La caridad y El Amor hace crecer los talentos

El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Mateo 25, 14-30
Sábado 31 de Agosto de 2013
La fe nos hace reconocer los talentos,
La caridad y El Amor hace crecer los talentos

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: «El Reino de los cielos se parece también a un hombre que iba a salir de viaje a tierras lejanas; llamó a sus servidores de confianza y les encargó sus bienes. A uno le dio cinco talentos; a otro, dos; y a un tercero, uno, según la capacidad de cada uno, y luego se fue.

El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió un talento hizo un hoyo en la tierra y allí escondió el dinero de su señor.

Después de mucho tiempo regresó aquel hombre y llamó a cuentas a sus servidores.

Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; aquí tienes otros cinco, que con ellos he ganado”. Su señor le dijo: “Te felicito, siervo bueno y fiel. Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor te confiaré cosas de mucho valor. Entra a tomar parte en la alegría de tu señor”.

Se acercó luego el que había recibido dos talentos y le dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; aquí tienes otros dos, que con ellos he ganado”. Su señor le dijo: “Te felicito, siervo bueno y fiel. Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor, te confiaré cosas de mucho valor. Entra a tomar parte en la alegría de tu señor”.

Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y le dijo: “Señor, yo sabía que eres un hombre duro, que quieres cosechar lo que no has plantado y recoger lo que no has sembrado. Por eso tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo”.

El señor le respondió: “Siervo malo y perezoso. Sabías que cosecho lo que no he plantado y recojo lo que no he sembrado. ¿Por qué, entonces, no pusiste mi dinero en el banco para que, a mi regreso, lo recibiera yo con intereses? Quítenle el talento y dénselo al que tiene diez. Pues al que tiene se le dará y le sobrará; pero al que tiene poco, se le quitará aun eso poco que tiene.

Y a este hombre inútil, échenlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y la desesperación”».

Oración
Jesús, hoy comienzo mi oración teniendo presente los muchos dones con los que has enriquecido mi vida. Ayúdame a orar con un corazón contrito, porque no he sabido multiplicarlos exponencialmente. Concédeme que esta meditación me convierta un poco más a tu amor.

Petición
Señor, perdona mis pecados y dame tu gracia para seguirte fielmente.

Meditación de El Evangelio de Hoy
La fe nos hace reconocer los talentos,
La caridad y El Amor hace crecer los talentos

«Dios no se contenta con que nosotros aceptemos su amor gratuito. No se limita a amarnos, quiere atraernos hacia sí, transformarnos de un modo tan profundo que podamos decir con san Pablo: ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Cuando dejamos espacio al amor de Dios, nos hace semejantes a él, partícipes de su misma caridad. Abrirnos a su amor significa dejar que él viva en nosotros y nos lleve a amar con él, en él y como él; sólo entonces nuestra fe llega verdaderamente “a actuar por la caridad” y él mora en nosotros.

La fe es conocer la verdad y adherirse a ella; la caridad es “caminar” en la verdad. Con la fe se entra en la amistad con el Señor; con la caridad se vive y se cultiva esta amistad. La fe nos hace acoger el mandamiento del Señor y Maestro; la caridad nos da la dicha de ponerlo en práctica. En la fe somos engendrados como hijos de Dios; la caridad nos hace perseverar concretamente en este vínculo divino y dar el fruto del Espíritu Santo. La fe nos lleva a reconocer los dones que el Dios bueno y generoso nos encomienda; la caridad hace que fructifiquen»

Reflexión
« Su servicio a la Iglesia no se limita al testimonio personal de sus miembros en medio del mundo, sino que se traduce en el compromiso, como hijos de la Iglesia, de ser fermento y alma de la sociedad, transformando las realidades temporales según el espíritu del Evangelio por medio del apostolado. De aquí se desprende la necesidad de que cada miembro encuentre un lugar en la acción apostólica del Movimiento; se dé a sí mismo poniendo al servicio de la Iglesia sus talentos, su tiempo y su persona, y forje un gran corazón cristiano que sea el motor de su actividad apostólica»

Diálogo
Señor, quiero multiplicar los dones que me has dado para el bien de los demás: mis amigos, mi familia y todo el mundo que me rodea. Concédeme la gracia de conocerte, de amarte, de experimentar el don de tu amistad y ayúdame a formarme como apóstolpara estar en condiciones de darte a los demás.

