La Transfiguración – Evangelio de Hoy

El Evangelio de Hoy
Martes 06 de Agosto de 2013
Fiesta La Transfiguración
La maravilla del amor de Dios lo vemos en su rostro transfigurado.
santo Evangelio según san Lucas 9, 28-36

Pedro y sus compañeros estaban rendidos de sueño; pero, despertándose, vieron la gloria de Jesús y de los que estaban con él. Cuando éstos se retiraban, Pedro le dijo a Jesús: “Maestro, sería bueno que nos quedáramos aquí y que hiciéramos tres chozas: una para ti, una para Moisés y otra para Elías”, sin saber lo que decía. No había terminado de hablar, cuando se formó una nube que los cubrió; y ellos, al verse envueltos por la nube, se llenaron de miedo. De la nube salió una voz que decía: “Este es mi Hijo, mi escogido; escúchenlo”. Cuando cesó la voz, se quedó Jesús solo. Los discípulos guardaron silencio y por entonces no dijeron a nadie nada de lo que habían visto. Palabra del Señor.

Oración
Jesucristo, ¡qué hermosa experiencia tuvieron Pedro, Santiago y Juan! Y hoy, de algún modo, me invitas a compartir esta experiencia en mi oración. Concédeme acallar mis preocupaciones para guardar ese silencio que me permita contemplarte y alabarte como mi Señor y mi Dios.

Petición
Señor, que mi corazón no se apegue al mundo, a lo pasajero, que sólo aspire a gozar de tu amor en la eternidad.

Meditación del Evangelio de Hoy
Fiesta La Transfiguración
La maravilla del amor de Dios lo vemos en su rostro transfigurado.

El evangelista Lucas destaca de modo especial el hecho de que Jesús se transfigurara mientras oraba: la suya es una experiencia profunda de relación con el Padre durante una especie de retiro espiritual que Jesús vive sobre un alto monte en compañía de Pedro, Santiago y Juan, los tres discípulos siempre presentes en los momentos de la manifestación divina del Maestro […] La intervención de Pedro: “Maestro, qué bien estamos aquí” representa el intento imposible de detener tal experiencia mística. Comenta san Agustín:”[Pedro]… sobre el monte… tenía a Cristo como alimento del alma. ¿Para qué descender para volver a las fatigas y a los dolores, mientras allí arriba estaba lleno de sentimientos de santo amor hacia Dios y que le inspiraban por ello una santa conducta?”. Meditando este pasaje del Evangelio, podemos extraer una enseñanza muy importante. Sobre todo, el primado de la oración, sin la cual todo el empeño del apostolado y de la caridad se reduce a activismo.

Reflexión
No hay duda, todos somos capaces de distinguir la belleza de la creación, quedamos maravillados, deslumbrados ante un cielo estrellado, un atardecer.

De la misma manera nos impacta el testimonio de una buena obra, de un hombre santo, de un acto de heroísmo.

También es cierto que cuando algo sobrepasa nuestras capacidades quedamos atónitos, sin poder explicarlo o manifestarlo verbalmente, y, si lo hacemos, lo hacemos “más o menos”.

Sin embargo, el mundo se ha malacostumbrado a pedir milagros que pasen – según él- las líneas de lo meramente natural; quiere lo espectacular, quiere actos de magia, un atardecer o una noche estrellada ya no le dice nada.

Cuándo seremos capaces de saber que la maravilla del amor de Dios, su rostro transfigurado, se muestra en esas personas que saben decir siempre sí ante los retos actuales del cristianismo.

Ahora mismo debo hacerme la pregunta de si realmente contemplando lo maravilloso del rostro de Cristo, me puedo quedar con una actitud sólo de contemplación o de mero espectador, queriendo hacer “mi tiendita” para sentirme solamente “bien” y no ver lo que significa el contemplar el rostro de Cristo y querer el compromiso de llevarle a los demás.

