morir de sed, cuando llegó a una casa vieja, una cabaña que se desmoronaba, sin ventanas, sin techo, muy golpeada por el tiempo. El hombre deambuló por allí y encontró una pequeña sombra donde se acomodó, huyendo del calor del sol desértico. Mirando alrededor, vio a algunos metros una bomba de agua, muy vieja y oxidada. Se arrastró hasta allí, tomó la manija, comenzando a bombear sin parar pero nada ocurrió. Desanimado, cayó postrado hacia atrás y notó que al lado de la bomba había una botella. La miró, la limpió y leyó el siguiente mensaje:

Si quieres que funcione la bomba, debes vertir sobre ella, toda el agua de esta botella, mi amigo hazme el favor de llenarla nuevamente antes de partir.

El hombre arrancó la rosca de la botella y, para su sorpresa, efectivamente tenía agua. ¡La botella estaba casi llena de agua! Pero de repente, el hombre se vio en un dilema: Si bebía el agua podría sobrevivir, pero si volcase el agua en la vieja bomba oxidada, quizás obtuviera agua fresca, bien fría, allí en el fondo del pozo, toda el agua que quisiera y podría llenar la botella para la próxima persona… pero quizás eso no salga bien. ¿Qué debería hacer? ¿Volcar el agua en la vieja bomba y esperar el agua fresca y fría o beber el agua vieja y salvar su vida? ¿Debería perder toda el agua que tenía en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables, escritas quién sabe cuándo?

Finalmente, con temor, el hombre volcó toda el agua en la bomba. Enseguida, agarró la manija y empezó a bombear… ¡Y nada ocurrió! Hasta que de pronto surgió un hilito de agua; después un pequeño flujo, ¡y finalmente el agua salió con abundancia!

La bomba vieja y oxidada hizo salir mucha, pero mucha agua fresca y cristalina. El hombre llenó la botella y bebió de ella hasta hartarse. La llenó otra vez para el próximo que pasara por allí, la enroscó y agregó una pequeña nota al billete preso en ella: ¡Créeme, funciona! ¡Necesitas dar toda el agua antes de poder obtenerla otra vez!

Una de las características comunes en casi todos los seres humanos es que solemos aferrarnos a algunas cosas. No queremos soltarlas porque pensamos que es lo único que tenemos y ponemos toda nuestra confianza y esperanza en eso.

Pero Dios nos pide que confiemos en Él, que le entreguemos lo que tenemos, posesiones, familia y hasta nuestra vida para poder darnos mejores cosas.

Al entregarle lo mejor que tenemos dejamos libres nuestras manos para que Dios nos de cosas mejores. No es un ejercicio fácil pero solamente confiando en Él alcanzaremos nuestros sueños,

No lo dudes, por más que estés atravesando un desierto y no tengas más que una botella de agua, entrégala, Dios no te fallará, no va a permitir que mueras de sed en el desierto, por el contrario te dará agua fresca en abundancia. Él quiere bendecirte pero debes confiar en su amor y sabiduría.

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman (1 Corintios 2,9)

El camino-Dios esta contigo

Cuando el camino se hace cuesta arriba, NO LO DEJES.. Dios esta contigo
Cuando las cosas andan mal como a veces sucede NO ABANDONES…Dios esta contigo

Cuando no consigas resultados, y se sumen los problemas, NO TE RINDAS……Dios esta contigo

Cuando quieras sonreír y sólo puedas suspirar NO TE CAIGAS…..Dios esta contigo

Cuando la suerte, te sea adversa, y no encuentres fuerzas para seguir NO RENUNCIES….Dios esta contigo

Cuando no encuentres compañeros de lucha, NO TE APURES………..Dios esta contigo

 

INTENTA !

Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor.

No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya resueltos todos nuestros problemas, pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa.

Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección, y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.

Lo que hoy nos hace sonreír fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer.

Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana.

Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente… no te quedes en el medio del camino,,…….porque Dios esta contigo

Esfuérzate y sé valiente

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. (Josue 1,9)
En los versículos anteriores a este, encontramos la tarea especial que Dios le encomendó a Josué, después de la muerte de Moisés siervo de Dios. Josué debía llevar al pueblo de Israel a la tierra prometida. Para lograrlo debía:
1. Esforzarse y ser valiente.