Propósito
Hoy, voy a compartir un aspecto de mi fe con un amigo o miembro de mi familia.

«No son tiempos para dejar enterrados los talentos que Dios nos ha dado. Son tiempos de hacerlos fructificar»

El Evangelio de Hoy
santo Evangelio según san Mateo 25, 14-30
Sábado 31 de Agosto de 2013
La fe nos hace reconocer los talentos,
La caridad y El Amor hace crecer los talentos

El Reino de los cielos un Tesoro escondido

El Evangelio de Hoy
Viernes 30 de Agosto de 2013
El Reino de los cielos un Tesoro escondido
Santo Evangelio según san Mateo 13, 44-46

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo.

El Reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una perla muy valiosa, va y vende cuanto tiene y la compra”.

Palabra del Señor.

Oración
Jesús mío, qué precioso tesoro el poder tener este momento de oración. Ayúdame a dejar a un lado todos mis afanes para guardar ese silencio interior que me da la posibilidad de poder contemplar, alabar y experimentar tu amor.

Petición
Señor, sé Tú mi grande y único tesoro.

Meditación de El Evangelio de Hoy
El Reino de los cielos un Tesoro escondido

«La contemplación de un amor tan grande da a nuestros corazones una esperanza y una alegría que nada puede destruir. Un cristiano nunca puede estar triste porque ha encontrado a Cristo, que ha dado la vida por él. Buscar al Señor, encontrarlo, significa también acoger su Palabra, que es alegría para el corazón. El profeta Jeremías escribe: “Si encontraba tus palabras, las devoraba: tus palabras me servían de gozo, eran la alegría de mi corazón”. Aprended a leer y meditar la Sagrada Escritura; allí encontraréis una respuesta a las preguntas más profundas sobre la verdad que anida en vuestro corazón y vuestra mente. La Palabra de Dios hace que descubramos las maravillas que Dios ha obrado en la historia del hombre y que, llenos de alegría, proclamemos en alabanza y adoración: “Venid, aclamemos al Señor… postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro”»

Reflexión
«Hoy, como en los inicios del cristianismo, la renovación cristiana de la sociedad vendrá de pequeños grupos de oración y de acción que, como chispas esparcidas por el mundo, sean capaces de provocar un gran incendio; pequeños grupos que en el encuentro con Cristo, en comunión con sus Pastores y cercanos al hermano necesitado de amor, descubran la perla preciosa del Evangelio y vivan su cristianismo de modo convincente y contagioso»

Diálogo
Señor, gracias porque me regalas desde ahora la posibilidad de gozar la alegría de tu Reino, esa perla preciosa por la que vale la pena invertir mi vida entera para poseerlo. No permitas que lo cambie por lo pasajero del mundo y que lleno de amor no guarde este don sólo para mí.

Propósito
Voy a visitar a Cristo en la Eucaristía, o hacer una comunión espiritual, para darle las gracias por su amor y contemplar la belleza de su Persona, divina y humana.

«¡Cuántas almas hay que tienen sed de Dios sin conocerlo! ¡Cuántos corazones que sufren y no saben que en el de Cristo encontrarían su consuelo; y qué pocos los sacerdotes, los apóstoles que vengan a descubrirles estos tesoros!»