Diálogo
Señor, concédeme adherirme a tu voluntad de tal manera, que sea yo una sola cosa contigo. Tu amor es lo más importante en mi vida porque me ha liberado de la esclavitud de mi egoísmo y soberbia. Que tu gracia me transfigure y me convierta en luz que ilumina el camino de los demás.

Propósito
Darme el tiempo para contemplar y alabar a Cristo en la Sagrada Eucaristía.

El Evangelio de Hoy
Martes 06 de Agosto de 2013
Fiesta La Transfiguración
La maravilla del amor de Dios lo vemos en su rostro transfigurado.
santo Evangelio según san Lucas 9, 28-36

Reconocer la autoridad de Jesus – Evangelio de Hoy

Meditación del día
Reconocer la autoridad de Jesus.
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Marcos 11, 27-33
Sabado 01 de Junio de 2013

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron de nuevo a Jerusalén, y mientras Jesús caminaba por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos, y le preguntaron: «¿Con qué autoridad haces todo esto? ¿Quién te ha dado autoridad para actuar así?».

Jesús les respondió: «Les voy a hacer una pregunta. Si me la contestan, Yo les diré con qué autoridad hago todo esto. El bautismo de Juan, ¿era cosa de Dios o de los hombres? Contéstenme».

Ellos se pusieron a razonar entre sí: «Si le decimos que de Dios, nos dirá: “Entonces ¿por qué no le creyeron?”, y si le decimos que de los hombres». Pero, como le tenían miedo a la multitud, pues todos consideraban a Juan como verdadero profeta, le respondieron a Jesús: «No lo sabemos». Entonces Jesús les replicó: «Pues tampoco Yo les diré con qué autoridad hago todo esto».

Palabra de Dios

Oración
Señor, qué necios, sordos y ciegos podemos ser ante tu verdad. Queremos saber, pero hasta donde nos conviene. La gracia del Espíritu Santo no es algo que pueda merecer o conquistar, sólo puedo recibirla como puro don. Permite que su luz y su gracia penetre, en esta oración, la dura costra de mi ciego y superficial conformismo.

Petición
Señor, abre mi entendimiento y mi voluntad para que pueda recibir el mensaje de tu Evangelio con un corazón nuevo.

Meditación del Dia – El Evangelio de Hoy
Reconocer la autoridad de Jesus. Continue reading

Llamada de Cristo – El Evangelio de Hoy

Meditación del día – Reflexión del día
Saber dar lo que se nos pida ante la llamada de Cristo
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Marcos 10, 28-31
Martes 28 de Mayo de 2013

En aquel tiempo, Pedro le dijo a Jesús: «Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte».
Jesús le respondió: «Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres e hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna. Y muchos que ahora son los primeros serán los últimos, y muchos que ahora son los últimos, serán los primeros».
Palabra del Señor.

Oración
Señor, permite que esta oración me ilumine, me dé la sabiduría para que nunca me limite a dar «cosas», sino que busque en todo el bien de los demás, por el gran amor que te tengo; porque el sacrificio por una razón egoísta, no vale nada ante Ti.

Petición
Señor, ayúdame a tener siempre una recta intención en mis actos de abnegación.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Saber dar lo que se nos pida ante la llamada de Cristo Continue reading

El Evangelio de Hoy Domingo 26-MAY-2013

El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Juan 16, 12-15
Meditación del día – Reflexión del día
Una fe que se ejercita con la razón, que piensa e invita a pensar.
Domingo 26 de Mayo de 2013

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él los irá guiando hasta la verdad plena, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les anunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes».

Palabra del señor.

Oración
Señor, no puedo llenarme de Ti, de tu verdad plena, si estoy lleno de mí mismo. Quiero dejar a un lado mis angustias, mis problemas, mis anhelos vanidosos y egoístas para guardar ese silencio interior necesario para escucharte. Ven, Espíritu de verdad, que tu luz ilumine mi oración.

