El Reino de los cielos un Tesoro escondido

El Evangelio de Hoy
Viernes 30 de Agosto de 2013
El Reino de los cielos un Tesoro escondido
Santo Evangelio según san Mateo 13, 44-46

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo.

El Reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una perla muy valiosa, va y vende cuanto tiene y la compra”.

Palabra del Señor.

Oración
Jesús mío, qué precioso tesoro el poder tener este momento de oración. Ayúdame a dejar a un lado todos mis afanes para guardar ese silencio interior que me da la posibilidad de poder contemplar, alabar y experimentar tu amor.

Petición
Señor, sé Tú mi grande y único tesoro.

Meditación de El Evangelio de Hoy
El Reino de los cielos un Tesoro escondido

«La contemplación de un amor tan grande da a nuestros corazones una esperanza y una alegría que nada puede destruir. Un cristiano nunca puede estar triste porque ha encontrado a Cristo, que ha dado la vida por él. Buscar al Señor, encontrarlo, significa también acoger su Palabra, que es alegría para el corazón. El profeta Jeremías escribe: “Si encontraba tus palabras, las devoraba: tus palabras me servían de gozo, eran la alegría de mi corazón”. Aprended a leer y meditar la Sagrada Escritura; allí encontraréis una respuesta a las preguntas más profundas sobre la verdad que anida en vuestro corazón y vuestra mente. La Palabra de Dios hace que descubramos las maravillas que Dios ha obrado en la historia del hombre y que, llenos de alegría, proclamemos en alabanza y adoración: “Venid, aclamemos al Señor… postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro”»

Reflexión
«Hoy, como en los inicios del cristianismo, la renovación cristiana de la sociedad vendrá de pequeños grupos de oración y de acción que, como chispas esparcidas por el mundo, sean capaces de provocar un gran incendio; pequeños grupos que en el encuentro con Cristo, en comunión con sus Pastores y cercanos al hermano necesitado de amor, descubran la perla preciosa del Evangelio y vivan su cristianismo de modo convincente y contagioso»

Diálogo
Señor, gracias porque me regalas desde ahora la posibilidad de gozar la alegría de tu Reino, esa perla preciosa por la que vale la pena invertir mi vida entera para poseerlo. No permitas que lo cambie por lo pasajero del mundo y que lleno de amor no guarde este don sólo para mí.

Propósito
Voy a visitar a Cristo en la Eucaristía, o hacer una comunión espiritual, para darle las gracias por su amor y contemplar la belleza de su Persona, divina y humana.

«¡Cuántas almas hay que tienen sed de Dios sin conocerlo! ¡Cuántos corazones que sufren y no saben que en el de Cristo encontrarían su consuelo; y qué pocos los sacerdotes, los apóstoles que vengan a descubrirles estos tesoros!»

El Evangelio de Hoy
Viernes 30 de Agosto de 2013
El Reino de los cielos un Tesoro escondido
Santo Evangelio según san Mateo 13, 44-46

El Evangelio de Hoy, Lunes 26-AGO-2013

El Evangelio de Hoy
Lunes 26 de Agosto de 2013
Vivir coherentemente mi fe
Santo Evangelio según san Mateo 23, 13-22

En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos: «¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les cierran a los hombres el Reino de los cielos! Ni entran ustedes ni dejan pasar a los que quieren entrar.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para ganar un adepto y, cuando lo consiguen, lo hacen todavía más digno de condenación que ustedes mismos!

¡Ay de ustedes, guías ciegos, que enseñan que jurar por el templo no obliga, pero que jurar por el oro del templo, sí obliga! ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro o el templo, que santifica al oro? También enseñan ustedes que jurar por el altar no obliga, pero que jurar por la ofrenda que está sobre él, sí obliga. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar, que santifica a la ofrenda? Quien jura, pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él. Quien jura por el templo, jura por él y por aquel que lo habita. Y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él».

Oración
Jesús, gracias por la dureza de tus palabras ante la actitud de los escribas y fariseos: me motivan a redoblar mi esfuerzo por vivir auténticamente mi fe. Humildemente te pido que ilumines esta oración para que sepa renunciar a los halagos del mundo y sólo pretenda ser un auténtico discípulo y misionero de tu amor.

Petición
Señor, ayúdame a ser y a vivir coherentemente mi fe.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Vivir coherentemente mi fe

«En el Evangelio hay otra palabra de Jesús dirigida a los escribas y fariseos, a los cuales el Señor les reprocha de cerrar el reino de los cielos a los hombres. Estas palabras también nos ayudan a comprender la promesa hecha a Pedro: a él, en cuanto fiel administrador del mensaje de Cristo, le corresponde abrir la puerta del reino de los cielos, y juzgar si aceptar o excluir. Las dos imágenes – la de las llaves y la de atar y desatar – expresan por tanto significados similares y se refuerzan mutuamente. La expresión «atar y desatar» forma parte del lenguaje rabínico y alude por un lado a las decisiones doctrinales, por otro al poder disciplinar, es decir a la facultad de aplicar y de levantar la excomunión. El paralelismo “en la tierra… en los cielos” garantiza que las decisiones de Pedro en el ejercicio de su función eclesial también son válidas ante Dios»

Reflexión
«La caridad es el sello de autenticidad de todo apostolado ya que encierra en sí toda la fuerza evangelizadora del cristianismo, como un impulso incontenible que lleva a servir a todos los hombres, especialmente a los más necesitados. «En una vida cristiana donde su esencia no sea la vivencia de la práctica de la caridad no podrá existir una auténtica santidad cristiana».»

Diálogo
Señor, ¡qué maravilloso es tratar con personas que son sencillas y transparentes! Ninguna doble cara ni falsedades para aparentar. Señor, dame esa gracia, esa sinceridad de corazón, también cuando trato contigo en la oración.