El Evangelio de Hoy
Viernes 30 de Agosto de 2013
El Reino de los cielos un Tesoro escondido
Santo Evangelio según san Mateo 13, 44-46

Espíritu de Verdad, Evangelio de Hoy 28-AGO-2013

El Evangelio de Hoy
Miercoles 28 de Agosto de 2013
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad. Espíritu de Verdad
Santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32

En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos: «¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque son semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre! Así también ustedes: por fuera parecen justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les construyen sepulcros a los profetas y adornan las tumbas de los justos, y dicen: “Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, nosotros no habríamos sido cómplices de ellos en el asesinato de los profetas”! Con esto ustedes están reconociendo que son hijos de los asesinos de los profetas. ¡Terminen, pues, de hacer lo que sus padres comenzaron!».

Oración
¡Oh! Espíritu Santo, Espíritu de Verdad, dirige mi corazón para actuar siempre de cara a la verdad. Espíritu de santidad, ven y renueva mi intención. Ven, Espíritu de amor, y enséñame a orar.

Petición
Jesús, dame la gracia de buscar siempre la verdad.

Meditación de El Evangelio de Hoy
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad. Espíritu de Verdad

«Los habitantes de Jerusalén y sus jefes no reconocieron a Cristo, pero, al condenarlo a muerte, dieron cumplimiento de hecho a las palabras de los profetas. Sí, la maldad y la ignorancia de los hombres no es capaz de frenar el plan divino de salvación, la redención. El mal no puede tanto.

Otra maravilla de Dios nos la recuerda el segundo salmo que acabamos de recitar: las “peñas” se transforman “en estanques, el pedernal en manantiales de agua”. Lo que podría ser piedra de tropiezo y de escándalo, con el triunfo de Jesús sobre la muerte se convierte en piedra angular: “Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”. No hay motivos, pues, para rendirse al despotismo del mal. Y pidamos al Señor Resucitado que manifieste su fuerza en nuestras debilidades y penurias» (Benedicto XVI, 26 de marzo de 2012).

Reflexión
«Los compromisos propuestos no son de ninguna manera comportamientos extraordinarios ni una añadidura a la vida cristiana. Son, más bien, expresiones tradicionales de una sana vida espiritual y de un cristianismo vivido con autenticidad. Son un modo de ponerse en contacto con las fuentes de la vida cristiana, a saber, la Palabra de Dios, la oración y los sacramentos, y alimentar con ellas el alma»

Diálogo
Padre bueno, dame la gracia de salir de esta oración decidido a vivir siempre con autenticidad venciendo el miedo al qué dirán, la rutina o ley del menor esfuerzo, para aspirar a ser tu discípulo y misionero. Aumenta mi generosidad para aportar todas mis cualidades, mi ingenio e incluso mis recursos materiales para llevarte a los demás.

Propósito
Ante las dificultades del día de hoy, recitar la jaculatoria: Cristo, en Ti confío.

«Estar atentos a que la autenticidad del testimonio personal no se corrompa por obra de la vanidad, de la falta de caridad o del desorden de la propia vida»

El Evangelio de Hoy
Miercoles 28 de Agosto de 2013
El Señor se manifiesta en nuestra debilidad.
Santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32

El Evangelio de Hoy, Lunes 26-AGO-2013

El Evangelio de Hoy
Lunes 26 de Agosto de 2013
Vivir coherentemente mi fe
Santo Evangelio según san Mateo 23, 13-22

En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos: «¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les cierran a los hombres el Reino de los cielos! Ni entran ustedes ni dejan pasar a los que quieren entrar.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para ganar un adepto y, cuando lo consiguen, lo hacen todavía más digno de condenación que ustedes mismos!

¡Ay de ustedes, guías ciegos, que enseñan que jurar por el templo no obliga, pero que jurar por el oro del templo, sí obliga! ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro o el templo, que santifica al oro? También enseñan ustedes que jurar por el altar no obliga, pero que jurar por la ofrenda que está sobre él, sí obliga. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar, que santifica a la ofrenda? Quien jura, pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él. Quien jura por el templo, jura por él y por aquel que lo habita. Y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por aquel que está sentado en él».