2. No temer ni desmayar.

3. Por su obediencia a esto, Dios estaría con él.

-Esfuerzo: Dedicación o Lucha. Empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades.
-Valiente: Esforzado, animoso y de valor. La valentía es una virtud que Dios desea que esté presente en sus hijos. Josué debía esforzarse y ser valiente en estudiar y permanecer en la palabra de Dios.
Evangelizar amerita esfuerzo. (Mar.16,15) “id por todo el mundo. Cuanto nos cuesta llevar su Palabra! Que tanta valentía poseemos?
Seguramente a Josué le llegaron algunos pensamientos de duda o temor, pero la fe de Josué no fallo.
Es a través de nuestra fe que Dios puede actuar en nuestras vidas. Dios no le dijo a Josué que no tendrían batallas, Dios le dijo: “Esfuérzate y sé valiente.”
Hoy día nosotros somos el pueblo de Dios, y tenemos que esforzarnos y ser valientes. No podemos dejarnos intimidar por las aflicciones. Todos nos enfrentamos a diferentes batallas en nuestras vidas, pero no podemos huir de ellas, no nos podemos esconder, tenemos que ser valientes! tenemos que ser fuertes! (1Juan.4,4) No Temas ni Desmayes dijo Dios.
El temor: Hace huir o rehusar aquello que se considera dañino, arriesgado o peligroso. Tener miedo. En nuestra vida encontraremos muchas experiencias que van a influir en nuestro estado de ánimo y actitud para enfrentar los diversos problemas o responsabilidades que se nos puedan aparecer durante nuestra vida en esta tierra.
Desmayar: Perder el valor, desfallecer de ánimo, debilitarse, acobardarse.
-Es indispensable estar siempre firmes, mantenerse, velad porque siempre nuestra mirada y nuestra confianza y nuestros ojos estén puestos en el Señor.
(Isaías.41,10) No temas, pues yo estoy contigo; no mires con desconfianza, pues yo soy tu Dios; yo te he dado fuerzas, he sido tu auxilio, y con mi diestra victoriosa te he sostenido.
(Sal.46,2-4) Dios es para nosotros refugio y fortaleza, un socorro en la angustia siempre a punto. Por eso no tememos si se altera la tierra, si los montes se conmueven en el fondo de los mares, aunque sus aguas bramen y borboten, y los montes retiemblen a su ímpetu.
El Señor Jesús nos dice algo sobre el miedo.
(Lucas 12,32 ) «No temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el Reino.
(1Pedro 5,8-9) A quien amáis sin haberle visto; en quien creéis, aunque de momento no le veáis, rebosando de alegría inefable y gloriosa; y alcanzáis la meta de vuestra fe, la salvación de las almas. Necesitamos la armadura de Dios para poder estar firmes y no desmayar.
(Efes.6,11) Nuestras confianza siempre debe estar en el Señor. Dios estará con nosotros. El Cristiano tiene un gran privilegio. (Mat.28,20) La compañía de Jesús. “y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” Animo!!!

Dios detesta el divorcio

Dios detesta el divorcio y la separación de los cónyuges»

(Malaquias 2:16)

El puede ayudarle a restaurar su hogar aunque todo parezca perdido y sin esperanza…
Porque ninguna cosa es imposible para Dios (Lucas 1,37)
Si usted se encuentra atravesando por la difícil situación de un posible o actual divorcio, usted debe saber que aún tiene una oportunidad de restaurar lo que el enemigo de Dios ha roto.Necesita saber que el divorcio de una pareja no es el plan que Dios tiene para la vida de dos personas que han jurado “amarse por toda la vida, en las buenas y en las malas, en la abundancia y en la escasez, en salud y en enfermedad.”El no desea que lo que una vez unió sea separado por el hombre o por cualquier circunstancia contraria a Su plan original para las familias.
Comprendemos el dolor, desesperación, humillación, impotencia, frustración, furia, depresión y soledad que atraviesan todos aquellos que enfrentan este terrible evento en sus vidas.No es nada fácil atravesar por una situación así, solamente aquellos que viven o que han vivido esta dura experiencia conocen la magnitud y profundidad de esta agonía.
Lamentablemente, los hogares destruidos están por todas partes.El porcentaje de familias destruidas aumenta de manera alarmante en todos los países.Es un mal que afecta cada vez más a mayor número de familias.
La terrible experiencia de una separación y/o divorcio causa estragos profundos en las vidas de aquellos directamente afectados.Las personas involucradas atraviesan por una serie de etapas que van desde la depresión hasta la opresión por parte de las fuerzas del mal.
Es muy lamentable que en la gran mayoría de los casos, no se brinde la orientación y ayuda adecuada que puede lograr la restauración de vidas, matrimonios, familias.Es más, en vez de ayudar a quienes pasan por este traumático evento, lo que muchas personas bien intencionadas hacen es hundir más en la desesperación y en el dolor a las victimas de este ataque diabólico en contra de los planes de Dios para las parejas y la familia.
En muchos casos, abundan quienes ofrecen consejos que son totalmente opuestos a los principios bíblicos de restauración de las vidas y relaciones personales y familiares, ofreciendo en su lugar alternativas de “escape” tales como; ‘olvida a tu pareja y continua con tu vida’, ‘págale de la misma manera’, ‘pide otra persona a Dios’ (!!!), ‘demuéstrale que eres mejor y que no te merece’, etc.
Lo que estas personas ignoran –o no les importa- es que el matrimonio es sagrado ante los ojos de Dios, es una pacto de por vida contraído entre dos personas que se aman –hombre y mujer, para evitar malentendidos- y el Dios del Universo. Si, Dios está incluido en este pacto y a el no le agradan las separaciones ni los divorcios, mucho menos las relaciones adulteras que generalmente se desarrollan a partir de estos.
Pero la buena noticia para aquellos que sufren la agonía y dolor de un matrimonio roto por la separación, el divorcio y el adulterio, es que Dios quiere restaurar los matrimonios que han sido atacados por Satán, y más importante aún, quiere restaurar y sanar las vidas de ambos en la pareja que una vez y para siempre fuera unida ante El como testigo.
¡No hay nada imposible para Dios!No importa que tan adversas, imposibles o desesperanzadoras parezcan las circunstancias de su separación o divorcio, Dios es más poderoso que las fuerzas del mal y puede y quiere, en su gran misericordia, compasión y amor por nosotros que somos sus hijos, restaurar y resucitar lo que ante los ojos del mundo está destruido y muerto.
Así que, no desanime, ore al Dios de los Cielos que atienda su caso y que comience el proceso de restauración en la vida de su pareja y de usted mismo, de su matrimonio.Dios ha de ser glorificado cuando todo el mal y el sufrimiento causado por Satán y sus fuerzas del mal llegue rápidamente a su fin en su vida y en la vida de su pareja