Propósito
Voy a confiar en mi llamada a ser discípulo y misionero de Cristo, especialmente en mi propia familia, para dar a conocer hoy, en palabras y obras de caridad, la grandeza del amor de Dios.

«No podemos vivir el cristianismo rutinariamente; se requiere la autenticidad en el testimonio de nuestra propia vida»

El Evangelio de Hoy
Lunes 26 de Agosto de 2013
Vivir coherentemente mi fe
Santo Evangelio según san Mateo 23, 13-22

Dejen que los niños se vengan a mi

El Evangelio de Hoy
Sabado 17 de Agosto de 2013
Dejen que los niños se vengan a mi
El corazón y la confianza de un niño.
Santo Evangelio según san Mateo 19, 13-15

En aquel tiempo, le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orase por ellos. Los discípulos regañaron a la gente; pero Jesús les dijo: «Dejen a los niños y no les impidan que se acerquen a mí, porque de los que son como ellos es el Reino de los cielos». Después les impuso las manos y continuó su camino.

Palabra del Señor.

Continue reading

Mi alma glorifica al Señor


El Evangelio de Hoy
Jueves 15 de Agosto de 2013
Abrirse a Dios. Mi alma glorifica al Señor
santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”. Continue reading

El que reciba a un niño en mi nombre, me recibe a mi

El Evangelio de Hoy
Martes 13 de Agosto de 2013
El que reciba a un niño en mi nombre, me recibe a mi
Santo Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10. 12-14

En cierta ocasión, los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más grande en el Reino de los cielos?»

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: «Yo les aseguro a ustedes que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielos». Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el Reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí. Continue reading

Toma tu cruz y Sigueme

El Evangelio de Hoy
Viernes 09 de Agosto de 2013
Toma tu cruz y Sigueme
¿Qué podrá dar el hombre a cambio de su vida?
santo Evangelio según san Mateo 16, 24-28

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que tome su cruz y me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí, la encontrará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar uno a cambio para recobrarla? Continue reading

Ver la vida como Cristo

El Evangelio de Hoy
Lunes 05 de Agosto de 2013
Ver la vida como Cristo. Multiplicacion de los Panes
Santo Evangelio según san Mateo 14, 13-21

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan el Bautista, subió a una barca y se dirigió a un lugar apartado y solitario. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Cuando Jesús desembarcó, vio aquella muchedumbre, se compadeció de ella y curó a los enfermos. Continue reading

El mejor tesoro DIOS

El Evangelio de Hoy
Domingo 04 de Agosto de 2013
La tentación del tener, el mejor tesoro DIOS
santo Evangelio según san Lucas 12, 13-21

En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia”. Pero Jesús le contestó: “Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de herencias?”

Y dirigiéndose a la multitud, dijo: “Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea”.

Después les propuso esta parábola: “Un hombre rico obtuvo una gran cosecha y se puso a pensar: ‘¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años; descansa, come, bebe y date a la buena vida’. Pero Dios le dijo: ‘¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?’ Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios”.

Oración
Señor, creo, espero y te amo. No quiero confiar en mi propia fuerza o razonamiento. Te necesito. Ilumina mi oración, permite que sepa descubrir que el mayor tesoro al que puede aspirar es precisamente el poder tener este diálogo de amor contigo.

Petición
Jesús, que sea capaz de ponerte siempre y en todo en primer lugar.

Meditación de El Evangelio de Hoy
La tentación del tener, el mejor tesoro DIOS

«Nuestro camino también nos encontramos ante la tentación del tener, de la avidez de dinero, que insidia el primado de Dios en nuestra vida. El afán de poseer provoca violencia, prevaricación y muerte; por esto la Iglesia recuerda la práctica de la limosna, es decir, la capacidad de compartir. La idolatría de los bienes, en cambio, no sólo aleja del otro, sino que despoja al hombre, lo hace infeliz, lo engaña, lo defrauda sin realizar lo que promete, porque sitúa las cosas materiales en el lugar de Dios, única fuente de la vida. ¿Cómo comprender la bondad paterna de Dios si el corazón está lleno de uno mismo y de los propios proyectos, con los cuales nos hacemos ilusiones de que podemos asegurar el futuro? La tentación es pensar, como el rico de la parábola: “Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años… Pero Dios le dijo: ‘¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma’”. La práctica de la limosna nos recuerda el primado de Dios y la atención hacia los demás, para redescubrir a nuestro Padre bueno y recibir su misericordia»

Reflexión
«Este desprendimiento interior, para que sea real, requiere el ejercicio de un cierto grado del desprendimiento material, que cada uno debe discernir atendiendo a su conciencia y las inspiraciones del Espíritu Santo. Para esto puede encontrar una valiosa ayuda en el consejo de un director espiritual»

Diálogo
Líbrame, Señor, de las tentaciones; no permitas que edifique mi vida sobre las arenas movedizas de lo superficial y de lo aparente. Ayúdame a amarte por encima de todo. Sé Tú mi único tesoro, el verdadero sostén y el apoyo más firme de mi vida.

Propósito
Renunciar hoy a algo que me encanta, pero que no necesito, y ofrecerlo por quien no tiene lo mínimo necesario para vivir.

«Los hombres se afanan en amasar inmensas fortunas que después de ahogarles en mil problemas tienen que abandonar para siempre, pero nada quieren saber con ayudar para extender el Reino de Dios. Tenemos, no obstante, que seguir confiando en la inmensa fuerza de Dios»

El Evangelio de Hoy
Domingo 04 de Agosto de 2013
La tentación del tener, el mejor tesoro DIOS
santo Evangelio según san Lucas 12, 13-21