Oración
Jesús, gracias por la dureza de tus palabras ante la actitud de los escribas y fariseos: me motivan a redoblar mi esfuerzo por vivir auténticamente mi fe. Humildemente te pido que ilumines esta oración para que sepa renunciar a los halagos del mundo y sólo pretenda ser un auténtico discípulo y misionero de tu amor.

Petición
Señor, ayúdame a ser y a vivir coherentemente mi fe.

Meditación de El Evangelio de Hoy
Vivir coherentemente mi fe

«En el Evangelio hay otra palabra de Jesús dirigida a los escribas y fariseos, a los cuales el Señor les reprocha de cerrar el reino de los cielos a los hombres. Estas palabras también nos ayudan a comprender la promesa hecha a Pedro: a él, en cuanto fiel administrador del mensaje de Cristo, le corresponde abrir la puerta del reino de los cielos, y juzgar si aceptar o excluir. Las dos imágenes – la de las llaves y la de atar y desatar – expresan por tanto significados similares y se refuerzan mutuamente. La expresión «atar y desatar» forma parte del lenguaje rabínico y alude por un lado a las decisiones doctrinales, por otro al poder disciplinar, es decir a la facultad de aplicar y de levantar la excomunión. El paralelismo “en la tierra… en los cielos” garantiza que las decisiones de Pedro en el ejercicio de su función eclesial también son válidas ante Dios»

Reflexión
«La caridad es el sello de autenticidad de todo apostolado ya que encierra en sí toda la fuerza evangelizadora del cristianismo, como un impulso incontenible que lleva a servir a todos los hombres, especialmente a los más necesitados. «En una vida cristiana donde su esencia no sea la vivencia de la práctica de la caridad no podrá existir una auténtica santidad cristiana».»

Diálogo
Señor, ¡qué maravilloso es tratar con personas que son sencillas y transparentes! Ninguna doble cara ni falsedades para aparentar. Señor, dame esa gracia, esa sinceridad de corazón, también cuando trato contigo en la oración.

Propósito
Voy a confiar en mi llamada a ser discípulo y misionero de Cristo, especialmente en mi propia familia, para dar a conocer hoy, en palabras y obras de caridad, la grandeza del amor de Dios.

«No podemos vivir el cristianismo rutinariamente; se requiere la autenticidad en el testimonio de nuestra propia vida»

El Evangelio de Hoy
Lunes 26 de Agosto de 2013
Vivir coherentemente mi fe
Santo Evangelio según san Mateo 23, 13-22

Dejen que los niños se vengan a mi

El Evangelio de Hoy
Sabado 17 de Agosto de 2013
Dejen que los niños se vengan a mi
El corazón y la confianza de un niño.
Santo Evangelio según san Mateo 19, 13-15

En aquel tiempo, le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orase por ellos. Los discípulos regañaron a la gente; pero Jesús les dijo: «Dejen a los niños y no les impidan que se acerquen a mí, porque de los que son como ellos es el Reino de los cielos». Después les impuso las manos y continuó su camino.

Palabra del Señor.

Continue reading

Desde un principio los hizo hombre y mujer

El Evanglio de Hoy
Viernes 16 de Agosto de 2013
Desde un principio los hizo hombre y mujer
Santo Evangelio según san Mateo 19, 3-12

mas reflexiones del matrimonio CLICK

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y, para ponerle una trampa, le preguntaron: «¿Le está permitido al hombre divorciarse de su esposa por cualquier motivo?».

Jesús les respondió: «¿No han leído que el Creador, desde un principio ‘los hizo hombre y mujer,’ y dijo: “Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, para unirse a su mujer, y serán los dos una sola cosa?” De modo que ya no son dos, sino una sola cosa. Así pues, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre». Continue reading

Evangelio de hoy 14 agosto 2013

Evangelio de hoy según san Mateo, 18, 15-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Oración
Señor, gracias, por ser tan bueno. Por darme la oportunidad de este momento de oración. Ayúdame a estar atento a las inspiraciones de tu Espíritu Santo. Este día seguramente estará lleno de desafíos y actividades, oportunidades para perdonar y buscar el perdón: con tu gracia lo podré vivir plenamente.