Petición
Santísima Trinidad, convénceme que necesito crecer y profundizar en mi fe, para que esta abarque todas las dimensiones de mi vida.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Una fe que se ejercita con la razón, que piensa e invita a pensar.
Continue reading

Dejar entrar a Jesus y seguirlo

Dejar entrar a Jesus y seguirlo
santo Evangelio según san Juan 21, 15-17
El Evangelio de Hoy
Miercoles 24 de Abril de 2013

En aquel tiempo, le preguntó Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Él le contestó: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis corderos».

Por segunda vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?» Él le respondió: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Pastorea mis ovejas».

Por tercera vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?» Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería, y le contestó: «Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas».

Palabra del Señor.

Oración introductoria
«Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero» y humildemente me acerco a Ti en esta oración. Permite que sepa acallar mis preocupaciones, mis peticiones, para poder escuchar lo que hoy me quieres decir.

Petición
Ven, Espíritu Santo, ilumina y guía mi oración.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Dejar entrar a Jesus y seguirlo

«A este entrar —o mejor dicho, ese dejarle entrar por la puerta— se refiere la pregunta repetida tres veces: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”. Ahí está lo más personal de la llamada: se dirige a Simón por su nombre propio, “Simón”, y se menciona su origen. Se le pregunta por el amor que le hace ser una sola cosa con Jesús. Así llega a las ovejas “a través de Jesús”; no las considera suyas —de Simón Pedro—, sino como el “rebaño” de Jesús.

Puesto que llega a ellas por la “puerta” que es Jesús, como llega unido a Jesús en el amor, las ovejas escuchan su voz, la voz de Jesús mismo; no siguen a Simón, sino a Jesús, por el cual y a través del cual llega a ellas, de forma que, en su guía, es Jesús mismo quien guía.

Toda esta escena acaba con las palabras de Jesús a Pedro: “Sígueme”. El episodio nos hace pensar en la escena que sigue a la primera confesión de Pedro, en la que éste había intentado apartar al Señor del camino de la cruz, a lo que el Señor respondió: “Detrás de mí”, exhortando después a todos a cargar con la cruz y a “seguirlo”. También el discípulo que ahora precede a los otros como pastor debe “seguir” a Jesús. Ello comporta —como el Señor anuncia a Pedro tras confiarle el oficio pastoral— la aceptación de la cruz, la disposición a dar la propia vida. Precisamente así se hacen concretas las palabras: “Yo soy la puerta”. De este modo Jesús mismo sigue siendo el pastor» Dejar entrar a Jesus y seguirlo

Diálogo con Cristo
«La oración es dejarse descubrir por Dios con las luces y sombras de la historia personal para que Él la sane». Aunque me cueste y no me guste reconocer mi debilidad y mis fallas en el amor, confío plenamente en que Ti, Señor y Dios mío, y te doy gracias porque sé que siempre caminas a mi lado.

Propósito
Ejercitar hoy mi confianza iniciando todas mis actividades invocando la ayuda del Espíritu Santo, y poniendo el fruto de mis obras en las manos de Dios.

«Aun de los baches se pueden sacar grandes cosas. A veces lo que para nosotros es un camino tortuoso, para Dios es un camino recto»

Dejar entrar a Jesus y seguirlo
santo Evangelio según san Juan 21, 15-17
El Evangelio de Hoy
Miercoles 24 de Abril de 2013

No temas si Dios esta contigo

 

No temas si Dios esta contigo.
El Evangelio de Hoy
Sabado 29 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 2, 22-35

Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, Ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: *Todo primogénito varón será consagrado al Señor,* y también para ofrecer, como dice la ley, *un par de tórtolas o dos pichones.*

Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: «Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos, luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel».

El padre y la Madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la Madre de Jesús, le anunció: «Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma». Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, me acerco a esta oración deseoso de tener los mismos sentimientos que Simeón y la profetisa Ana tenían. Como ellos, quiero saber esperar y saber descubrirte en cada uno de los acontecimientos de mi vida para poder vivir unido a Ti, y salir de esta oración fortalecido en la decisión de vivir para darte a conocer a los demás.

Petición
Señor, que sepa descubrirte para glorificarte y servirte en los demás.

Meditación de El Evangelio de Hoy
No temas si Dios esta contigo. Continue reading

Define tu fe y tu amor

«La vida es tu vocación y no debes, por tanto, seguir jugando al escondite cuando se te llama a luchar en primera fila. Define tu ideal, define tu fe y tu amor. Define, en una palabra, tu programa de vida, tu opción, tu esperanza, tu proyecto»
(Cristo al centro, n. 1648).

La vigilancia del corazón. Define tu fe y tu amor
02 de Diciembre de 2012
El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Lucas 21, 25-28. 34-36

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Habrá señales prodigiosas en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra, las naciones se llenarán de angustia y de miedo por el estruendo de las olas del mar; la gente se morirá de terror y de angustiosa espera por las cosas que vendrán sobre el mundo, pues hasta las estrellas se bambolearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube, con gran poder y majestad.

Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación. Estén alerta, para que los vicios, con el libertinaje, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.

Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre. Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor, creo y espero en Ti, te amo. Creo en el valor que tiene mi lucha y mi sacrifico si está unido al tuyo. Que esta meditación me dé la gracia de saber aceptar con prontitud las inspiraciones de tu Espíritu para poder llegar al cielo cuando me llegue mi tiempo

Petición
Dame la sabiduría para poder amar y seguir tu voluntad, así como el don del entendimiento para comprender con profundidad las verdades de mi fe.

Meditación de El Evangelio de Hoy
La vigilancia del corazón. Define tu fe y tu amor Continue reading

Hagan oracion continuamente

Hagan oracion continuamente
La gracia no excluye la justicia.
El Evangelio de Hoy
Sabado 01 de Diciembre de 2012
santo Evangelio según san Lucas 21, 34-36

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Estén alerta, para que los vicios, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerán de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.

Velen, pues, y hagan oracin continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre». Palabra del Señor.

Oración introductoria
Señor Jesús, aunque lo olvido frecuentemente, sé que esta vida es una preparación, una purificación para gozar plenamente de tu presencia. Permite, que esta oración, me aleje de las preocupaciones por lo material y pasajero para que, con tu gracia, alcance una vida espiritual más profunda.

Petición
Señor, concédeme que sepa detectar, para evitar, todo lo que me dé una falsa seguridad y adormezca mi corazón.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Hagan oracion continuamente, La gracia no excluye la justicia.

«La protesta contra Dios en nombre de la justicia no vale. Un mundo sin Dios es un mundo sin esperanza. Sólo Dios puede crear justicia. Y la fe nos da esta certeza: Él lo hace. La imagen del Juicio final no es en primer lugar una imagen terrorífica, sino una imagen de esperanza; quizás la imagen decisiva para nosotros de la esperanza. ¿Pero no es quizás también una imagen que da pavor? Yo diría: es una imagen que exige la responsabilidad. Una imagen, por lo tanto, de ese pavor al que se refiere san Hilario cuando dice que todo nuestro miedo está relacionado con el amor. Dios es justicia y crea justicia. Éste es nuestro consuelo y nuestra esperanza. Pero en su justicia está también la gracia. Esto lo descubrimos dirigiendo la mirada hacia el Cristo crucificado y resucitado. Ambas –justicia y gracia– han de ser vistas en su justa relación interior. La gracia no excluye la justicia. No convierte la injusticia en derecho. No es un cepillo que borra todo, de modo que cuanto se ha hecho en la tierra acabe por tener siempre igual valor» (Benedicto XVI, Encíclica Spe salvi, n. 44). Continue reading