Chatear con DIos

CHATEAR CON DIOS.!!!

¡¡¡ Señor: hoy quiero chatear contigo, sé que a veces te dejo sin admisión, otras veces me pongo no disponible y casi siempre ausente para tí,pero yo se que tú siempre estás ahí conectado DIOS …

Sabes Señor, sé que conoces mis angustias, todos mis problemas y como no me vas a conocer si tú me creaste, si en tu pensamiento nací, no hay cosa oculta para tí, es por eso que reconozco que he sido una tonta al querer pasar desapercibida delante de tí, Perdóname Señor.

Hoy QUIERO CHATEAR CONTIGO DIOS, quiero escribirte que te quiero, que eres mi mejor amigo, darte los buenos días, cantarte una canción, sé que tú me aceptas así tal cual soy, sé que tú me amas antes de que yo te amara.

Ahora que me das de tu tiempo y puedo estar conectada contigo, quiero darte las GRACIAS por la vida que me diste, por la familia con la que me has bendecido, por mi trabajo, por el hombre que está a mi lado, por las risas de las alegrías y aún por las tristezas de las penas …por todo GRACIAS SEÑOR.

Tengo que seguir trabajando DIOS, pero a partir de hoy siempre te tendré en línea y antes que a nadie te daré los buenos días y al irme te diré, te veo en el camino o en casa porque se que Tú estás en todos lados. Fue muy bonito poder chatear contigo pues tus respuestas todas llevan amor, llevan misericordia y la compasión de un Padre a está siempre con su [email protected]

Bueno SEÑOR, sé que a veces pido cosas que me cuestan pero jamás me daras cosas que no me ayuden.Y si me llamas y no contesto mándame un zumbido para poder saber que eres Tú.

Tú eres el Amor más grande de mi corazón y de mi alma, Eres quien me levanta y quien me acompaña en el camino de estos momentos llamados vida …

, Señor; déjame que te pida por todos los amigos maravillosos que he encontrado por este medio.Se que Tú los has puesto en mi camino, en mi P.C.y me llena de felicidad encontrarlos cada día, aquí conmigo.

Confianza en Dios

DIALOGO Confianza en Dios

Yo: Dios, ¿te puedo preguntar algo?
Dios: Claro.
Yo: ¿Me prometes que no te enojas?

Dios: Lo prometo.

Yo: ¿Porqué me dejaste sufrir tanto con todo lo que me pasó éste día?

Dios: ¿A qué te refieres?

Yo: Bueno, me levanté tarde.

Dios: Si.

Yo: Mi carro se me descompuso.

Dios: Bien.

Yo: A la hora de a comida, mi sandwich estaba mal hecho y tuve que esperar.

Dios: Huummm.

Yo: Camino a casa, mi teléfono se descargó y no pude hacer ninguna llamada.

Dios: Correcto.

Yo: Y para colmo, cuando llegué a mi casa y quise darme un masaje de pies en mi nuevo aparato no funcionó!!!! Nada me salió bien éste día! ¿Porqué hiciste eso?

Dios: Déjame ver, el ángel de la muerte estaba en tu cama al amanecer, y tuve que mandar a otro ángel que peleara con él por tu vida. Te dejaré que medites en eso.