Petición
Concédeme cultivar, Señor, un alma contemplativa, sencilla y alegre para lograr ser un instrumento de tu paz.

Meditación del Papa
Evangelio de hoy según san Mateo, 18, 15-20

Otro fruto de la caridad en la comunidad es la oración en común. Dice Jesús: «Si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre que está en el cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». La oración personal es ciertamente importante, es más, indispensable, pero el Señor asegura su presencia a la comunidad que -incluso siendo muy pequeña- es unida y unánime, porque ella refleja la realidad misma de Dios uno y trino, perfecta comunión de amor. Dice Orígenes que «debemos ejercitarnos en esta sinfonía», es decir en esta concordia dentro de la comunidad cristiana. Debemos ejercitarnos tanto en la corrección fraterna, que requiere mucha humildad y sencillez de corazón, como en la oración, para que suba a Dios desde una comunidad verdaderamente unida en Cristo.(Benedicto XVI, 4 de septiembre de 2011).

Reflexión

Nos dice nuestro Señor que «si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento- repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, habrás salvado a tu hermano». Con esto nos está diciendo el Señor que la corrección es un bien y un servicio que se hace al prójimo. Pero aquí también hay reglas del juego, y hemos de tenerlas muy en cuenta para practicar cristianamente estos consejos de nuestro Señor. Veamos algunas de ellas.

La primera es que, antes de corregir a los propios hijos o a nuestros educandos, debemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos en aquello mismo que corregimos a los demás; y, por tanto, el que corrige -ya se trate de un maestro, de un educador y, con mayor razón, de un padre o madre de familia- debe hacerlo primero con el propio testimonio de vida y ejemplo de virtud, y después también podrá hacerlo con la palabra y el consejo. Nunca mejor que en estas circunstancias hemos de tener presente el sabio proverbio popular de que «las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra». Las personas –sobre todo los niños, los adolescentes y los jóvenes– se dejan persuadir con mayor facilidad cuando ven un buen ejemplo que cuando escuchan una palabra de corrección o una llamada al orden.

La segunda regla es que, al corregir, hemos de ser muy benévolos y respetuosos con las personas, sin humillarlas ni abochornarlas jamás, y mucho menos en público. ¡Cuántas veces un joven llega a sufrir graves lesiones en su psicología y afectividad por una educación errada! Y es un hecho que muchos hombres han quedado marcados con graves complejos, nunca superados, a causa de las humillaciones y atropellos que sufrieron en su infancia por parte de quienes ejercían la autoridad. Y no digo yo que no hay que corregir a los niños -dizque para no traumarlos, pero sí que hay formas y formas.

Diálogo
Señor, te pedimos que al corregir, procuremos usar una gran bondad, mansedumbre y miramiento, y de un hondo sentido de la justicia y la equidad.

Si somos corregidos alguna vez –pues también nosotros estamos sometidos a autoridad–, no nos rebelemos ni tomemos a mal la corrección, sino con buen ánimo, con humildad y sencillez, según Tus palabras: «Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor y no te abatas cuando seas por Él reprendido; porque el Señor reprende a los que ama, y castiga a todo el que por hijo acoge» (Hb 12, 5-6; Prov 3, 11-12).

Petición
Te pedimos para que sepamos dar una educación y ejemplo auténticamente cristiana a nuestros hijos y a los niños y jóvenes confiados a nuestro cuidado o que puedan aprender de nosotros.

Evangelio de hoy según san Mateo, 18, 15-20

El que reciba a un niño en mi nombre, me recibe a mi

El Evangelio de Hoy
Martes 13 de Agosto de 2013
El que reciba a un niño en mi nombre, me recibe a mi
Santo Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10. 12-14

En cierta ocasión, los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el más grande en el Reino de los cielos?»

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: «Yo les aseguro a ustedes que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielos». Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el Reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí. Continue reading