El zapatero

EL ZAPATERO

La historia cuenta que había un zapatero que no podía cubrir sus mínimas necesidades con lo que ganaba en su trabajo.

Un día llego un hombre rico y le pidió que le arreglara sus zapatos, que estaban muy deterioradas. El hombre le dijo: te puedo dar lo que quieras si me las arreglas en este momento.

El zapatero lo miró con desconfianza y le dijo: ¿Me puedes dar tú el millón de dólares que necesito para ser feliz?

Entonces el hombre le dijo: Te puedo dar 100 millones de dólares, pero a cambio tendrías que darme tus piernas.

El zapatero respondió: ¿De qué me sirven 100 millones si no tengo piernas?

Pero el hombre insistió: Te puedo dar 500 millones de dólares, si me das tus brazos.

¿Pero Señor qué puedo hacer con 500 millones y sin brazos?, ni siquiera podría comer solo.

El Señor le habló de nuevo y dijo: Te puedo dar 1.000 millones si me das tus ojos.

El zapatero, contestó: ¿Qué puedo hacer yo con tanto dinero si no podría ver a mis hijos, a mi esposa y las cosas bellas de este mundo?

Entonces el hombre con una dulce sonrisa le dijo: Tú dices que eres pobre, pero te he ofrecido ya 1.600 millones de dólares y los has rechazado. ¿No te das cuenta lo rico que eres?, que no cambiarías por todo el dinero del mundo lo que ahora tienes.

Es importante dejar de ver las riquezas que nos rodean y que no podemos obtener, y agradecer profundamente por nuestra salud y sobre todo, por nuestra vida, que son las joyas más valiosas que podemos pose

Dí NO al Adulterio

“No cometerás adulterio”, está incluído en los Diez Mandamientos (Éxodo 20,14).

Si usted es casado, y mientras lo está, usted tiene relaciones sexuales con otra persona, usted está cometiendo adulterio. Sin embargo, el Señor Jesucristo fue aún más lejos en la definición de lo que representa Adulterio. “Ustedes han oído que se dijo: ‘No cometas adulterio.’ Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.”( Mateo 5,27)

En otras palabras, el adulterio no sólo incluye la comisión carnal del acto sexual con una persona diferente a su esposo o esposa;sino que usted lo comete hasta con mirar y desear a otra mujer o a otro hombre

Si estas casado y miras a una mujer la primera vez,estás usando el sentido de  la vista si miras por segunda vez estas permitiendo ser tentado. Si miras una tercera vez,haz abierto tu corazón al pecado.

Si usted quiere agradar a Dios, usted tiene que reprender la tentación. Dios pide exclusividad. Porque Él te sacó de Egipto, te sacó de casa de servidumbre y Él quiere que le sirvas en santidad, Él quiere que usted le honre, Él quiere que usted le dé la Gloria y dar la Gloria es que usted lo honre en Santidad, es que usted viva para Él, es que su cuerpo sea templo del Espíritu Santo, es que usted le diga, Señor si la Biblia dice que yo no debo adulterar, yo no voy a adulterar, yo prefiero agradarte a ti, bendecirte a ti, amarte a ti y serte fiel en todo.

Consejos:

*Déle mantenimiento a su matrimonio.

Porque si no se deteriora y hay algunos y algunas que están esperando como lobos, para meterse con su esposo o esposa, con sus hijos o sus hijas.

Salgan con su esposa o esposo por lo menos una vez a la semana, cuídense, díganse que se aman, que se quieren, que son importantes el uno para el otro. Seamos románticos, porque si usted no es romántico con su esposa, aparecerá un impío que sí va ser romántico con ella y se le va a ir arriba. ¿hace cuánto no le lleva flores a su esposa? ¿hace cuánto no le dice a su esposa que es importante…? No espere que alguien más se lo diga.

*Pacto de Santidad

¿A cuáles lugares está usted asistiendo? No se trata de vida social, lo correcto siempre será correcto, no se permita asistir a lugares contaminados, porque fácilmente alguien le puede proponer cosas indecorosa

*Pacto con mis Ojos

 Cuide lo que usted ve, no cometa pecado con su mirada. Usted nada tiene que estar mirando fuera de su casa, si dentro, está un esposo o una esposa que le espera todos los días para cuidarle, amarle y apoyarle. Si usted comete pecado, con sólo mirar o desear lo que no es suyo y que está en la calle, usted abre la puerta para que la serpiente del adulterio  lo pueda picar y que eso le traiga todas las consecuencias de desgracia que ya he mencionado. Santifique sus ojos y guárdese para Dios

*Renueve cada vez que pueda sus votos matrimoniales

Recuérdense cada vez el compromiso que ambos adquirieron con Dios, las promesas que se hicieron el uno al otro, recuerden lo que los llevó a estar juntos y tomar la decisión de casarse.