Yo: OH….

Dios: No dejé que tu carro funcionara porque venía un borracho por tu camino y le hubieras pegado si hubieras ido manejando.

Yo: (Avergonzado)

Dios: La primera persona que te hizo el sandwich hoy estaba enferma, y no quise que te contagiaras, sabía que no podías perder de trabajar por varios días.

Yo: (Avergonzado)

Dios: Tu teléfono se descargó porque la persona que te habló iba a dar testimonio falso de tu conversación, ni siquiera te dejé hablar con él para que no tuvieras problemas.

Yo: (Bajito) Ya veo Dios.

Dios: Oh, y el aparato de masajes, tenía un corto que iba a cortar toda la luz de la casa. No creí que querrías estar a oscuras.

Yo: Lo siento Dios.

Dios: No te preocupes, sólo aprende a confiar en Mi…. en todas las cosas, las buenas y las malas.

Yo: Tendré confianza en tí.

Dios: Y no dudes de mi plan para tu día, es mejor que el tuyo.

Yo: Esta bien Dios. Y déjame decirte, gracias por éste día.

Dios: De nada hijo mío. Fue otro día más siendo Dios para tí, y a mí me encanta cuidar a mis hijos.

DIALOGO Confianza en Dios

LO QUE PERDISTE REGRESA A TI MULTIPLICADO

LO QUE PERDISTE REGRESA A TI MULTIPLICADO
Hoy es un día de nuevos comienzos, de recuperar lo perdido, de alcanzar tus sueños, de derrotar al infierno y de conquistar el cielo.
Todo absolutamente todo, lo que has perdido en tu vida, el Señor te lo devolverá multiplicado si tan solo crees.
El Todopoderoso se acordó de ti, tus lágrimas de ayer le han recordado que tiene el compromiso de restaurar tu vida en su totalidad, él no fallará, confía.
“Y os restituiré los años que comió la oruga, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros” (Joel 2,25). La especialidad de Dios es restaurar lo que fue devorado por el enemigo.
Si estás siendo atacado por el enemigo, prepárate para recibir una bendición extraordinaria y sobrenatural. “Tierra no temas; alégrate y gózate porque Javhé hará grandes cosas” (Joel 2,21).
Las paredes de tus graneros se reventarán por el poder la bendición que viene para tu vida, Dios cuando restaura, trae aumento.
El enemigo ha querido robarte muchas cosas porque le son valiosas y él no roba nada sin valor. Si estás siendo atacado en algún área de tu vida, es porque eres muy valioso y te has constituido en una amenaza para el reino de las tinieblas.

LO QUE PERDISTE REGRESA A TI MULTIPLICADO
El enemigo no se preocupa por la gente que está derrotada. El se preocupa, tiembla, se estremece y le asusta la gente con mentalidad de victoria y comprometida con el cielo, y tú eres de esos.
Prepárate, lo que viene es grande, porque cuando Dios restaura siempre multiplica y devuelve las cosas en un estado superior al que estaban antes, esa es la naturaleza de Dios.
“Y quitó Javhé la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos y aumentó el doble de todas las cosas que habían sido de Job” (Job 42,10).
Pídele a Dios que restaure toda tu vida, la naturaleza del proceso de restauración es provocada por el Espíritu Santo, el eterno consolador.
Lo más hermoso de la restauración es que todo lo que se te devuelve viene mejor que al principio, con el sello divino y él enemigo que vino a matar, hurtar y destruir, no lo puede tocar.
Dios estableció para siempre en la eternidad que todo lo que enemigo te robó, te debe ser devuelto siete veces más. No dejes que ninguna pérdida o dificultad te aleje del propósito eterno de Dios para tu vida.

LO QUE PERDISTE REGRESA A TI MULTIPLICADO
Si te despidieron, estás enfermo, tu matrimonio colapsó o tienes problemas económicos, no te rindas, Dios tiene la última palabra la gente NO.
Tranquilo… A Dios nada de lo que te pasó lo tomó por sorpresa. El restituirá los años que perdiste, comerás hasta saciarte, no serás avergonzado, el luto acabará y todas las heridas del pasado serán erradicadas y a la mañana vendrá la alegría.
Dios tiene un plan para tu vida, hará justicia y aun en medio de esa trampa de las que fuiste víctima su nombre se glorificará en tu vida. Dios ha visto tu aflicción, la sequía de tu vida, el dolor, el abandono y ha decidido bajar del cielo resolver tus problemas personalmente, cara a cara.
Dios te pagará con creces todo lo que el enemigo te robó. La justicia de Dios consiste en devolverte más de lo robado. Desecha la mentalidad de derrota.
Dios viene a tu encuentro con la chequera celestial en mano para devolverte y pagarte lo que te fue robado. Sonríe lo que viene es grande”: