Hacer fructificar tu Palabra


El Evangelio de Hoy san Marcos 4, 1-20
Hacer fructificar tu Palabra y Custodiar la Palabra de Dios.
Del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al lago, y se reunió una muchedumbre tan grande, que Jesús tuvo que subir en una barca; ahí se sentó, mientras la gente estaba en tierra, junto a la orilla. Les estuvo enseñando muchas cosas con parábolas y les decía: «Escuchen. Salió el sembrador a sembrar. Cuando iba sembrando, unos granos cayeron en la vereda; vinieron los pájaros y se los comieron. Otros cayeron en terreno pedregoso, donde apenas había tierra; como la tierra no era profunda, las plantas brotaron enseguida; pero cuando salió el sol, se quemaron, y por falta de raíz, se secaron. Otros granos cayeron entre espinas; las espinas crecieron, ahogaron las plantas y no las dejaron madurar. Finalmente, los otros granos cayeron en tierra buena; las plantas fueron brotando y creciendo y produjeron el treinta, el sesenta o el ciento por uno». Y añadió Jesús: «El que tenga oídos para oír, que oiga».

Cuando se quedaron solos, sus acompañantes y los doce le preguntaron qué quería decir la parábola. Entonces Jesús les dijo: «A ustedes se les ha confiado el secreto del Reino de Dios; en cambio, a los que están fuera, todo les queda oscuro; así, por más que miren, no verán; por más que oigan, no entenderán; a menos que se arrepientan y sean perdonados».

Y les dijo a continuación: «Si no entienden esta parábola, ¿cómo van a comprender todas las demás? “El sembrador” siembra la palabra.

“Los granos de la vereda” son aquellos en quienes se siembra la palabra, pero cuando la acaban de escuchar, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos.

“Los que reciben la semilla en terreno pedregoso”, son los que, al escuchar la palabra, de momento la reciben con alegría; pero no tienen raíces, son inconstantes, y en cuanto surge un problema o una contrariedad por causa de la palabra, se dan por vencidos.

“Los que reciben la semilla entre espinas” son los que escuchan la palabra; pero por las preocupaciones de esta vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás, que los invade, ahogan la palabra y la hacen estéril.

Por fin, “los que reciben la semilla en tierra buena” son aquellos que escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha: unos, de treinta; otros, de sesenta; y otros, de ciento por uno».

Palabra del Señor.

Oración
Señor, no dejes que tu Palabra caiga en la dureza de mi corazón, de modo que me sea arrebatada fácilmente por las tentaciones. No permitas que mi corazón sea como ese terreno pedregoso, sin raíces. No dejes que la inconstancia, o las preocupaciones de esta vida ahoguen tu mensaje. Quiero ser tierra buena que dé fruto por la gracia que hoy me quieras dar en mi oración.

Petición
Dame tu gracia, Jesús, para saber acoger y hacer fructificar tu Palabra.

Meditación El Evangelio de Hoy san Marcos 4, 1-20
Hacer fructificar tu Palabra y Custodiar la Palabra de Dios.

«Custodiar la Palabra de Dios quiere decir abrir nuestro corazón a ella, como la tierra se abre para recibir la semilla. La Palabra de Dios es semilla y se siembra. Y Jesús nos dijo lo que sucede con la semilla.

Algunas caen a lo largo del camino, vienen los pájaros y las comen. Esto sucede cuando no se custodia la Palabra. Significa que ciertos corazones no saben recibirla.

Sucede también que otras semillas caen en una tierra con muchas piedras y la semilla no logra echar raíces y muere, es decir, cuando no somos capaces de custodiarla porque no somos constantes; y cuando llega una tribulación nos olvidamos de ella.

La Palabra cae también en tierra no preparada, donde hay espinas, y al final muere porque no se le custodia. Pero, ¿qué son las espinas? Lo dice Jesús mismo: “El apego a las riquezas, los vicios, todas estas cosas”.

Custodiar la Palabra de Dios es recibirla en nuestro corazón. Pero es necesario preparar nuestro corazón para recibirla. Meditar siempre sobre lo que nos dice esta Palabra hoy, mirando lo que sucede en la vida» (S.S. Francisco, 8 de junio de 2013, homilía matutina en Santa Marta).

Diálogo con Jesus
«Seguramente tendrán frecuentes ocasiones para sembrar, de palabra o con su comportamiento luminoso, buenas semillas de vida cristiana entre sus hermanos y cuñados, sus sobrinos, etcétera»

Propósito
Invocar al Espíritu Santo antes de leer y meditar diariamente un pasaje del Evangelio.


El Evangelio de Hoy san Marcos 4, 1-20
Hacer fructificar tu Palabra y Custodiar la Palabra de Dios.
Del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

El Espíritu del Señor está sobre mí

El Evangelio de Hoy
El Espíritu del Señor está sobre mí
Jesús en la sinagoga de Nazaret
Del santo Evangelio según san Lucas 4, 14-22

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la región. Él iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos. Vino a Nazaret, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en Él. Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy». Y todos daban testimonio de Él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?»

Oración
Padre bueno, yo también digo que «el Espíritu del Señor está sobre mí» porque desde mi bautismo me has regalado la gracia de ser morada del Espíritu Santo. Abre mi mente y mi corazón para que esta oración me dé la sabiduría para comprender, vivir y trasmitir tu verdad.

Petición
Espíritu Santo, hazme dócil a todas tus inspiraciones.

Meditación del Papa Francisco
El Espíritu del Señor está sobre mí
Del santo Evangelio según san Lucas 4, 14-22

el espiritu santo me mueve

En Nazaret todos esperaban a Jesús. Querían encontrarlo porque habían escuchado lo que Jesús había hecho en Cafarnaún y los milagros. Y cuando inicia la ceremonia le piden al huésped que lea el libro. Jesús lo hace y lee el libro del profeta Isaías que era un poco la profecía sobre Él y por ello concluye la lectura diciendo: Hoy se cumple esta escritura que ustedes han escuchado.
Después de una primera reacción positiva alguno movido por la polilla de la envidia comenzó a decir: “¿Dónde estudió éste? ¿No es el hijo de José? Y nosotros conocemos a toda su familia, ¿y en qué universidad estudió?”.
Entonces pretendían que le hiciera un milagro: solamente después habrían creído. Ellos querían el espectáculo, pero Jesús no era un artista. Jesús no hizo milagros en Nazaret y subrayó la poca fe de quien pedía el “espectáculo” (S.S. Francisco, 2 de septiembre de 2013, Misa matutina en la capilla de Santa Marta)..

Reflexión
“Un profeta nunca es bien recibido en su propia casa” Estas palabras, Jesús las dice por la falta de fe de sus compatriotas. En esta ocasión se encuentra en casa. Según su costumbre, dice el pasaje, se levantó para leer en la sinagoga. Usa todos los momentos para poder dar a conocer el mensaje de la salvación que está por llegar. No quiere perder ninguna oportunidad para enseñarles a los hombres un poco más acerca de su Padre.

El Espíritu del Señor está sobre mí. Qué realidad de la vida de Cristo. Siempre ha sido movido por el Espíritu, es más, antes cualquier empresa importante en su vida precede un tiempo magnifico, y bien aprovechado, de oración. Momentos muy preciados en su vida. La oración en Jesús siempre toma un lugar predilecto. Él así lo vive y así nos lo enseña.

Propósito
No ser indiferente a la inspiración del Espíritu Santo que me impulsa a encontrarme con los demás.

Diálogo
Señor, te pido me des la gracia para guiarme en todo por el Espíritu Santo, que Él me inspire lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo hacer, cómo debo obrar para procurar el bien de los hombres y el cumplimiento de mi misión. No puedo hacer nada sin la inspiración del Espíritu Santo, pongo en manos de María mi esfuerzo consciente y firme por trabajar y cooperar con Él sin límite ni reserva alguna.


El Evangelio de Hoy
El Espíritu del Señor está sobre mí
Jesús en la sinagoga de Nazaret
Del santo Evangelio según san Lucas 4, 14-22

El Evangelio de Hoy san Lucas 10, 17-24


El Evangelio de Hoy san Lucas 10, 17-24
Dichosos los ojos que ven
Dios nos guia con su espiritu y alegria
Santo Evangelio según san Lucas 10, 17-24

En aquel tiempo, los setenta y dos discípulos regresaron llenos de alegría y le dijeron a Jesús: «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre».

Él les contestó: «Vi a Satanás caer del cielo como el rayo. A ustedes les he dado poder para aplastar serpientes y escorpiones y para vencer toda la fuerza del enemigo, y nada les podrá hacer daño. Pero no se alegren de que los demonios se les sometan. Alégrense más bien de que sus nombres están escritos en el cielo».

En aquella misma hora, Jesús se llenó de júbilo en el Espíritu Santo y exclamó: «¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! ¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien! Todo me lo ha entregado mi Padre y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar».

Volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: «Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven. Porque Yo les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron».

Palabra del Señor.

Oración
Señor, soy dichoso porque tengo la gracia de acercarme hoy a ti en mi oración. Tú lo sabes todo, sabes que creo en ti, espero confiando en tu misericordia, y, sobre todo, te amo. Quiero experimentar tu presencia, tu fuego abrazador que puede transformar mi vida y convertirme en un discípulo y misionero de tu amor.

Petición
Señor, concédeme buscar tu Reino, confiado en que todo lo demás se me dará por añadidura.

Meditación El Evangelio de Hoy san Lucas 10, 17-24
Dichosos los ojos que ven
Dios nos guia con su espiritu y alegria

«Como nos ha recordado tantas veces el Papa Benedicto XVI en sus enseñanzas, y al final con ese gesto valeroso y humilde, es Cristo quien guía a la Iglesia por medio de su Espíritu. El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia, con su fuerza vivificadora y unificadora: de muchos, hace un solo cuerpo, el Cuerpo místico de Cristo. Nunca nos dejemos vencer por el pesimismo, por esa amargura que el diablo nos ofrece cada día; no caigamos en el pesimismo y el desánimo: tengamos la firme convicción de que, con su aliento poderoso, el Espíritu Santo da a la Iglesia el valor de perseverar y también de buscar nuevos métodos de evangelización, para llevar el Evangelio hasta los extremos confines de la tierra. La verdad cristiana es atrayente y persuasiva porque responde a la necesidad profunda de la existencia humana, al anunciar de manera convincente que Cristo es el único Salvador de todo el hombre y de todos los hombres. Este anuncio sigue siendo válido hoy, como lo fue en los comienzos del cristianismo, cuando se produjo la primera gran expansión misionera del Evangelio» (S.S. Francisco, 15 de marzo de 2013).

Diálogo
«La caridad engendra siempre alegría y paz»

Propósito
Iniciar hoy todas mis actividades invocando la ayuda del Espíritu Santo.


El Evangelio de Hoy san Lucas 10, 17-24
Dichosos los ojos que ven
Dios nos guia con su espiritu y alegria
Santo Evangelio según san Lucas 10, 17-24

Espíritu de Verdad, Evangelio de Hoy 28-AGO-2013

El Evangelio de Hoy
Miercoles 28 de Agosto de 2013
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad. Espíritu de Verdad
Santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32

En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos: «¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque son semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre! Así también ustedes: por fuera parecen justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les construyen sepulcros a los profetas y adornan las tumbas de los justos, y dicen: “Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, nosotros no habríamos sido cómplices de ellos en el asesinato de los profetas”! Con esto ustedes están reconociendo que son hijos de los asesinos de los profetas. ¡Terminen, pues, de hacer lo que sus padres comenzaron!».

Oración
¡Oh! Espíritu Santo, Espíritu de Verdad, dirige mi corazón para actuar siempre de cara a la verdad. Espíritu de santidad, ven y renueva mi intención. Ven, Espíritu de amor, y enséñame a orar.

Petición
Jesús, dame la gracia de buscar siempre la verdad.

Meditación de El Evangelio de Hoy
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad. Espíritu de Verdad

«Los habitantes de Jerusalén y sus jefes no reconocieron a Cristo, pero, al condenarlo a muerte, dieron cumplimiento de hecho a las palabras de los profetas. Sí, la maldad y la ignorancia de los hombres no es capaz de frenar el plan divino de salvación, la redención. El mal no puede tanto.

Otra maravilla de Dios nos la recuerda el segundo salmo que acabamos de recitar: las “peñas” se transforman “en estanques, el pedernal en manantiales de agua”. Lo que podría ser piedra de tropiezo y de escándalo, con el triunfo de Jesús sobre la muerte se convierte en piedra angular: “Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”. No hay motivos, pues, para rendirse al despotismo del mal. Y pidamos al Señor Resucitado que manifieste su fuerza en nuestras debilidades y penurias» (Benedicto XVI, 26 de marzo de 2012).

Reflexión
«Los compromisos propuestos no son de ninguna manera comportamientos extraordinarios ni una añadidura a la vida cristiana. Son, más bien, expresiones tradicionales de una sana vida espiritual y de un cristianismo vivido con autenticidad. Son un modo de ponerse en contacto con las fuentes de la vida cristiana, a saber, la Palabra de Dios, la oración y los sacramentos, y alimentar con ellas el alma»

Diálogo
Padre bueno, dame la gracia de salir de esta oración decidido a vivir siempre con autenticidad venciendo el miedo al qué dirán, la rutina o ley del menor esfuerzo, para aspirar a ser tu discípulo y misionero. Aumenta mi generosidad para aportar todas mis cualidades, mi ingenio e incluso mis recursos materiales para llevarte a los demás.

Propósito
Ante las dificultades del día de hoy, recitar la jaculatoria: Cristo, en Ti confío.

«Estar atentos a que la autenticidad del testimonio personal no se corrompa por obra de la vanidad, de la falta de caridad o del desorden de la propia vida»

El Evangelio de Hoy
Miercoles 28 de Agosto de 2013
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad.
Santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32

Testimonio del joven en silla de ruedas que sobrecogió a 3 millones en Copacabana

Testimonio del joven en silla de ruedas que sobrecogió a 3 millones en Copacabana
El joven a quien obedeció el Papa

El joven brasileño Felipe Passos conmovió a los cerca de tres millones de participantes  de la Jornada Mundial de la Juventud, incluyendo al mismo Papa Francisco, cuando relató durante la Vigilia en la playa de Copacabana, la historia que lo llevó a una silla de ruedas y a descubrir el valor  de la Cruz en la vida del cristiano.

Felipe, de 23 años, explicó que su historia comenzó al final de la pasada Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, donde se había comprometido espiritualmente a guardar la castidad hasta el matrimonio y a trabajar intensamente para que su grupo de oración de su natal ciudad de Ponta Grossa, en el estado de Paraná, pudiera participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que el Papa Benedicto anunció para Rio de Janeiro.

De modestos recursos, Felipe y sus amigos comenzaron a juntar fondos mediante múltiples y sacrificados trabajos, al tiempo que se preparaban espiritualmente, orando, participando en adoraciones eucarísticas, ayunando y realizando obras de solidaridad.



Testimonio del joven en silla de ruedas
El testimonio de Felipe Passos en la vigilia del sábado de la JMJ, su apelación a que todos miremos nuestra cruz y la aceptemos, ha sido sin duda uno de los momentos por los que se recordará la JMJ de Río de Janeiro. Hasta el mismo Francisco se llevó la mano a su cruz pectoral cuando este cristiano de 23 años lo pidió a todos los presentes.
 

“Pero el mes de enero de este año, dos días antes de cumplir los 23 años, dos jóvenes entraron en mi casa, armados, con la intención de robar el  dinero que habíamos juntado con tanto sacrificio”.

“Pensé en los meses de esfuerzo, de sacrificio de mi familia, de mis amigos y compañeros… en lo que nos sería arrebatado y decidí que no lo daría”.

Felipe salvó los ahorros del grupo, pero recibió un disparo que casi termina con su vida. “Estuve clínicamente muerto, tuve varios paros cardiacos, y el médico dijo a mis padres en el hospital ‘este joven no tiene esperanzas’… pero aquí estoy, y mi comunidad está aquí por la misericordia de Dios”.

El joven paranaense, ante la multitud enmudecida y un Papa  Francisco que lo miraba atentamente, relató cómo  estuvo en coma, respirando por un tubo, mientras su comunidad ofrecía oraciones y sacrificios por su recuperación.

Finalmente, cuando recuperó la conciencia, lo primero que hizo fue pedir la Eucaristía; y tras recibirla, su recuperación se aceleró.

Sin embargo, Felipe quedó confinado a una silla de ruedas: “esta es mi cruz, la cruz que me envió el Señor para acercarme más a Él, para vivir más abierto a su gracia y su amor”, explicó.

Cuando la multitud irrumpió en un aplauso, Felipe interrumpió: “¡Silencio! ¡Escuchemos al Espíritu Santo!”.

El joven de 23 años pidió luego a cada uno de los presentes tomar en sus manos y dirigir la mirada a la cruz del peregrino que cada uno llevaba en su pecho, y los invitó a meditar en silencio sobre “cuál es la cruz que el Señor me ha dado, cuál es la cruz que él quiere que lleve por su amor”.

El momento de oración y meditación ante la cruz fue seguido por todos los presentes, incluyendo los obispos y cardenales, que contemplaron su propia cruz pectoral, y creó un raro momento de profundo silencio a todo lo largo de la playa de Copacabana.

Felipe concluyó su testimonio pidiendo oraciones y la bendición del Papa Francisco.

Testimonio del joven en silla de ruedas que sobrecogió a 3 millones en Copacabana
El joven a quien obedeció el Papa

Pacientes con cáncer encuentran sanación con oración

Pacientes con cáncer encuentran sanación con oración
La ciencia avanza, las investigaciones científicas para conseguir medicinas que curen enfermedades terminales se siguen trabajando en muchos laboratorios del mundo, se están invirtiendo millones de dólares en diferentes proyectos médicos y los resultados son lentos.
En cambio como nos dice el Padre José Eugenio Hoyos, Director de la Renovación Católica Carismática de la Diócesis de Arlington: “El hombre moderno está invirtiendo y gastando demasiado dinero en medicinas pero se les ha olvidado que la medicina mas efectiva y que no tienen costo alguno, la tienen Cristo y nuestro precio está en nuestra manos que es la oración acompañada de creer y tener fe”.
El mismo Padre Hoyos nos decía en la reciente celebración de Pentecostés, cuando en su homilía le decía a los miles de asistentes en su mayoría miembros de la Renovación Carismática Católica, “hay que ser guerreros valientes en la oración, nunca desanimarse, pues estamos viviendo tiempos históricos llenos de cientos de milagros y manifestaciones del Espíritu Santo”.
El Mismo Papa Francisco dice: “¡Los milagros existen! Pero es necesario rezar con el corazón, una oración valiente, que lucha para llegar al milagro, la oración, hace milagros ¡debemos creerlo!”.
Cada vez más estamos recibiendo testimonios de milagros y de sanaciones de pacientes con cáncer en los senos, ovarios, páncreas, próstata, colon, estómago y en la última Misa de Sanación hemos constatado mejoría de personas con tumores cancerígenos en el cerebro. “La oración carismática tiene un efecto sanador potente mucho más fuerte que la quimioterapia, pues es una oración intensa, sublime, liberadora de células, acompañada de alabanzas que ayudan a estabilizar y en la mayoría de casos a subir el sistema inmunológico. Encontramos en los pacientes con cáncer una pronta mejoría cuando participan y confían en los grupos de oración carismáticos católicos, la combinación entre la ciencia y la fe que viene de Dios está dando resultados maravillosos y con gran  potencial de sanación dice el Padre Hoyos. Las sanaciones si existen hay que pedirlas con fe.
Pacientes con cáncer encuentran sanación con oración
Posted by at 10:22 a.m.

FIESTA DE PENTECOSTES

PENTECOSTÉS, algo más que la venida del espíritu…

La fiesta de Pentecostés es uno de los Domingos más importantes del año, después de la Pascua. En el Antiguo Testamento era la fiesta de la cosecha y, posteriormente, los israelitas, la unieron a la Alianza en el Monte Sinaí, cincuenta días después de la salida de Egipto.

Aunque durante mucho tiempo, debido a su importancia, esta fiesta fue llamada por el pueblo segunda Pascua, la liturgia actual de la Iglesia, si bien la mantiene como máxima solemnidad después de la festividad de Pascua, no pretende hacer un paralelo entre ambas, muy por el contrario, busca formar una unidad en donde se destaque Pentecostés como la conclusión de la cincuentena pascual. Vale decir como una fiesta de plenitud y no de inicio. Por lo tanto no podemos desvincularla de la Madre de todas las fiestas que es la Pascua.

En este sentido, Pentecostés, no es una fiesta autónoma y no puede quedar sólo como la fiesta en honor al Espíritu Santo. Aunque lamentablemente, hoy en día, son muchísimos los fieles que aún tienen esta visión parcial, lo que lleva a empobrecer su contenido.

Hay que insistir que, la fiesta de Pentecostés, es el segundo domingo más importante del año litúrgico en donde los cristianos tenemos la oportunidad de vivir intensamente la relación existente entre la Resurrección de Cristo, su Ascensión y la venida del Espíritu Santo.

Es bueno tener presente, entonces, que todo el tiempo de Pascua es, también, tiempo del Espíritu Santo, Espíritu que es fruto de la Pascua, que estuvo en el nacimiento de la Iglesia y que, además, siempre estará presente entre nosotros, inspirando nuestra vida, renovando nuestro interior e impulsándonos a ser testigos en medio de la realidad que nos corresponde vivir.

Fe para reconocer a Cristo

REFLEXION – MEDITACION – EVANGELIO DE DIA
Fe para reconocer a Cristo
santo Evangelio según san Mateo 13; 54-58
Miercoles 01 de Mayo de 2013
El Evangelio de Hoy

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: “dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿Acaso no es éste el hijo del carpintero?

¿No se llama María su madre y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Qué no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?”. Y se negaban a creer en él.

Entonces, Jesús les dijo: “Un profeta no es despreciado mas que en su patria y en su casa”. Y no hizo muchos milagros ahí por la incredulidad de ellos.

Palabra del Señor.

Oración
Señor, al iniciar este mes dedicado a María, pido su intercesión para saber imitar su disposición para la oración. Quiero abrir mi corazón endurecido por el egoísmo y la soberbia, quiero tener la fuerza de voluntad para guardar el silencio interior que me permita descubrir tu voluntad, porque quiero poner toda mi vida en tus manos, hoy y siempre.

Petición
¡Ven, Espíritu Santo! Dame fe, fuerza y amor para hacer esta oración.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Fe para reconocer a Cristo.

«En el pasado, en Occidente, en una sociedad considerada cristiana, la fe era el ambiente en el que se movía; la referencia y la adhesión a Dios eran, para la mayoría de la gente, parte de la vida cotidiana. Más bien era quien no creía quien tenía que justificar la propia incredulidad. En nuestro mundo la situación ha cambiado, y cada vez más el creyente debe ser capaz de dar razón de su fe. […] En nuestro tiempo se ha verificado un fenómeno particularmente peligroso para la fe: existe una forma de ateísmo que definimos, precisamente, “práctico”, en el cual no se niegan las verdades de la fe o los ritos religiosos, sino que simplemente se consideran irrelevantes para la existencia cotidiana, desgajados de la vida, inútiles. Con frecuencia, entonces, se cree en Dios de un modo superficial, y se vive “como si Dios no existiera”. Al final, sin embargo, este modo de vivir resulta aún más destructivo, porque lleva a la indiferencia hacia la fe y hacia la cuestión de Dios»

Diálogo
Jesucristo, quiero salir de esta meditación convencido que sólo Tú debes guiar mis decisiones de este día. El Papa Francisco nos recuerda que: Cristo está presente y guía a su Iglesia, no quiero permanecer indiferente a esta gracia tan maravillosa, quiero contemplarte con fe y reconocerte como el Dueño y Señor de mi vida.

Propósito
Dedicar unos minutos extras en esta oración para contemplar a Cristo con una mirada de fe.

«La capacidad intelectual Dios te la dio con el ser. El carácter, la voluntad, tú tienes que adquirirla a base de mortificación, de sacrificio amoroso»

REFLEXION – MEDITACION – EVANGELIO DE DIA
Fe para reconocer a Cristo
santo Evangelio según san Mateo 13; 54-58
Miercoles 01 de Mayo de 2013
El Evangelio de Hoy